Tras leer tantos manuales, ¿aún no sabes cómo colocar tu home cinema?

Después de mucho tiempo buscando, preguntando e informándote por fin has encontrado el equipo de cine en casa que más te conviene, el que mejor se adapta a tus necesidades. Lo compras, llegas a casa, lo instalas y empiezas a probarlo todo ilusionado. Pero, ¿qué pasa? Hay algo raro. No se oye tan bien como en la tienda. ¿Qué estoy haciendo mal?

No te preocupes, es de lo más normal y nos ha pasado a todos. Lo más probable es que no hayas situado el equipo o alguno de los altavoces como deberías para lograr el mejor resultado y estés obteniendo el típico sonido retumbón, falto de definición y carente de realismo.

¿Cómo solucionarlo? A continuación te contamos todo lo que necesitas saber para colocar tu home cinema en su posición óptima y no morir en el intento.

 

 

Huye de las esquinas y del efecto pared

posición de altavoces en fase

Sea cual sea tu equipo de audio (barra de sonido, kit multicanal o receptor más altavoces), si quieres un buen sonido tendrás que colocar los altavoces lo más parecido al caso ideal para el que han sido diseñados. Si tu salón o sala de ocio es como la de la mayoría de los mortales, seguro que está repleta de obstáculos como estanterías, mesas, muebles, lámparas, etc.

Estos objetos dificultan la ubicación de los equipos de sonido ya que interfieren en el resultado final, generalmente empeorándolo. ¿Qué hacer? Aunque puede haber casos muy difíciles de solucionar, muchos problemas (sobre todo el del sonido retumbón) se solucionarán o minimizarán si no colocas los altavoces en las esquinas de la habitación ni pegados a las paredes.

¿Por qué? Pues porque en las esquinas vamos a sobreexcitar las ondas estacionarias de la sala obteniendo como resultado un exceso de graves poco agradable y que sin duda enfadarán a los vecinos. ¡Es todo un pecado audiófilo colocar los altavoces en la esquina del salón!

Lo mismo sucederá si colocamos los bafles muy cerca de la pared, sobre todo si son de tipo bass-reflex, de esos que tienen salida de aire resonante. En este caso podría darse el caso de que obtengas unas bajas frecuencias incontrolables y muy molestas.

sistema sonido 5.1 colocacion altavoces

Para evitarlo, trata de colocar los altavoces por lo menos a unos 40-50 cm de cualquier pared o esquina, incluso los altavoces surround. De este modo y si sigues el resto de consejos que te vamos a dar, lograrás tener a raya las bajas frecuencias, que suelen ser las que más incordian a la hora de poner al máximo tu home cinema.

Los tres altavoces frontales (central más estéreo izquierda y derecha), deberán encontrarse en el mismo plano frontal de emisión de sonido y a ser posible con la sección encargada de reproducir las frecuencias medias y agudas a la misma altura.

El altavoz central deberá estar siempre situado justo enfrente de los espectadores, con el tweeter (que reproducirá los agudos) apuntándote directamente a la cabeza. Además, entre el altavoz izquierdo y derecho tendría que haber un ángulo de 60 grados con respecto al asiento central.

posición altavoces

En cuanto a los altavoces surround o de sonido envolvente, en el caso ideal para un sistema 5.1, deberían estar situados con un ángulo de entre 90 y 110 grados detrás de nuestras cabezas, apuntando directamente a nuestros oídos con respecto a la esfera imaginaria que envuelve al espectador y a una altura sobre la cabeza de entre 50 y 70 cm.

 

 

Que el factor WAF no perjudique a tu subwoofer

subwoofer sonos en pared junto a sillón

Aunque te cueste reconocerlo, lo más probable es que tu pasión audiófila se vea afectada en mayor o menor grado por el temible factor WAF (Wife Acceptance Factor o en español Factor de Aceptación de la Esposa).

Se trata de esa eterna lucha entre el bien y el mal, entre tus ganas de montar unos gigantescos altavoces mejores que los del cine de la esquina y el rechazo de tu pareja, madre, novia, novio, compañeros de piso, etc. por motivos estéticos.

Y ¿quién es el más perjudicado por este factor condicionante? Pues el pobre subwoofer, ese cajón que muchas veces tenemos olvidado en un rincón del salón y que siempre nos parecerá demasiado pequeño. ¡No te dejes convencer!

El subwoofer es una pieza clave para tener unos graves impactantes y contundentes, lo cual no está reñido para que éstos sean agradables y controlados. Para ello deberás tomar unas precauciones básicas:

  • Para empezar, al igual que con el resto de altavoces, no lo coloques en las esquinas de la sala y si puedes sepáralo un poco de la pared, a unos 40-50 cm.
  • No lo coloques sobre elementos estructurales de la vivienda ni decorativos que puedan resonar, como vigas, cimientos, muebles, puertas, ventanas de cristal, etc.
  • Tampoco coloques sobre él objetos que puedan vibrar, a no ser que tu modelo sea uno con doble driver como el subwoofer SUB de Sonos  cuya tecnología antivibraciones puedes ver en el siguiente vídeo:

 

  • Puede que obtengas mejores resultados colocándolo en una posición algo extraña, como por ejemplo en la pared del fondo de la sala o en una lateral apuntando hacia la pared opuesta.
  • Intenta buscar el punto idóneo de ubicación: reproduce alguna película con muchos graves, coloca el subwoofer en el sitio donde te sientas a ver la tele habitualmente y muévete por la sala hasta que des con uno o varios lugares en los que los graves están controlados y no retumban. Esos serán los mejores lugares para situarlo.
  • Si tu modelo lo permite, una vez colocado en el mejor sitio posible juega con el control de fase hasta terminar de ajustar la posición

 

 

No seas perezoso, utiliza los sistemas de corrección acústica

medidas ecualización

La mayoría de sistemas de audio de alta fidelidad modernos tiene integrado, de una u otra forma, un sistema de corrección acústica que permite solucionar algunos problemas de falta de nitidez, ecos, mala ecualización, etc.

No seas perezoso y dedícale el tiempo que sea necesario a explotar sus posibilidades, lograrás un sonido mucho más equilibrado, nítido, definido, impactante y que dejará con la boca abierta a las visitas. ¿Por qué? Pues porque, entre otras cosas, los receptores y amplificadores modernos vienen con potentes sistemas de procesamiento digital que te permitirán:

  • Ajustar la distancia entre los altavoces y el espectador de forma correcta
  • Ajustar la potencia sonora, el volumen, de cada altavoz de forma individual
  • Encontrar la mejor ecualización para tu sala de forma casi automática
  • Eliminar una buena parte de las ondas resonantes y esos graves retumbones
  • Elegir el mejor modo de audición para tu sala

Trata de leer las instrucciones del fabricante y utiliza los modos de corrección acústica de tu nuevo equipo. ¿Cómo saber si el tuyo tiene uno? Pues muy sencillo, porque vendrá con un micrófono que deberás colocar en el punto de audición.

Por ejemplo, modelos como el Onkyo TX-NR838  o el Yamaha RX-V 577 te ayudarán de forma automatizada a obtener los mejores resultados y todo ello mediante una interfaz de lo más sencilla y cómoda de usar, como puedes comprobar en el siguiente vídeo:

 

Ver más equipos HiFi

 

 

Si tú solo no puedes, pide ayuda a un profesional

media markt power service

Ya has visto la teoría básica, pero aún así, si eres primerizo en la instalación de equipos de audio, probablemente  te seguirá resultando complicado tener en cuenta todas estas instrucciones y llevarlas a cabo con soltura.  ¿Qué puedes hacer? Pues pedir ayuda a un familiar o amigo que entienda más de estos temas.

¿Y si no tienes ningún conocido que controle del tema audiófilo? Tranquilo, siempre puedes recurrir a la ayuda de un profesional con amplia experiencia que haya instalado con éxito cientos de equipos como el tuyo. ¿No sabes dónde encontrarlo? Pues por ejemplo en el Power Service de Media Markt.

¡Que no te pueda la soberbia!, si necesitas ayuda, pídela o te arriesgarás a sufrir un infierno de graves descontrolados, medios faltos de realismo y agudos pobres, desfasados y chillones que harán que tu flamante equipo de sonido no luzca como debería.

 

 

[newsletter utm=”colocar-altavoces”]

HACE 6 AÑOS