Guía “nerd” sobre calculadoras: qué debes tener en cuenta antes de pillar una

3 COMENTARIOS

calculadora

“Necesito una calculadora”. Parece una frase que no va a complicarte mucho la vida, ¿verdad? Simplemente necesitas algo que calcule cosas, así que buscas algo por Internet… y te encuentras con un montón de modelos distintos, cada uno con varias funciones y, por supuesto, precios. ¿Cuál elegir? Hoy os ofrecemos una guía para no iniciados en este mundillo.

Lo primero es ver para qué quieres tu calculadora. No es lo mismo comprar una para estudiar en Bachillerato que una para estudiar y trabajar como ingeniero aeronáutico. Para el primer caso, probablemente una calculadora básica de una línea valdrá: suelen contar con todas las constantes necesarias para hacer cálculos físicos y con todas las operaciones necesarias (trigonométricas, logaritmos, combinatoria…)

 

Calculadoras básicas para ESO y Bachillerato

Casio Bachillerato

Aunque por sólo un poco más de dinero te puedes encontrar calculadoras de dos líneas con las mismas funciones pero más cómodas de usar, ya que puedes ver qué operación estás haciendo mientras la escribes en lugar de rezar para que hayas puesto el paréntesis donde toca y no te fastidie el cálculo, como ocurre con las de una línea.

Este tipo de calculadoras suelen ser las apropiadas para el Bachillerato y/o Educación Secundaria, ya que muchos profesores no dejan calculadoras gráficas o programables en los exámenes.

Sin salirnos mucho del presupuesto, podemos encontrar calculadoras que, sin ser demasiado complejas, nos ayudarán con bastantes más operaciones. Un ejemplo es la Casio FX-570ES, que permite hacer cálculos con números complejos, resolución de ecuaciones y sistemas, derivadas e integrales o estadística de una y dos variables.

 

¿Necesitas más? Calculadoras programables

Calculadoras avanzadas

El siguiente paso son las calculadoras programables, que habitualmente son también gráficas y suelen ser las más apropiadas para ingenierías. Aquí puedes olvidarte ya de pantallas pequeñas: tendrás pantallas de varias líneas donde podrás ver todas las operaciones que has hecho, dibujar gráficos, ver y editar matrices para operar con ellas y, por supuesto, editar programas.

Una buena opción es la TI 84, que permite realizar gráficas de funciones y operar con ellas (buscar intersecciones, raíces o hacer integraciones numéricas, por ejemplo) . También es potente en el apartado estadístico, con contrastes de hipótesis, funciones de distribución y análisis de una y dos variables; y por supuesto en el algebraico con operaciones con matrices, solucionador de sistemas de ecuaciones y cálculo con números complejos.

Estas calculadoras suelen tener además conexión USB con el ordenador, de tal forma que puedes descargar e instalar programas para ampliar funcionalidades si se te quedan cortas. Por ejemplo, si tienes la Texas Instruments TI-83/84 (son las requeridas en, por ejemplo, el Bachillerato Internacional), hay sitios donde podrás descargarte programas financieros o de cálculo simbólico.

A modo de curiosidad, debes saber que también (aunque esto no te lo hemos dicho nosotros) se pueden descargar juegos más o menos básicos para esos ratos de aburrimiento. Hay que tener en cuenta, eso sí, que estas calculadoras no tienen almacenamiento ilimitado y no vais a poder descargar muchos programas grandes. Algunas calculadoras, las de gama más alta, tienen un hueco para tarjetas de almacenamiento para ampliar espacio.

Normalmente estas son las calculadoras más avanzadas que se suelen comprar (de hecho, muchas veces vienen recomendadas o impuestas por tu profesor o escuela). Sus precios varían desde los 50 hasta los 100 o 200 euros, dependiendo de las características que quieras. Una pantalla a color, por ejemplo, puede aumentar bastante el precio, aunque este no sea el caso de la TI 84 Plus Silver.

El siguiente nivel son calculadoras con interfaz gráfica, muchas veces táctiles, sólo recomendadas para los usuarios muy avanzados que requieran características específicas y la portabilidad que no puedan tener con un ordenador portátil.

 

[newsletter utm=”guia-calculadoras”]

HACE 4 AÑOS