REVIEWS

‘Hacerse el pollo’, la nueva tendencia en redes sociales

11 COMENTARIOS

Compartir en Facebook

750x500_desnudo

Si bien hace unos años los tradicionales y divertidos fotomontajes dieron paso a otra serie de tendencias como los selfies y el planking –el protagonista de la imagen posa tumbado boca abajo en lugares inusuales-, parece que el afán por conseguir la composición más original está desembocando en prácticas de dudoso gusto como el Nutscaping –tomar la captura de un paisaje con los testículos colgando en la parte superior-; y/o el FrozenChook, un movimiento que, sin duda, ha llamado nuestra atención.

En qué consiste el FrozenChook

Aunque no tan obscena -pero fruto también de “mentes ilustradas”-, esta moda con página web propia, consiste en hacerse una foto emulando la postura de un pollo congelado.

Las “estrellas implicadas”, habitualmente jóvenes, aparecen en posición fetal, desnudos, con los codos pegados al cuerpo y las manos abiertas hacia arriba; encogidos como si esta ave de corral fuesen.

Y no, no pretenden denunciar nada ni se trata de una agresiva campaña de los veganos más atrevidos. La idea, que nació de la mano de un grupo de amigos neozelandeses, persigue –sí, meramente- el objetivo de parecerse lo máximo posible a uno de estos animales, imitando, eso sí, el aspecto con el que se comercializan en el supermercado, incluso con su envase de plástico. Ahora bien, la “gracia” también radica en aparecer en cualquier lugar.

2D32C41B00000578-3264891-image-a-7_1444310989707

CSJlkpbUYAErwf8.jpg-large 2De hecho y según la página de Facebook de FrozenChook, se han visto personas llevando a cabo esta estrambótica tendencia, desde en carreteras hasta en el interior de un Kentucky Fried Chicken , e incluso sobre el techo de un taxi. “Puedes hacerlo casi en cualquier parte, siempre y cuando te encuentres cómodo estando desnudo en público y no des marcha atrás”, comenta una portavoz de la web.

2D32C42A00000578-3264891-image-a-12_1444311982961

Tal es así y como consecuencia de su popularidad, que algunos usuarios lo han llegado a probar en el estadio de baloncesto de Nueva York, en el metro de Londres y otras ubicaciones conocidas. “Mientras la gente se sienta segura y respete al resto, se trata de reírse y no tomarse la vida tan en serio”, justifican sus creadores.
hacerse-el-pollo-4
En todo caso y de momento, su cuestionable ocurrencia no cuenta con un número significativo de usuarios en Facebook ni Twitter, pero sí con cientos de usuarios que han decidido enviar su foto. Y las hay de muy diverso tipo: desde las que rayan el mal gusto sin dudarlo, hasta otras más artísticas.

Deja un comentario

11 comentarios

    Que pena de gente…….y lo mejor……la llaman artistas.
    Un mundo lleno de incultos y una prensa que no sabe que publicar.

    Un verdadero pollo jamás posaría delante de un restaurante KFC, no son dignos de hacerse llamar pollos.