VÍDEOS

Así es Zowi, el robot de BQ para niños

Así es el Zowi, el robot de BQ para niños

Con el robot Zowi, BQ continua apostando por la formación en el mundo de la programación y de la robótica. Estos últimos años hemos visto proliferar un montón de juguetes electrónicos y Zowi es un gran ejemplo de ello. En MediaTrends te explicamos cómo funciona este robot para que los niños aprendan a programar.

BQ no sólo fabrica smartphones si no que, como bien sabrás, también apuesta, y mucho, por la formación. Zowi es un juguete/robot con el que podemos jugar pero que, no nos engañemos, su principal objetivo es descubrir el mundo de la programación.

Así es el Zowi, el robot de BQ para niños

Componentes electrónicos

Así es el Zowi, el robot de BQ para niños

    • Placa controladora Zowi con zumbador y micrófono incorporado
    • Sensor ultrasonidos Zowi
    • Matriz de LED de 5 x 6 pxv
    • Batería recargable LiPo 3,7V 4040mAh
    • 4 Servos Futaba s3003
    • Cable ultrasonidos
    • Cable matriz de LED
    • Medidas: 140x150x93mm
    • Peso: 461gr
    • Compatible con Arduino.

Así es el Zowi, el robot de BQ para niños

4 maneras de utilizar a Zowi

Zowi tiene 4 capas, 4 usos para diferentes usuarios y que varían según los conocimientos de programación que tengan.

Así es el Zowi, el robot de BQ para niños

En primer lugar podemos utilizar a Zowi como juguete ya que trae 3 funciones precargadas: baile aleatorio, caminar esquivando obstáculos o que responda a sonidos o a ligeros golpes en su cabeza. Obviamente, esta es la opción para los más pequeños. Hay que recordar que BQ recomienda a Zowi para niños a partir de 8 años.

Así es el Zowi, el robot de BQ para niños

Por otra parte, también podemos usar el robot de BQ como juguete electrónico gracias a la Zowi App. Con esta aplicación (compatible solo con dispositivos Android con una versión posterior a la 4.0.3) podremos moverlo de manera teledirigida, programar una secuencia de movimientos y reproducirla y jugar al juego “repite con Zowi”. Este último juego consiste en que el robot realiza una serie de pasos y el usuario tiene que adivinar cuáles son y en qué orden los ha ejecutado.

Más que un juguete

Así es el Zowi, el robot de BQ para niños

Pero los usos de Zowi van más allá ya que BQ propone que los usuarios avanzados puedan reprogramarlo. Una vez conectado el robot a nuestro ordenador con el cable micro USB, el propietario de Zowi deberá entrar en la aplicación web bitbloq 2.0 (bitbloq.bq.com). La aplicación es de fácil uso ya que se basa en la colocación de bloques, tipo Scratch, por lo que no es necesario escribir código. Utilizaremos funciones específicas de Zowi, como “Zowi anda 4 veces” o “Zowi muestra expresión de felicidad” en la aplicación. De todos modos, si somos usuarios avanzados, podremos exportar el código generado por bitbloq 2.0 a cualquier software compatible con Arduino. Y no te preocupes, porque tienes tutoriales que te van a ir guiando en todo el proceso.

Así es el Zowi, el robot de BQ para niños

En definitiva, Zowi está formado por una serie de componentes electrónicos y una carcasa y equipa un hardware 100% compatible con Arduino. Así que también podremos utilizar a Zowi como kit de electrónica. Este robot se puede combinar perfectamente con cualquier otro hardware o software compatible con esta plataforma y por supuesto, se puede combinar con el resto de productos de robótica de BQ, como por ejemplo el robot Evolution.

Así es el Zowi, el robot de BQ para niños

Sin olvidarnos de que si tenemos acceso a una impresora 3D podemos cambiar la carcasa de Zowi con nuestros diseños. En zowi.bq.com y diwo.bq.com puedes encontrar información más detallada sobre esto y también diferentes proyectos compartidos por la comunidad de BQ por si quieres investigar.  Así que las posibilidades de Zowi son, en este caso, infinitas.

Precio y disponibilidad

Zowi, el robot de Clan TV

 

Si quieres consultar el precio y la disponibilidad del robot Zowi de BQ, lo puedes hacer en las tiendas Media Markt.

Conclusiones

Así es el Zowi, el robot de BQ para niños

    • Todo
    • El diseño, la apuesta por la educación, su capacidad de ampliación y por su hospital de robots, el nombre que BQ ha acertado a ponerle a su servicio técnico
    • Se echa de menos que no se pueda programar con la app de Zowi. Siempre lo debemos conectar al ordenador
    • Siendo un juguete educativo, también se echa de menos un juego más completo y no un simple cuestionario. Conociendo a BQ, seguramente pronto veremos novedades al respecto.

Deja un comentario