TENDENCIAS

El sonido de tu cráneo será tu próxima contraseña

Los hackers se las ingenian cada vez más para robar nuestras contraseñas y hacerse con toda nuestra información. De ahí que los sistemas informáticos mejoren cada vez más y un grupo de científicos trabaje en un sistema llamado SkullConduct para poder identificarnos con el ruido del cráneo.

Seguro que más de una vez te has vuelto loco intentando elegir una contraseña: debe tener al menos una mayúscula, una minúscula, combinación de letras y números, caracteres especiales… Los requisitos son cada vez más exigentes, tanto, que a veces puede llevarnos un buen rato dar con la contraseña perfecta. Lo de acordarnos de ella en el futuro es ya otra historia.

El sonido del cráneo

En los últimos tiempos van surgiendo sistemas de reconocimiento alternativos basados en contraseñas biométricas como la huella dactilar o el reconocimiento del iris. Ahora se da un paso más al tratar de usar el sonido del cráneo. Éste es diferente en cada persona por lo que es prácticamente imposible que sea clonado, al contrario de lo que ocurre con otras formas de reconocimiento.

shutterstock_382948573

El sonido del cráneo es una vibración imperceptible y única en cada persona que proviene del interior del cuerpo. Esta vibración se produce como respuesta a una señal ultrasónica. Para identificarte con el sonido de tu cráneo necesitarás un altavoz y un micrófono conectado a la cabeza.

Desarrollado por un equipo de científicos de la Universidad de Stuttgart, la Universidad de Saarland y el Instituto Informático Max Planck de Alemania, las primeras pruebas son más que optimistas. A pesar de que sólo se ha probado con 10 personas, se ha llegado al 97 por ciento de acierto.

¿Las ventajas? Por ejemplo podrías desbloquear tu teléfono con sólo acercarlo a tu cabeza, sin necesidad de introducir los códigos de seguridad o poner tu huella dactilar.

Disponibilidad

cabeza-craneo-contraseña

De momento SkullConduct es un prototipo en el que los científicos siguen trabajando para mejorarlo. No en vano, no funciona con ruido ambiente, por lo que su uso quedaría limitado a lugares muy concretos y reducidos. Además, el sonido que usan resulta molesto para algunas personas, por lo que también sería necesario mejorar este aspecto.

Por último, falta un dispositivo que mida las vibraciones, por lo que están trabajando en del desarrollar algo parecido a las conocidas Google Glass. Por ello, aún no se desconoce si terminará por salir al mercado. 

HACE 4 AÑOS