COMPARATIVAS

Así será la Realidad Mixta del futuro: 6 vídeos espectaculares

La realidad virtual es una tendencia clara y va a ser una de las estrellas de la Navidad por el lanzamiento de varios dispositivos como las Playstation VR. Al otro lado, la realidad aumentada está resurgiendo gracias a nuevas aplicaciones como Pokémon Go. Pero, ¿qué pasa si mezclamos realidad virtual y aumentada? Que el resultado se llama realidad mixta y es simplemente espectacular.

El concepto ‘realidad mixta’ en sí no es nuevo, sino que lleva años trabajándose por varias empresas, sólo que ahora está más cerca que nunca y se empiezan a ver los primeros resultados.

vídeos de realidad mixta--mediatrends2

Parte de una base teórica simple pero técnica complicada: una mezcla entre realidad virtual y la realidad aumentada. Recordamos que la primera se trata de la generación a través un ordenador de una realidad alternativa que, proyectada frente al usuario, este siente que está dentro de ella y en la cual puede interactuar. La segunda es algo diferente: la visión del entorno real está allí, pero gracias a la cámara y la pantalla de un dispositivo, el usuario puede ver objetos que no están presentes en el mundo real y, también, interactuar.

La realidad mixta, pues, une lo mejor de ambas tecnologías para presentar una nueva forma de vivir la realidad. Cada uno decidirá si se está más cerca de una tecnología u otra, pero poco a poco se va avanzando hacia lo que podría ser el futuro del día a día: una mezcla perfecta del mundo real con elementos virtuales y, quién sabe, sin dispositivos de por medio.

Todo ello es posible gracias a los avances en tecnología, desde los sensores (giroscopios, acelerómetros) a la proyección de imágenes en lentes, pasando por las cámaras en 3D (como el sistema de Intel Real Sense) y, cómo no, el hardware y el software.

Un ejemplo de realidad mixta

Un buen ejemplo de cómo podría ser ese mundo es un vídeo del diseñador japonés Keiichi Matsuda. En una creación llamada “hyper-reality” (hiper-realidad), este creativo se imagina en poco más de seis minutos cómo podría ser el futuro: una viaje en autobús, una conversación a distancia, la compra en un supermercado… Todo ello, mezclando realidad e imágenes superpuestas, desde búsquedas en Internet a traducciones instantáneas automáticas del entorno.

El vídeo es interesante como muestra imaginativa pero también porque presenta elementos de controversia, como una publicidad excesiva o incluso ciberdelincuencia, es decir, que en este nuevo entorno también podrían surgir nuevas preocupaciones.

Hololens

Hololens.

Más allá de la imaginación del diseñador, hay ya algunos proyectos de empresas que trabajan en este sentido.

Uno de los más conocidos es el de Microsoft y sus Hololens, sus gafas especiales que mezclan imágenes reales y realidad virtual (una especie de hologramas). Anunciadas en enero del año 2015 por primera vez, y ya en fase de pruebas para desarrolladores, este casco especial se podrá usar en entornos reales (las gafas permiten ver a través de ellas). Equipado con una cámara que analiza el entorno, el dispositivo proyecta imágenes sobre el cristal de las gafas adaptándolo a lo que el usuario está viendo y, además, permite interactuar con gestos con el escenario.

Así, las gafas permiten por ejemplo proyectar en una pared una videoconferencia, jugar con Minecraft y convertir una mesa en un castillo o proyectar el manual de instrucciones de una máquina mientras se utiliza ésta. En el futuro, se pueden imaginar todo tipo de aplicaciones, en especial las relacionadas con el mundo de la medicina, por ejemplo.

Aún no hay fecha de lanzamiento, pero su llegada al mercado podría darse el próximo año.

Magic Leap

Magic Leap.

Además del proyecto de Microsoft, hay otro que despierta gran interés denominado Magic Leap. Se trata de una startup de Estados Unidos que ha despertado gran interés por parte de los inversores (entre ellos Qualcomm y Google) y cuya tecnología sigue siendo prácticamente un misterio, si más no en la forma en cómo nos va a llegar al mercado.

Con sumo secretismo, la compañía ha dejado ir sólo algunos detalles de lo que está preparando. Su fundador, Rony Abovitz, no ha desvelado si serán unas gafas o qué tipo de dispositivo, pero sí que se trata de un sistema basado en un chip fotónico de cristal que principalmente permite crear la sensación de profundidad.

En este cristal especial se pueden proyectar imágenes, de tal manera que la experiencia del usuario será de una realidad mixta, según muestran los vídeos, muy satisfactoria.

Eso sí, el proyecto está rodeado de misterio, pues hay poca información sobre él y las apariciones públicas de Abovitz son muy escasas. Falta información, pero pinta muy bien.

En conclusión

Si aún no has probado la realidad virtual, te recomendamos hacerlo porque, por fin, se han creado experiencias realmente buenas. Sin embargo, sus detractores destacan el aislamiento del mundo real, algo que la realidad mixta que nos llegará suple con nota: un mix perfecto entre el entorno real e información virtual.

Aún falta tiempo para que podamos ver proyectos reales y lanzados a gran escala, pero los avances que se están dando hacen prever que el futuro está más cerca de lo que imaginamos.

HACE 3 AÑOS