HOW-TO

8 consejos para dominar la luz en tus fotografías

Comprender cómo mide la luz la cámara y cómo entra en el sensor es el primer paso para dominar la Fotografía. Deja a un lado el modo automático, estudia las condiciones de luz y ajusta los valores de tu cámara manualmente para conseguir los efectos que verdaderamente deseas. Ha llegado el momento de controlar la situación con estos consejos para exponer tus fotografías.

¿Qué es exponer una fotografía?

Lo primero de todo es explicar el concepto de ‘exposición’. Se trata de hacer que el sensor (la superficie fotosensible) reciba una cantidad determinada de luz durante un tiempo especificado. ¿Y cómo podemos exponer una fotografía?

camara fotografica-mediatrends2

La respuesta es mediante el triángulo de la exposición, la tríada fotográfica, la santa trinidad de las cámaras de fotos:

  • Apertura de diafragma. Es un dispositivo formado por pequeñas cortinillas que se encuentra en el objetivo y controla la cantidad de luz que recibe el sensor. Podemos hacer que sea más grande o más pequeño, por lo que entrará más o menos luz.
  • Velocidad de obturación. Es una especie de persiana que está situada delante del sensor, en el cuerpo de la cámara. Controla el tiempo durante el cual va a entrar la luz que pasa por el diafragma. Pueden ser muchos segundos, minutos o fracciones muy pequeñas de segundo.
  • ISO. Es la sensibilidad del sensor. Cuanta mayor es, más luz entra. Para saber más sobre el funcionamiento de esta parte de la cámara, recuerda que tienes este artículo.

De esta forma, ajustando estos tres valores harás que la cámara reciba una cantidad de luz que hará que tu fotografía esté sobreexpuesta, subexpuesta o correctamente expuesta.

¿Existe la exposición correcta?

Sí, existe. La exposición perfecta es la que hace que la fotografía salga como tú habías deseado antes de apretar el disparador. Dependerá de la escena, de cómo quieres que resulte la fotografía, de qué parte quieres obtener detalles y cuál prefieres sacrificar.

Es decir, no hay una regla específica para lograr que todas las imágenes tengan una exposición perfecta. Va a depender de algunos factores aunque el más importante es tu decisión.

Antes de nada, mide la luz de la escena

La cámara tiene varios modos de medir la luz. Cada uno se diferencia del otro en la zona del encuadre que tiene en cuenta para realizar la medición. Vamos con ellos:

  • Medición matricial o evaluativa. La cámara divide toda la escena en casillas y valora con la misma importancia la luz de todas ellas. No es recomendable en situaciones de contraste, pero es útil en fotografías que tienen un rango de luminosidad similar en toda la escena.
  • Ponderada al centro o parcial. La cámara le da más importancia a la zona central, pero también mide la luz de las casillas cercanas. Es recomendable para retratos porque expone correctamente el rostro y discrimina el fondo. También en situaciones donde un sujeto ocupe gran parte del encuadre.
  • Puntual. La medición se hace en el punto de enfoque seleccionado. Este modo es el más recomendable porque serás mucho más preciso. Medirás la luz que refleja una zona en concreto.

modos_medicion

Estudia la luz

Observa el encuadre que vas a fotografiar y analiza la luz. ¿Hay zonas muy iluminadas y otras en sombra? ¿La diferencia entre las luces es grande o pequeña? ¿Toda la escena tiene una iluminación homogénea?

fotografia camara-mediatrends8

Una vez que has estudiado la luz, dirige el punto de medición hacia la parte que quieras exponer correctamente, aprieta el disparador hasta la mitad para realizar la medición y ajusta los valores de ISO, diafragma y velocidad para que entre la luz necesaria de esa zona.

El exposímetro

La luz entra por el objetivo, pasa por las lentes, el diafragma y el obturador y se fija en el sensor. La cámara mide la luz que ha reflejado la zona de medición seleccionada y traslada la información al exposímetro, que nos dirá si hay poca luz (-EV), mucha (+EV) o está correctamente expuesta (EV0). EV significa Exposure Value (valor de exposición).

exposímetro

Que la flecha del exposímetro marque un EV0 significa que la zona del encuadre que se ha medido está reflejando el 18% de la luz que recibe. Esto es así porque, para los ingenieros que fabrican las cámaras, la luz que refleja una escena normal es equivalente a la que reflejaría si el único color existente fuese el gris medio (color que refleja el 18% de la luz que recibe).

Una consecuencia de esto es que en escenas donde predomina el blanco, por ejemplo la nieve, se refleja un mayor porcentaje de luz. Si expones a EV0, el blanco se vería gris. Por eso, en estas circunstancias hay que sobreexponer la escena a EV+1 o EV+2. Al contrario, en tomas donde predomina el negro y la luz reflejada es inferior al 18%, habrá que subexponer la medición.

Diferentes escenas, distintas luces

CUANDO LA LUZ ES IGUAL EN TODA LA ESCENA

Encontrar un encuadre en el que todos los elementos reflejan la misma cantidad de luz es algo que no ocurre todos los días. Es una situación fácil en cuanto a la exposición porque da igual dónde midas: todas las zonas darán la misma medición. En este caso puedes activar el modo de medición evaluativa o matricial y ajustar el exposímetro a un valor de exposición 0.

bodegon-mediatrends9

CUANDO HAY MUCHO CONTRASTE DE LUCES

Imagina un contraluz. Una persona se encuentra delante de una ventana. Tienes un problema. En estas situaciones debes tomar una decisión: obtener detalle en el modelo que está en sombra o ver lo que hay fuera de la ventana. Observa la luz, estúdiala y decide.

contraste de luz-mediatrends90

Si deseas hacer un contraluz puro, tradicional, en el que el modelo aparece silueteado, tendrás que medir y exponer la zona de las altas luces (la ventana). Dirige la zona de medición hacia la luz, ajusta los valores para que el exposímetro marque un EV0, reencuadra y dispara. Si tu elección es ver correctamente al modelo, mide y expón la fotografía en la zona de sombra.

Otro caso de situación de alto contraste puede ser una escena callejera en la que parte de una fachada o calle refleja mucha luz y otra zona está en sombra. La forma de proceder es igual que antes: decidir qué zona exponer correctamente y ajustar el ISO, el diafragma y la velocidad para que la luz que refleje sea la correcta.

contraste de luz-mediatrends12

CUANDO NO HAY MUCHO CONTRASTE

En muchas ocasiones, la diferencia entre las luces no es muy grande y nuestro deseo es que la fotografía se acerque a lo que ven nuestros ojos. Es decir, obtener detalles en las luces y en las sombras. Para esto hay que conocer una técnica que se llama ‘derechear el histograma’ y con la que conseguirás la máxima información en el archivo.

El histograma es la representación gráfica de la cantidad de píxeles negros, blancos y tonos medios que hay en la fotografía. A la izquierda están los negros, en el centro los tonos medios y en la derecha, los blancos.

contrastes fotograficos-mediatrends32

El derecheo del histograma consiste en sobrexponer la zona blanca o de alta luz de la escena, pero sin quemarla. Los pasos que hay que seguir son:

  • Medir la luz de la zona con alta luz con el punto de medición.
  • Situar el exposímetro a EV+1.
  • Mirar el histograma y ver si la información ha llegado a la zona de la derecha (blancos).
  • Si no ha llegado, sitúa el exposímetro a EV+2.
  • Volver a comprobar si el histograma, por su parte derecha, se ha completado.

foto blanco y negro-mediatrends78

Cuando la información llegue a los blancos pero sin rebosar el histograma habrás conseguido obtener la máxima información en la zona de alta luz y también en las zonas más oscuras y en los tonos medios. Gracias a esta técnica podrás recuperar fácilmente mucha información de las zonas más iluminadas en los programas de postprocesado.

HACE 3 AÑOS