COMPARATIVAS

QLED vs OLED: en qué se diferencian estas tecnologías de TV

3 COMENTARIOS

La tecnología en el mundo de los televisores avanza a pasos agigantados. Las empresas están innovando continuamente porque están inmersas en una guerra comercial por hacerse con el mercado. Ante la avalancha de nomenclaturas (OLED, LED, 4K, HDR, etc), el consumidor está casi agobiado. ¿Me subo a este tren? ¿Espero al siguiente? Ahora llegan los televisores QLED de Samsung.

¿Merecen la pena? ¿Tienen lo bueno de la tecnología LED y los televisores OLED como dice su publicidad? En este artículo vamos a ofrecerte las claves de los televisores QLED.

Breve repaso a algunos conceptos imprescindibles

Comparativa entre un televisor LED y uno OLED.

Antes de entrar en materia con los televisores QLED, conviene hacer un repaso con algunos conceptos que van a aparecer en el post. El objetivo es que no te quede ninguna duda de lo que se está hablando aquí.

Te recomiendo la lectura de este artículo: TV 4K HDR frente a 4K: en qué se diferencian. En él podrás encontrar en detalle las características de los diferentes tipos de pantalla (Plasma, LCD, LCD-LED, OLED), los tipos de resolución existentes (HD, Full HD, 4K…) y, por supuesto, qué es el HDR. El anterior concepto de moda. Que todavía lo está pues vino para quedarse.

El HDR es una técnica de procesamiento que tienen los televisores 4K más modernos (desde 2016) y que permite representar los distintos niveles de intensidad de luz que hay en una escena concreta con más exactitud. Ayuda a ofrecer un mayor contraste porque los blancos son más blancos y los negros, más negros. También permite conseguir más colores.

La tecnología HDR se ha aplicado tanto a los televisores LED como a los televisores OLED. Es un gran avance, aunque sólo la vas a encontrar en pantallas de 40 pulgadas o más. Decisión de los fabricantes, que también han centrado el 4K en televisores de gran tamaño, los que tienen esas 40’’ o más.

Cada marca ha llamado a sus televisores 4K con HDR de una forma. Te recomiendo este post: SUHD TV vs Súper UHD IPS vs Triluminos. Un artículo que también habla de los nanocristales (Quantum Dot Display), una tecnología imprescindible para entender los televisores QLED de Samsung.

Los televisores QLED son la gran apuesta de Samsung

Mientras que otros fabricantes como LG, Sony o Panasonic apuestan tanto por el LED como por el OLED, el gigante surcoreano Samsung ha decidido unir su futuro a la tecnología LED. Los televisores QLED son una evolución de ésta y con ellos espera aunar lo mejor del LED y del OLED. Sin duda, es una apuesta muy importante.

Antes de explicar las características de los televisores QLED, conviene recordar brevemente los puntos fuertes y los débiles tanto de las pantallas LED como OLED. Para tener claro el contexto en el que nos movemos.

TELEVISORES LED

Televisor de Samsung SUHD. O lo que es lo mismo, 4K con HDR.

Los televisores LED son una evolución de los LCD. En ellos, la retroiluminación detrás de la pantalla se consigue por medio de LEDS y no bombillas fluorescentes como se hacía en los LCD. Sus puntos fuertes y débiles son los siguientes:

  • Destacan por su brillo, por sus blancos más blancos.
  • Su precio es más competitivo.
  • Su durabilidad es mayor. Los colores se siguen viendo igual con el paso de los años.
  • Los negros nunca se ven negros del todo sino gris muy oscuro debido al panel de retroiluminación. Siempre hay algo de luz.
  • Consumen más energía.

TELEVISORES OLED

Televisor OLED 4K de LG.

En este tipo de pantallas, los emisores de luz son orgánicos. Cada píxel genera su propia luz o se apaga de forma independientes. En cuanto a sus elementos destacables a favor y en contra, son los siguientes:

  • Sus colores son más vivos gracias a su mayor contraste. Sus negros son negros del todo.
  • Se ve la imagen igual de bien desde cualquier ángulo.
  • Mejor tiempo de respuesta (0,002 milisegundos), lo que hace que se vean mejor las escenas de acción o rápidas.
  • Los componentes azules se degradan con más rapidez y la imagen no se ve tan bien con el paso de los años.
  • Son más caros.

Según esto, el objetivo de Samsung con los televisores QLED es mantener la supremacía en brillo del LED, pero aportándole aquello donde el OLED gana: el contraste y los colores más vivos. Para conseguir esto, va a exprimir la tecnología de los Quantum Dots estrenada en 2016. Una puntualización antes de comentar esta tecnología: los televisores QLED son una evolución del LED. No son televisores OLED a los que se hayan aplicado los nanocristales o Quantum Dots.

Características de los televisores QLED

QLED-6

Como puedes ver, Samsung quiere unir lo mejor de cada formato de pantalla. ¿Cómo piensa hacerlo? Sacando todo el provecho a la tecnología de los Quantum Dots ya estrenada en 2016 y aplicada en unión al HDR. ¿En qué se basan los Quantum Dots?

La tecnología de los Quantum Dots o puntos cuánticos, éstos están formados por unos cristales 100.000 veces más pequeños que un cabello humano, de ahí que se los conoce también como nanocristales. Estas partículas diminutas son capaces de ofrecer un 15% más de luminosidad. Gracias a su panel de 10 bits, consiguen un detalle de color 64 veces mayor que el de un televisor de 8 bits. Así logran colores más vivos y precisos.

Si revisaste el artículo que te comenté más arriba sobre el HDR (aquí tienes el enlace de nuevo por si no lo hiciste), verás que en el estándar de calidad se exige que los televisores 4K con HDR cumplan una serie de requisitos. Entre ellos está el de la luminosidad, que se mide en nits.

Para los televisores LED 4K con HDR, la luminosidad deberá ser de al menos 1.000 nits en su pico más blanco. En el caso de los OLED, que no llegan a un nivel tan alto de brillo, la luminosidad mínima en su punto más blanco debe ser de 540 nits. En cuanto a los negros, las tornas se cambian porque los OLED alcanzan picos de 0,0005 nits en su nivel más oscuro, por 0,05 nits de los LED.

BLANCOS Y NEGROS DEL QLED

Imagen de un televisor Samsung QLED.

Samsung asegura que los televisores QLED alcanzan niveles de 1.500 a 2.000 nits en su pico más blanco. Una ganancia espectacular en cuanto a la luminosidad y el brillo. Desde luego, inalcanzable para los televisores OLED, que llegan a los 800 nits.

Está claro que, en los blancos y el brillo, los QLED van a imponerse a los OLED. Lo esperado por otro lado porque partían con la ventaja del LED frente al OLED en ese apartado. Ahora bien, ¿va a lograr lo mismo con los negros? ¿Tendrá negros tan puros como los de su competencia? Aquí ya hay más discusión.

En un principio, la tecnología QLED iba a ser como la OLED pero haciendo que los componentes orgánicos pasaran a ser inorgánicos para evitar su deterioro. Así se anunciaba hace tiempo. Sin embargo, no se ha eliminado la retroiluminación. En teoría, la activación de los píxeles, al realizarse de manera independiente, consigue que éstos se enciendan o apaguen de forma independiente. Esto debería conseguir unos negros más puros.

Seguro que lo consigue, pero ¿negros tan puros como los del OLED? Al existir retroiluminación, es lógico pensar que no. Las pruebas de los técnicos determinarán hasta qué punto se han acercado.

EL BRILLO NO AFECTA A LA FIDELIDAD DE LOS COLORES

Imagen de un televisor QLED de Samsung.

El fabricante Samsung ha explicado que los Quantum Dots han sido recubiertos de un material metálico por primera vez. Con esto ha conseguido varios objetivos:

  • Expresar una gama de color muy superior.
  • El brillo ya no se ve comprometido al impulsar el rendimiento del color.

Para que lo entiendas mejor, ha resuelto un problema de los televisores LED. En ellos, al aumentar el brillo, los colores dejaban de verse tan bien. Igual que el detalle. Ahora, los televisores QLED han resuelto este problema. Ya da igual que la escena sea brillante u oscura o que estés viendo el contenido en una habitación iluminada o a oscuras. Todo se verá igual de bien. De nuevo, habrá que esperar a las pruebas técnicas para comprobarlo.

MEJORES ÁNGULOS DE VISIÓN

Imagen de un televisor QLED de Samsung.

Otro problema de los LED que Samsung asegura haber superado con los QLED. Los televisores LED no se ven igual de bien desde cualquier ángulo. Dependiendo de donde lo veas, puedes observar alguna ligera distorsión o pérdida de nitidez. Esto es algo que no les pasa a los OLED porque no tienen el panel de retroiluminación y cada píxel (diodo orgánico) actúa de forma independiente y está pegado a la pantalla.

El gigante tecnológico surcoreano afirma que la solucionado el problema porque en los televisores QLED el sistema de retroiluminación puede ser direccional desde cada píxel. Esto hace que no haya problemas a la hora de ver la tele desde cualquier posición.

REPRODUCIR TODOS LOS COLORES

Imagen de un televisor QLED de Samsung.

Samsung asegura que sus televisores QLED muestran el 100% de los colores del espacio DCI-P3. Traducido al castellano, que reproducen cualquier color con cualquier brillo sin perder nitidez. Ojo, que estamos hablando de millones de colores y sus diferentes tonos.

En este caso, los televisores QLED habrían dado un paso de gigante para ponerse a la par, o superar por poco, a los OLED. Hasta el momento, éstos mostraban un mayor porcentaje de los colores del espacio DCI-P3. Un ejemplo de cómo avanza la tecnología.

Conexión invisible

Los cables no se ven en los nuevos televisores QLED de Samsung. Es la llamada conexión invisible.

Este anuncio ha llegado con el de los televisores QLED de Samsung, aunque no sería raro que el resto de marcas apostaran por esta idea. El concepto de conexión invisible consiste en ocultar todos los cables que ahora afean la parte posterior del televisor. Son muchísimos, ¿verdad?

De acuerdo a este sistema, el cable de corriente y otros dos cables, uno óptico, irán ocultos detrás de la pantalla. No los verás. El resto de los periféricos podrás conectarlos a una caja que va independiente del televisor y que podrás situar debajo, a un lado. Donde prefieras para ocultar las conexiones.

Conclusión

Imagen de un televisor QLED de Samsung.

Las promesas de Samsung están ahí. Queda por ver si se cumplen y los televisores QLED vencen a los televisores OLED allí donde los LED no habían podido presentar batalla: negros más puros, colores más vivos.

Si lo logra y mantiene los puntos fuertes de la tecnología LED, Samsung podría haber asestado un golpe a sus competidores, que prestan más atención a la tecnología OLED aunque sin dejar de lado el LED, entre otras cosas porque por precio es más accesible al público.

Aunque, claro, queda por ver la respuesta de los fabricantes que utilizan televisores OLED. La tecnología avanza así: con envites continuos entre las marcas.

HACE 3 AÑOS