HOW-TO

6 usos del Big Data que te sorprenderán

Durante la última década, el rápido desarrollo tecnológico ha modificado cientos de ámbitos de nuestra cotidianidad, desde la forma de relacionarnos con nuestros semejantes, hasta otras cuestiones que tienen que ver con los puestos de trabajo y similares. Un contexto en el que el análisis de datos no se ha quedado atrás. De hecho, el llamado Big Data ha evolucionado hasta tal punto que es incluso empleado para predecir el futuro.

En todo caso, no se trata de su único uso curioso, sino que esta “ciencia” se emplea en la actualidad incluso para prevenir lesiones en deportistas, controlar a los ciudadanos de países totalitarios y hasta para personalizar la atención al cliente de los calls centers. Pero centrémonos en cada uno de estos casos.

Para controlar a los ciudadanos

bigdata-mediatrends3

Así, a finales de noviembre de 2015 supimos que China podría estar empleando el análisis de datos para tratar de controlar a sus ciudadanos y, en concreto, para conocer las tendencias políticas de sus estudiantes. Una práctica de dudosa legalidad que va más allá, pues el Departamento de Propaganda del país asiático llegó a defender ya entonces la creación de una base de datos de ideología política.

Pero, ¿de dónde plantea extraer la información? Pues desde los registros de la biblioteca universitaria hasta de las reacciones en redes sociales, las encuestas y otras fuentes similares. ‘La recopilación y análisis de datos sobre este comportamiento puede revelar las tendencias de pensamiento y valores de los alumnos, así como los problemas sociales que están siendo foco de su atención’, esgrimía la administración con el objetivo de mejorar la eficacia de la educación ideológica’.

En todo caso, no fue la primera vez que el gobierno chino planteó un sistema de este tipo, sino que ya opera con un sistema de crédito social que almacena los datos relacionados con las transacciones financieras y elabora un ranking económico de los habitantes de este territorio. Actualmente, por otra parte, se encuentra probando uno que cruza los datos de registros digitales y la ‘conducta financiera’ para determinar el acceso a determinados servicios, préstamos y prestaciones.

En los call centers

Los call centers también están a punto de utilizar el Big Data para ofrecer una experiencia más personalizada que se base en los gustos e intereses de los clientes. Algo que se lograría de la mano de una nueva tecnología desarrollada por Afinity International Holdings, una startup que ha creado un sistema capaz de hallar tu número de teléfono entre las cifras de hasta 100 bases de datos.

Lo que hace a continuación es relacionarlo con tu perfil en redes sociales, revisando lo que escribes y compartes públicamente; y seleccionando un agente que se adecúe a tus gustos y personalidad. En todo caso, cabe comentar que ninguno de ellos podrá ver la información personal de quien llama.

Para predecir el futuro

callcenter

Otro uso curioso del Big Data tiene que ver con la predicción del futuro. Aquí cabe hablar tanto de los sistemas de predicción del delito al más puro estilo ‘Minority Report’ como de otros capaces de pronosticar la fecha en la que morirás. En cuanto a estos primeros destacan Beware y PredPol, que pueden mapear los crímenes y altercados de un núcleo urbano antes de que se produzcan cruzando datos tales como la presencia de locales ruidosos en la zona, el tráfico, información del registro de propiedades, matrículas de coches robados y similares.

En cuanto a pronosticarte de qué morirás, existen inteligencias artificiales que ya lo logran con (al parecer) bastante acierto. Es el caso de Predictive World, un software desarrollado por la Universidad de Cambridge y Watch Dogs que cruza la información de Facebook con otros datos demográficos locales para ofrecer una serie de estimaciones y porcentajes de probabilidad.

How You Will Die, de Flowing Data, toma las cifras de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos de entre 1999 y 2014. Unos registros en los que se encuentran las causas más frecuentes de defunción y que emplea para pronosticar tu propia muerte, así como las causas probables según tu raza, sexo y edad.

Para prevenir lesiones

Asimismo, y aunque el análisis de datos ya lleva tiempo usándose en el ámbito deportivo, (la película Moneyball ofrece un gran ejemplo al respecto), la popularización de los wearables deportivos y la monitorización de todos los datos relacionados con la salud del deportista –desde la frecuencia cardíaca hasta los pasos que da al día- permiten conocer su estado en todo momento.

Esta función es algo muy útil a la hora de prevenir lesiones y anticiparse a las mismas con conocimiento de causa, saber cuándo debería dejar de entrenar una temporada …

En el ámbito de la literatura

libros-mediatrends9

También se emplean herramientas del análisis de datos en el ámbito literario. En concreto se usa, por ejemplo, para estimar si una obra pertenece a determinado autor en función del vocabulario y estilo presentes en un escrito. E incluso se emplean estos sistemas para diseccionar textos en busca de pistas que revelen historias ocultas dentro de novelas, que relacionen a unos escritores con otros.

Es precisamente lo que ha logrado Sung-Hou Kim, un científico de la Universidad de California que ha aplicado una técnica conocida como ‘perfil de características frecuentes’, capaz de encontrar este tipo de relaciones. Sin embargo, existen antecedentes, pues ya en 2011, el director de la Shakespeare Folger Library, Michael Witmore, reveló que el análisis de datos le había permitido concluir que algunas de sus tragedias más clásicas habían sido escritas originalmente en clave de humor.

Para adaptar el turismo a los gustos del consumidor

Las encuestas y opiniones en el sector turístico se han convertido en algo fundamental para los clientes. Unas críticas y reseñas que ahora es posible analizar con mayor acierto, más allá de los datos sobre vuelos y demás. Asimismo, el Big Data brinda una ventaja extra: conocer las preferencias del consumidor y adaptar la oferta. Mabrian, de hecho, es una plataforma especializada que lleva a cabo este proceso, empleando la información de las redes sociales.

Para acabar y directamente relacionado con el turismo, los museos son otras entidades que también están apostando por el Big Data con el fin de conocer mejor a su público. La entidad británica Digital R&D Fund for the Arts, por ejemplo, cuenta con un proyecto llamado Arts Data Impact en el que tiene en cuenta los datos del Barbican, la Ópera y el teatro Nacional que le permiten conocer precisamente esto.

HACE 3 AÑOS