REVIEWS

La TV en 3D ha muerto

La tecnología 3D para los televisores ha muerto de forma definitiva. Esto se confirma tras los anuncios de LG y Sony, los últimos fabricantes con esta tecnología han decidido dejar de fabricar más televisores 3D, según confirman fuentes de ‘Business Insider’.

LG y Sony siguen a otras compañías, entre ellas Vizio, Sharp y TCL, que eliminaron la tecnología 3D de sus líneas de productos. Samsung, otro de los proveedores de estos productos, también ha anunciado que dejará de fabricarlos.

La tecnología 3D comenzó a desarrollarse en los televisores en 2010. Sin embargo, según ha señalado un portavoz de LG a CNET, ‘la capacidad 3D nunca fue universalmente aceptada en la industria para el uso doméstico, y no es un factor clave de compra cuando se selecciona una nueva TV’. Veamos los posibles motivos que llevaron a su fin.

¿Por qué el 3D en televisores no tuvo éxito?

TV 3D-mediatrends9

La televisión en 3D empezó con motivo del estreno de películas en el cine con esta tecnología, como fue el caso de la taquillera ‘Avatar’. Pero la gran pantalla de una sala de cine no es igual que el televisor de tu salón, además de lo que supone, según los expertos, el uso de las gafas 3D, no siempre cómodas o causantes de mareos.

Otros de los posibles motivos del final de esta tecnología que nunca llegó a despegar del todo serían:

  • Existencia de poco contenido en 3D para uso doméstico.
  • Los televisores 3D tienen buenas características en 2D, por lo que no se solían usar con frecuencia.
  • No había suficiente demanda como para seguir con la producción.
  • Los televisores 3D necesitan una calibración cuidadosa y pueden causar fatiga ocular.
  • La incomodidad de las gafas que, en ocasiones, no se ajustaban bien a la visión del espectador.

El futuro del TV: 4K y HDR

4K ULTRAHD-MEDIATRENDS9

La ya fallecida tecnología 3D da paso a los televisores 4K y HDR, entre otros, que son los que actualmente están en el mercado. Ambas ofrecen una mejor iluminación y calidad de imagen. Solamente en EE.UU se vendieron 10 millones de televisores 4K en 2016 y la demanda va en aumento.

Samsung, por su parte, apuesta por tecnología propia denominada QLED, que permite que el espectador observe las imágenes de la forma más real posible.

HACE 4 AÑOS