REVIEWS

Fotografía familiar: las 10 claves imprescindibles

Cuando nos regalan una cámara y comenzamos a aprender fotografía, lo tenemos muy fácil para empezar a practicar. Los modelos idóneos están muy cerca: la familia. Seguro que están dispuestos a ayudarnos a cambio de unas buenas fotos, que puedan decorar las paredes de sus casas. Pero antes de enfrentarnos a una sesión de este tipo, es conveniente tener en cuenta estas 10 claves imprescindibles para fotografía familiar.

Consigue naturalidad

Se acabaron los antiguos retratos de familia posando estáticos ante un fondo plano. Ahora lo que se pide a un fotógrafo es que las imágenes muestren sonrisas, felicidad y un aspecto natural.

Esto no quiere decir que no se pueda dirigir a los modelos o que no posen. El trabajo y el mérito del fotógrafo consiste en conseguir esa naturalidad mediante sencillas directrices y siendo un espectador siempre preparado para captar gestos y acciones.

fotografia-familiar-mediatrends-2

Es tan fácil como dejar actuar a los miembros de la familia, pero dentro de un entorno controlado por el fotógrafo. Por eso, no empieces a tomar fotografías como un loco desde un principio. Espera a que las situaciones surjan, pídeles que caminen de la mano o que jueguen. Ahora es cuando puedes empezar a fotografiar.

fotografia-familiar-mediatrends-1

Organiza la sesión

Es importante que días antes de hacer las fotografías tengas decidido dónde y cómo vas a realizarlas. Visita el lugar donde tendrá lugar la sesión para probar encuadres y composiciones; inspírate en imágenes que te gusten y piensa en acciones y escenas originales.

Habla con los modelos para proponerles fotos y para que ellos también preparen el día. Una vez que estéis en plena faena podrás improvisar, pero siempre desde una base controlada.

Mejor luz natural, pero no desprecies el flash

Sin duda, la luz del sol aportará a tus fotografías un toque de naturalidad. Salid al exterior, a un parque, a una playa, al campo o a la calle. Aprovecha la iluminación que te ofrece un atardecer porque sus matices anaranjados y amarillos teñirán tus imágenes de calidez.

Utiliza reflectores para quitar las sombras y conseguirás que los retratados tengan una magnífica luz.

Sin embargo, te aconsejo que lleves siempre un flash de mano y un juego de disparadores remotos. Te serán de gran ayuda en situaciones donde la luz sea muy dura, como en las horas centrales del día y también en sesiones durante la noche.

Coloca un pequeño difusor en el dispositivo para suavizar la luz y sitúalo de tal manera que tus modelos queden completamente iluminados.

Haz pruebas antes de la sesión para saber qué ajustes debes poner en la cámara y ganar rapidez durante la toma de las fotografías.

Algunas poses y planos recomendados

Un primer encuadre que siempre funciona, si el grupo es pequeño, es realizar una fotografía con los miembros de la familia bien juntitos y con las cabezas pegadas mirando a cámara. Este gesto se traduce como una muestra de amistad y afecto. Sitúa el visor en horizontal y coge un plano medio, cortando desde la cintura más o menos. No olvides que la composición de todas las cabezas debe ser armónica, así que intenta que se forme una U (como en la imagen de abajo) o un zigzag.

fotografia-familiar-mediatrends-5

Otra forma divertida de fotografiar a una familia es hacer que los más pequeños se suban a caballito encima de sus padres. Los niños se lo pasarán de maravilla y saldrá una fotografía divertidísima. El único punto en el que tendrás que estar muy atento es fijarte si todas las caras salen en la imagen.

shutterstock_221143606

A ras de suelo, en un emplazamiento exterior como un parque, las fotografías son geniales. Los miembros de la familia pueden estar sentados o tumbados con los codos apoyados en el suelo y la cabeza en las manos. Sitúate también abajo para estar a su misma altura y tendrás fotos muy bonitas.

shutterstock_102583427

No te preocupes si la sesión se realiza dentro de la casa. Simplemente toma unos planos más cerrados para que no entren en el encuadre elementos no deseados. El sillón del salón es un lugar ideal para realizar estas fotos porque tenemos muchas posibilidades. Primero haz que los modelos estén recostados, luego toma fotografías desde la parte posterior y haz que se apoyen con sus brazos en el sillón.

shutterstock_278188052

Una fotografía que siempre funciona es hacer que la familia se dé la mano y tomar imágenes mientras pasean. Coloca un objetivo angular en tu cámara y toma distancia de la escena. Ya verás cómo salen fotos muy naturales y auténticas.

fotografia-familiar-mediatrends-portada

¿Cómo vestir a los modelos?

Aunque no lo parezca, la vestimenta es una parte muy importante en este tipo de fotografías. El color es un elemento de la composición increíblemente potente y puede tanto realzar una foto como destrozarla.

No es conveniente que cada miembro de la familia vaya con un color chillón distinto. Da sensación de incoherencia y de familia desunida. Por eso, pide a tus modelos que vayan vestidos con un ropaje de color parecido. Vaqueros y parte de arriba blanca es genial.

shutterstock_280018403

Dispara en ráfaga, enfoque automático

Piensa en lo que ocurre en una sesión de fotografía de familia: se suceden los gestos, los detalles, las acciones. Todo es muy rápido y hay que estar preparado, porque seguramente no haya posibilidad de repetir. Por eso la cámara debe tener los ajustes necesarios para realizar una fotografía casi de alta velocidad.

Antes de nada sitúa el enfoque en automático y en la modalidad de sujetos en movimiento. De esta forma, la cámara seguirá a la persona que se está moviendo y no le dejará de enfocar. Requiere un poco de práctica, pero si dominas esta técnica dejarás de hacer fotos desenfocadas.

shutterstock_418213078

Además, establece una velocidad de obturación rápida y el disparo en modo ráfaga. Dependiendo de la velocidad de tu tarjeta de memoria y de la potencia del procesador, podrás hacer más o menos fotos, pero no te perderás ningún detalle importante. Solo tendrás que preocuparte de encuadrar y de dirigir la sesión.

Fotografía aficiones y juegos

Para que tus fotografías de familia tengan más naturalidad, interés y dinamismo intenta introducir en ellas algún juego o propón a tus modelos que practiquen su afición.

De esta forma, los más pequeños estarán más a gusto durante la sesión y se cansarán menos de tanta foto.

Atrévete a otras fotografías de familia

Los retratos de familia no son exclusivamente fotografías típicas, bien iluminadas o congeladas en el tiempo. Cuando tengas una sesión de este tipo atrévete a realizar imágenes sorprendentes con técnicas diferentes. Por ejemplo, contraluces. Sitúa a la familia frente a una fuerte fuente de luz, como el sol o una ventana, y expón la escena para esa luz. Así, las personas aparecerán silueteadas.

Otra técnica que puedes realizar es la del efecto túnel, creando así mucho movimiento y dinamismo. Para hacerla debes mover el zoom del objetivo mientras disparas. La atención del espectador se dirigirá hacia el centro.

HACE 3 AÑOS