HOW-TO

Cómo hacer fotos a contraluz

La fotografía es el arte de mostrar el mundo de una forma diferente. Nos ofrece un sinfín de posibilidades creativas, más allá de la simple captación de la realidad con una luz natural, escenas bien iluminadas y sujetos enfocados. Con la cámara descubrimos que lo que nos rodea puede ser mostrado con sombras y siluetas. Se trata de una forma diferente, el contraluz, y en este artículo te voy a dar las claves para dominarlo de una vez por todas.

¿Qué es el contraluz?

Para desentrañar esta técnica fotográfica empezamos consultando el diccionario. Lo que nos dice la Real Academia de la Lengua es que un contraluz es una ‘fotografía tomada desde el lado opuesto a la luz’. Así de sencillo. Haremos un contraluz cuando la fuente de iluminación principal se encuentre frente a nosotros.

contraluz-fotografia-mediatrends

Tradicionalmente se ha pensado que esto era un error para la toma de fotografías. El sol tenía que estar de cara al sujeto fotografiado para iluminarlo bien. Si se encontraba a la espalda, el retratado iba a quedar muy oscuro y los rayos del sol entrarían directamente a cámara, estropeando la foto. Esto era así porque no se tenía control sobre los ajustes de la máquina, que no sabía qué zona era la que debía exponer correctamente.

¿Cómo hacer un contraluz?

Lo primero de todo es poner el dial de la cámara en modo manual, tomar el control de los ajustes y de la situación. Si dejamos a la máquina que tome las fotos en modo automático nunca nos saldrá un contraluz.

Piensa que esta técnica es un sinsentido para la cámara, un error, ya que verá que el sujeto que queremos fotografiar refleja poca luz y hará saltar el flash incorporado. La imagen resultante nos mostrará una persona iluminada con el flash frente a una fuente de luz, pero no una silueta.

shutterstock_531307039

Una vez que hemos puesto la cámara en manual y situado al retratado frente a una fuente de luz, debemos pensar dónde tomar la medición para ajustar los valores de ISO, diafragma y velocidad de obturación. En definitiva, ¿en qué zona de la imagen exponer nuestra foto? Recuerda que en este artículo ya te hablaba sobre cómo controlar y dominar la luz.

Y llegados a este punto tenemos dos opciones de contraluz: hacer una silueta o tomar una fotografía sobreexpuesta.

Ambos caminos son correctos, pero ten en cuenta que los resultados son distintos y la forma de tomar cada una de las imágenes también.

De este modo, si lo que quieres es que el retratado se vea con detalle, que se distinga su cara y cómo va vestido, tendrás que medir la luz que refleja su cara o cuerpo y exponer la foto para esa zona.

shutterstock_471137222

La imagen resultante será una persona bien expuesta, pero un fondo sobrexpuesto, muy iluminado. ¿Está mal? No si es lo que quieres.

En cambio, para realizar la silueta de la misma escena, tendrás que medir y exponer la zona donde se encuentra el alta luz. Así, los valores de ISO, velocidad y diafragma serán diferentes a la otra opción. Necesitarás menos tiempo de obturación, un diafragma más pequeño o una sensibilidad menor, ya que la fuente lumínica reflejará mucha luz.

La foto resultante nos dará un sujeto en sombra y silueteado frente a un fondo bien expuesto y con detalle.

shutterstock_245121460

¿Dónde encontrar contraluces?

Estamos rodeados de escenarios idóneos para hacer magníficos contraluces. Cualquier fuente de luz se convierte en el elemento principal para esta técnica. Y cuando digo cualquier fuente de luz, me refiero a que toda bombilla, ventana, linterna, foco o faro de coche puede ser usado para tomar este tipo de fotografías. Solo hace falta que le eches imaginación y que compongas la escena previamente. Es decir, algo de planificación.

El ejemplo más sencillo de conseguir es la luz del sol. Sitúa a la persona que quieres fotografiar entre el sol y la cámara. No hace falta que el astro rey aparezca en la imagen, pero sí debe situarse detrás del retratado.

shutterstock_541203121

Ajusta los valores para que la luz principal no se queme y toma la fotografía. Puedes aumentar el valor de la foto con otros elementos. Fíjate en la imagen de arriba en la que el fotógrafo ha incluido un paraguas para acentuar el contraluz.

Otro contraluz sencillo de realizar y que da unos resultados espectaculares es situar al modelo frente a una ventana de una casa. Observa la imagen de la chica en la habitación y analiza cómo está hecha.

El fotógrafo ha optado por un gran angular para jugar con las líneas de composición y realizar un punto de fuga.

Además, le permite mostrar el reflejo en el suelo. Podríamos decir que es un doble contraluz. Al medir y exponer la foto para la luz que entra por la ventana, la chica ha quedado en sombra y silueteada, acentuando sus formas.

shutterstock_492688882

Con luz artificial también puedes conseguir magníficos contraluces. Un concierto, donde hay muchos focos, es un buen lugar para hacer esta técnica y jugar con las formas silueteadas de los artistas y espectadores.

Otro escenario en el que puedes controlar la iluminación artificial es en un estudio. Solamente tendrás que situar al modelo frente a la luz y hacer que sus formas se revelen.

contraluz_silueta

Como decía, los faros de un coche también son propicios para realizar la técnica del contraluz. Te muestro un ejemplo bajo estas líneas. Observa que las luces del coche no están muy quemadas y que la persona se muestra totalmente silueteada. Prueba con diferentes iluminaciones y escenas y verás cómo tus fotografías ganan en interés.

shutterstock_120732883

Tipos de fotografías en las que aplicar un contraluz

Esta técnica es tan fácil de realizar y da tan buenos resultados que está presente en casi todas las facetas fotográficas. Solo hace falta planificación, intención y algo de creatividad. La fotografía callejera es una magnífica oportunidad para desarrollar el contraluz porque puedes jugar con las composiciones, las sombras y las altas luces.

shutterstock_408360415 (1)

Asimismo, no importa que el sol nos ofrezca unas luces muy duras, porque lo podemos aprovechar a nuestro favor para tomar imágenes muy contrastadas.

Otro tipo de fotografía en la que puedes aplicar el contraluz es en la de paisajes. Aprovecha los amaneceres y atardeceres para resaltar las formas de las montañas y árboles. No hace falta que todos los elementos aparezcan perfectamente detallados.

shutterstock_386380117

Pero, sin duda, alguna el retrato es la faceta fotográfica más propicia al contraluz. Gracias a esta técnica podrás acentuar siluetas, formas y volúmenes. Y por si todo esto no fuera suficiente, podrás realizarla tanto en estudio como en el exterior.

shutterstock_376399933

El último consejo que te puedo dar es que pruebes a pasar en blanco y negro estas fotografías. Así aumentarás la potencia de la imagen, destacando aún más los blancos, los negros y los tonos medios del retratado.

HACE 3 AÑOS