REVIEWS

Devolo Gigagate: un repetidor WiFi que conecta dispositivos multimedia

Tener contratada una conexión ADSL o fibra de alta velocidad no es suficiente para disfrutarla al máximo. Por desgracia, los routers que proporcionan las operadoras son, por así decirlo ‘justitos’, así que un repetidor WiFi es más que recomendable si vemos que nuestra conexión es lenta o que no llega a todos los puntos del hogar.

La alemana Devolo ha lanzado al mercado el Devolo Gigagate Starter Kit, un puente WiFi de alta velocidad y gama alta que promete. En MediaTrends lo hemos probado y este es nuestro análisis.

Características del repetidor WiFi Devolo Gigagate

Devolo Gigagate.

 

El repetidor WiFi Devolo Gigagate Starter Kit presenta las siguientes características técnicas:

  • Dimensiones: 150 x 140 x 30 mm milímetros (cada estación, dos incluidas).
  • Velocidades: WiFi 1733 (mbps, 4×4 MIMO/ 5 GHz), WiFi 300 (mbps, 2×2 MIMO/ 2,4 GHz) Ethernet 10/100 (mbps), Ethernet 10/100/1000 (mbps).
  • Tipo de WiFi: IEEE 802.11a, g, n, ac.
  • Alcance: hasta 300 metros.
  • Seguridad: WPA/WPA2.
  • Conexión por cable: Cinco ethernet RJ45.
  • Bandas de frecuencia: 2,4 GHz y 5 GHz.

Por qué es necesario

Devolo Gigagate.

Muchas veces maldecimos las operadoras por la velocidad que nos brindan sus routers (y con razón). Ya se sabe que la velocidad prometida sólo se alcanza por conexión ethernet del router y módem al ordenador, pero de ahí a que pocos metros más allá la velocidad caiga en picado es otro cantar.

Pero pasa, y muy a menudo. Si a eso le sumamos que algunos técnicos optan por poner el router muy lejos del centro del hogar, al final tenemos un piso donde la WiFi solo funciona bien en una pequeña zona. Por no hablar de si tenemos una casa con varias plantas…

Devolo Gigagate.

Si ves que tu conexión WiFi es lenta en algunas habitaciones, o que simplemente no llega, seguramente necesitarás un repetidor de señal. Los hay sencillos y más complicados, pero lo bueno del asunto es que resultan relativamente fáciles de instalar y que mejoran la red disponible de forma notable.

En el caso del Devolo Gigagate, como veremos a continuación, la conexión mejora notablemente, es muy sencillo de configurar y encima nos aporta algunos extras muy interesantes.

Función básica

Devolo Gigagate.

Un repetidor o puente WiFi lo que hace es coger la señal original y ampliarla. Hay varias formas de hacerlo: puede ser un dispositivo que se conecta en cualquier toma de corriente y que coge la señal que le llega hasta ahí y la replica en una zona mayor o bien soluciones que se conectan al router directamente y que ofrecen una señal mucho mayor.

El Devolo Gigagate Starter Kit es una mezcla de ambas, pues se compone de dos dispositivos: una base que se conecta al router y otro que hace de repetidor (el satélite). Es una solución muy potente, bien definida y con buenas características. Y, además, es bonita.

Diseño

Devolo Gigagate.

Este kit se compone de dos aparatos prácticamente iguales que, más allá de sus funciones, quedarán bien en cualquier estancia. Uno es la base, y el otro el satélite. Sus medidas son correctas, y su diseño está muy conseguido, dando sensación de calidad.

Devolo Gigagate.

Recubierto de plástico con efecto espejo, tiene forma de trapecio (solo dos de los cuatro lados son paralelos), lo que le da un toque de modernidad interesante. Presenta en la parte frontal diversos indicadores LED, y en la trasera está la toma eléctrica y la del cable ethernet (o tomas, en el caso de la satélite). Está diseñada para funcionar en modo vertical, pero también se puede situar de forma horizontal.

Primeros pasos

Devolo Gigagate.

Al abrir el pack, vemos que incluye todos los productos necesarios para ponerla en funcionamiento. Pero, sobre todo, nos alegramos enormemente de la inclusión de una guía de instalación rápida que, en muy sencillas ilustraciones, nos muestra cómo podemos tenerlo en marcha en pocos minutos.

Los pasos son tan sencillos como coger la estación base, conectarla a la electricidad y, también, conectarla al router con el cable ethernet incluido. Esta estación se conecta a Internet y crea su propia red WiFi.

Devolo Gigagate.

Al otro lado, nos vamos al punto más lejano del hogar o uno intermedio y conectamos a la red eléctrica la estación satélite. El aparato, sin tener que hacer nada más, se empareja automáticamente con la estación base.

¿Ya está? Pues sí. Cogemos un móvil, tableta o PC, buscamos WiFi y encontramos una nueva red WiFi con el nombre que Devolo dispone en la parte inferior de la estación satélite, en una etiqueta. Nos conectamos a ésta y listos. Ya tenemos conexión a la red.

Cómo funciona

Sí, ponerla en funcionamiento es sencillo, y los poco amantes de la informática no tendrán que hacer nada más. Pero es bueno saber el porqué de su sencillez.

Al conectar la base al router y el satélite a la electricidad, ambas se vinculan automáticamente por medio de la WiFi. Sus cuatro antenas se emparejan de forma autónoma, a través de la banda de 5 GHz que garantiza una altísima velocidad de transferencia. Al mismo tiempo, ofrecen 2 GB de ratio de conexión punto a punto en modo WiFi, para una experiencia multimedia óptima sin pérdida alguna al conectarse con otros dispositivos.

Prueba

Devolo Gigagate.

El manual indicaba los pasos a seguir, y realmente funciona a la perfección: sin ningún tipo de problemas, tenemos nuestro puente WiFi instalado en cuestión de minutos. De hecho, también se puede hacer a través de conexión rápida WPS.

En nuestro caso, lo que hacemos es conectar la base al router con el cable ethernet incluido y situar el satélite en la otra punta del piso. Hablamos de un lugar donde habitualmente ya contamos con un repetidor WiFi, pues la velocidad de conexión en el punto más lejano al router es desesperante.

Devolo Gigagate.

La conexión de fibra contratada (300 Mbps) -y por tanto el router- está en una de las primeras habitaciones del piso. Aunque no es muy grande ni las paredes son tipo búnker, a la última habitación apenas llega señal, algo que solventamos con un repetidor WiFi de otra marca. Lo desconectamos para la prueba e instalamos el nuevo aparato en un momento.

Si ejecutamos en un móvil o ordenador el test de velocidad Speedtest de Ookla sin repetidor alguno, en la punta del piso la velocidad es lenta e intermitente. Algunas pruebas nos dan hasta 1 MB de velocidad de descarga, con otras subiendo a 10-15 Mbps.

Izquierda, sin devolo Gigagate. Derecha, con.
Izquierda, sin Devolo Gigagate. Derecha, con.

Probamos el puente Devolo Gigagate. Fácil conexión y funciona en 3 minutos. De la velocidad de conexión que comentábamos pasamos a 45 Mbps en el móvil. Y en el caso del PC, a unos 100 Mbps. Menuda alegría.

Izquierda, sin devolo Gigagate. Derecha, con.
Izquierda, sin Devolo Gigagate. Derecha, con.

En este punto cabe decir que, más allá de su función básica, el aparato permite configuraciones extra, algo que se logra de forma sencilla con el software Devolo Cockpit.

Desde este programa se puede ver el estado de la red y realizar algunas funciones recomendadas. Por ejemplo, cambiar el nombre de la red, seleccionar el estándar de la WiFi, ajustar el ancho de banda de los canales o seleccionar el canal de transmisión. Vale la pena retocar los nombres y las contraseñas, para no dar pistas a los vecinos curiosos.

Conexión por cable

Devolo Gigagate.

Como hemos visto, conectar dispositivos vía wifi es muy sencillo y los resultados son muy buenos. Pero este aparato también permite conectar dispositivos por cable.

Así, el satélite, a diferencia de la base, cuenta con cinco puertos: uno Gigabit para conectar a alta velocidad dispositivos de gran potencia y cuatro ethernet para otros dispositivos.

De esta forma, podemos conectar dispositivos como la consola, el televisor u otro ordenador también por cable al dispositivo, liberando red WiFi y ganando velocidad de transferencia.

En prueba real, los resultados son igualmente satisfactorios. Obtenemos una velocidad de conexión rapidísima con el ordenador, aunque estemos en la otra punta de la estancia (110 Mbps).

Red ampliable si fuese necesario

El kit está compuesto por una base y un satélite, pero de hecho se pueden ampliar con otros satélites (hasta ocho), que eso sí deben adquirirse a parte.

Bajamos a la calle y seguimos teniendo conexión a nuestro router, que está situado no solo lejos sino también a muchas paredes de distancia. Según las especificaciones técnicas, la señal llega a hasta 300 metros, aunque lógicamente pierde fuerza cuanto más lejos esté y más paredes haya. En cualquier caso, para una casa de hasta tres pisos, parece que tiene que haber suficiente con un kit como el presente.

Conclusión

Devolo Gigagate.

Si tu conexión a Internet inalámbrica presenta problemas lejos del router, plantéate adquirir un repetidor WiFi. En este campo, el Devolo Gigagate Starter Kit es una gran opción por muchas razones.

Hemos dado con un aparato de alta gama de instalación ultrasencilla, con componentes de calidad, de diseño y cuyas características técnicas sorprenden muy en positivo.

El aparato cumple lo prometido, amplía la señal con éxito incluso en los puntos más lejanos del hogar y permite conexión multidispositivo, por WiFi o por cable, para disfrutar de contenidos multimedia o Internet olvidando, por fin, las carencias de los routers de las operadoras.

Precio y disponibilidad

Puedes consultar el precio y disponibilidad de Devolo Gigagate Starter Kit en MediaMarkt.

HACE 3 AÑOS