RANKINGS

10 historias excéntricas de Bill Gates

El cofundador de Microsoft, Bill Gates, tuvo su primer contacto con un ordenador en 1968 y cuenta su biografía que pronto superó a su profesor y creó un programa que permitía jugar en la máquina con tan solo 13 años. Este genio precoz de la informática se graduó en Lakeside, en 1973, con honores y comenzó sus estudios en Harvard, universidad en la que conoció al que acabaría siendo su socio en Microsoft, Paul Allen.

Pero Gates reúne también algunos de los rasgos con los que los psicólogos y psiquiatras definen a las personas con una genialidad extraordinaria. ¿Cómo era Bill Gates de niño? ¿Destacó realmente en los estudios? Reunimos 10 anécdotas de su vida que avivan la leyenda de hombre excéntrico con un cociente intelectual de 160.

1. Bill Gates nunca iba a clase

Gates no necesitaba ir a clase o al menos eso debía pensar él, porque según ‘Business Insider’ en Harvard nunca asistió a ninguna de las clases en las que se inscribió. En su lugar, decidió asistir como oyente a otros cursos que le apetecía. Pero siempre terminaba aprobando las asignaturas, aunque no llegó a graduarse.

bill gates-mediatrends

2. Conducción temeraria por el desierto

A Bill Gates le gustaba conducir de forma temeraria por el desierto de Alburquerque, cerca de las primeras oficinas de Microsoft. Tanto le gustaba la velocidad que cuenta la leyenda que quemó por completo el coche de un amigo de la marca Porsche 928. Las reparaciones tardaron un año. Además, tuvo tres multas por exceso de velocidad en un mismo día mientras conducía su propio coche.

bill gates multa-mediatrends

3. Memorizaba todas las matrículas de sus empleados

Durante su dirección de Microsoft le gustaba memorizar las matrículas de los coches de sus empleados para controlar sus salidas y entradas del trabajo. Sin embargo, el propio Gates reconoció a ‘The Telegraph’ que tuvo que relajarse porque la compañía llegó a un tamaño considerable.

matriculas-mediatrends

4. Enganchado a los juegos de Windows… pero poco productivo

Bill Gates era un gran fan de ‘Minesweeper, el clásico juego de Windows que tuvo que desintalarlo de su PC de oficina para no distraerse. Sí, Gates también tuvo su propio Facebook.

5. Un juego tonto sobre burros

Uno de los primeros juegos que Bill Gates creó para el sistema operativo MS-DOS fue ‘Donkey.Bas’, un título muy simple que consistía en evitar burros con un coche. Sin embargo, terminó a las 4 de la madrugada después de un día de trabajo. Todos tenemos un mal día.

donkeybas-mediatrends

6. Los platos solo los lava Bill Gates

A Bill Gates le gusta lavar los platos de la cena y lo hace la mayoría de las noches. “Otras personas son voluntarias, pero a me gusta cómo lo hago yo”.

7. La entrevista más arriesgada

La entrevista más extraña que realizó Bill Gates fue en el año 1994 con la reportera Connie Chung de la CBS. Gates se levantó y marchó, pero no sin antes saltar literalmente por encima de la silla.

8. “A los 30 seré millonario”

Bill Gates llegó a decir a uno de sus profesores que a los 30 años sería millonario, y no se equivocó especialmente. A los 31 ya era bimillonario.

9. La primera aplicación desarrollada

La primera aplicación informática que programó servía para organizar una agenda personal y la aprovechó para crear su propia lista de chicas que le gustaban.

10. Su mansión tiene 24 cuartos de baño y 80.000 pantallas

La mansión de Bill Gates, valorada en 125 millones de dólares, no podía estar libre de excentricidades y como no, de la última tecnología. Según ‘Ticbeat’, tiene 6.136 metros cuadrados y cada persona que entre en la casa recibe un pin que interactúa con los sensores para cambiar los parámetros de luz y temperatura. De esta forma, cada inquilino se encuentra en su temperatura perfecta.

bill gates-casa-3mediatrends

La casa tiene 80.000 pantallas repartidas por todos los rincones y escondidas en cuadros y obras de arte. Pero no todo es tecnología, puesto que la mansión cuenta con una biblioteca de 200 metros cuadrados. En la parte exterior tiene hasta un río artificial con salmones y todo un ecosistema natural como buen defensor del cambio climático.

HACE 3 AÑOS