HOW-TO

Cómo hacer timelapse: 6 consejos imprescindibles

Existe una técnica a medio camino entre la fotografía y la imagen en movimiento que va a ofrecerte unos resultados espectaculares. Con un poco de práctica y mucha imaginación conseguirás que un paisaje, de naturaleza o urbano, cobre vida. No te pierdas estos seis consejos para realizar fantásticos timelapses y dar un paso más en tu creatividad fotográfica.

¿Qué es un timelapse?

Seguro que has visto muchísimos timelapses, aunque no le hayas puesto nombre a la técnica. Se trata de una secuencia de fotografías de una misma escena realizadas con poco tiempo de separación entre una y otra. La sensación que produce, una vez unidas, es muy parecida a la de un vídeo a cámara rápida, ya que los elementos movibles van cambiando segundo a segundo.

Las series de televisión, las películas, los anuncios y los documentales suelen utilizar esta técnica. Son un elemento fantástico para cabeceras, planos de recurso entre escenas o, simplemente, para mostrar una situación que dura mucho tiempo en pocos segundos, como la construcción de un edificio o el florecimiento de una flor.

shutterstock_169816826

Puedes hacer timelapses de un montón de situaciones: amaneceres o atardeceres, mostrar cómo cambia un paisaje durante una tormenta, procesos de construcción en ciudades, la entrada y salida de barcos de un puerto, coches en una carretera o la actuación de pequeños insectos en su entorno. Si le das un poco al coco seguro que se te ocurrirán muchos más ejemplos en los que aplicar esta técnica.

Si echas un vistazo a los timelapses verás que fundamentalmente hay de dos tipos: 

  • Por un lado, aquellos en los que la cámara está fija en un punto y son los elementos de la escena que se mueven los que cambian.
  • Por otro, la cámara se mueve durante el timelapse, creando así un mayor efecto de fluidez.

shutterstock_392044432

Una vez que ya hemos visto en qué consiste esta técnica y algunos ejemplos en los que se puede aplicar, vamos con los seis consejos que te permitirán crear timelapses espectaculares.

1) Planificación

Dedica la mayor parte del tiempo que tienes disponible para hacer el timelapse a la preparación de la escena. Antes de ponerte a ello debes ir al lugar donde vas a situar la cámara y ver cómo transcurre la acción; por dónde sale el sol y por dónde se pone; practica el movimiento de la cámara; prueba con distintas distancias focales y anticípate a los posibles problemas que puedan ocurrir durante la toma.

Si necesitas la ubicación exacta de los astros en la escena que vas a fotografiar tendrás que ayudarte de las aplicaciones creadas a tal efecto. Ya te recomendé PhotoPills en los artículos sobre fotografía de paisaje y cómo fotografiar amaneceres y atardeceres.

También te apunto The Photographers Ephemeris, una herramienta similar que te ayudará con el trabajo previo de planificación.

2) El equipo que necesitas y los ajustes de la cámara

INTERVALÓMETRO

Un timelapse se realiza con muchas fotografías seguidas, por lo que hay que accionar el disparador cada poco tiempo. Sería un engorro hacer esto de forma manual. Los fotógrafos nos ayudamos de un disparador remoto o de un intervalómetro, que no es más que un aparato conectado al equipo que toma fotos cada cierto período durante un tiempo especificado.

Revisa las especificaciones de tu cámara, porque ciertos modelos tienen incorporada esta función. Solamente tendrás que ajustar el intervalo de tiempo entre imagen e imagen y el espacio total de la sesión.

OBJETIVO

Respecto a qué distancia focal utilizar, la elección dependerá de la escena a fotografiar.

Si hablamos de paisajes o escenas de naturaleza, mucho mejor angulares, grandes angulares e, incluso, ojos de pez.

Para elementos más pequeños y que queramos fotografiar de cerca, hazte con una lente macro.

TRÍPODE

Que no se te olvide el trípode, un elemento fundamental en esta técnica. Ten en cuenta que la cámara debe estar bien quieta, porque vas a fotografiar la misma escena sin variación de encuadre.

Sin embargo, al final del artículo te hablo de otra manera de encarar el timelapse en la que la cámara se mueve, por lo que necesitarás otra herramienta especial para este motivo.

shutterstock_351934778

AJUSTES DE LA CÁMARA

Aunque vayas a tomar muchísimas fotografías, te aconsejo que no escatimes en calidad de archivo y elijas el formato RAW y no el JPG.

Por lo tanto, utiliza tarjetas de memoria con bastante capacidad y no tener problemas con el almacenamiento.

Ajusta la cámara en modo Manual o semiautomático en Prioridad a la Apertura. La luz de la escena seguramente cambiará a lo largo de la sesión y la exposición tendrá que ajustarse a esa luz existente. Si optas por la Prioridad a la Apertura, la profundidad de campo (el espacio enfocado) no cambiará.

LA VIDA ÚTIL DEL OBTURADOR

Como todo aparato electrónico o mecánico, una cámara de fotos también tiene una vida útil que se cuenta por disparos.

La técnica del timelapse hará que el final de tu equipo se acerque con más rapidez que otro tipo de fotografía, ya que en cada sesión tendrás que disparar muchísimas fotos.

shutterstock_47956126

Pero no te preocupes, normalmente una cámara réflex aguanta aproximadamente 100.000 disparos antes de morir por agotamiento, por lo que tendrás la oportunidad de disfrutar del timelapse durante mucho tiempo.

3) No te olvides de encuadrar correctamente

Todos los tipos de fotografía necesitan una buena composición y el timelapse no iba a ser menos. Las técnicas de encuadre de los paisajes te servirán para ordenar los elementos en tu visor de una forma organizada y equilibrada.

Ten presente que debe existir siempre un sujeto u objeto principal, protagonista, en el que recaiga la mirada del espectador para que luego viaje alrededor de la foto.

Utiliza también la regla del horizonte, es decir, situarlo en la línea del tercio superior o inferior dependiendo de lo que quieras destacar más en tu imagen.

No olvides incluir elementos de composición como líneas diagonales, horizontales, verticales, curvas, triángulos, círculos o puntos. Darán a tus fotografías mayor dinamismo y te ayudarán a organizar.

Si optas por otro tipo de timelapse, como el florecimiento de flores, cuida el fondo, que no distraiga y que los colores combinen bien con el sujeto principal. Desenfoca el segundo plano para conseguir que la flor destaque mucho más. Puedes hacer esto haciendo que la profundidad de campo sea mínima:

  • Acércate al motivo a fotografiar.
  • Utiliza teleobjetivo o una lente macro.
  •  Abre a tope el diafragma.

4) Calcula el tiempo de la sesión timelapse y el intervalo

Un aspecto muy importante es el de calcular cada cuántos segundos debemos hacer una fotografía y el tiempo total de la sesión. Estos valores dependerán de la velocidad a la que se muevan los objetos que estemos retratando y de la velocidad final que queramos darle al timelapse. Si el intervalo entre imagen e imagen es grande, más rápido aparecerán los sujetos.

shutterstock_510294247

Primero vamos a apuntar las escenas más típicas que se dan en un timelapse y el intervalo que podemos ajustar en nuestra cámara:

  • Nubes: entre 5 y 15 segundos.
  • Gente o coches en la calle: entre 2 y 5 segundos.
  • Movimiento del sol: entre 20 y 30 segundos.
  • Flores floreciendo: entre 20 minutos y 1 hora.

Además, debes calcular el tiempo total del timelapse, que dependerá de la duración del evento que quieres fotografiar y de lo que quieras que dure el resultado final.

Para conseguir un segundo de vídeo hacen falta 25 fotografías. Si estableces que tu timelapse sea de 20 segundos, tendrás que hacer 500 fotografías (20 segundos x 25 fotografías).

Imagina que quieres fotografiar un paisaje con nubes y estableces un intervalo de 10 segundos entre toma y toma. Tendrás que estar una hora y 20 minutos haciendo el timelapse (500 fotos x 10 segundos / 60 segundos = 83 minutos).

5) El montaje final

Una vez que has realizado todas las fotografías con un intervalo determinado y durante un tiempo específico, ha llegado el momento de volcar todas esos archivos a un disco duro externo y de montar tu vídeo final.

Para ello necesitarás un software de edición de vídeo o algún programa de postproducción fotográfica. En el mercado tienes un montón de ellos y aquí te voy a apuntar algunos muy fáciles de usar y con los que obtendrás unos resultados espectaculares.

shutterstock_472802506

Dentro de los programas de edición de vídeo puedes usar Adobe Premiere, After Effects, Avid, IMovie o Windows Movie Maker. Tan solo tendrás que importar las fotografías que has tomado y montarlas sobre la línea de tiempo.

También puedes usar softwares específicos para fotografía, como Photoshop o Lightroom.

No olvides que seguramente tus fotografías y el vídeo final necesiten algunos pequeños ajustes de exposición, contraste o balance de blancos. Es decir, aprovecha el momento del montaje para retocar y editar tu timelapse para que parezca aún más espectacular.

6) Dale vida a tu timelapse

Dispones de una opción para que tu timelapse sea aún más increíble. En vez de colocar la cámara en un trípode y fotografiar una sola escena, puedes situarla en un soporte, carril o brazo articulado para que se mueva.

shutterstock_357516959

De esta forma, el timelapse no sólo mostrará el movimiento de nubes, por ejemplo, sino que realizará una panorámica aportando aún más dinamismo. Aquí tienes un ejemplo:

Te recomiendo también que una vez que has montado todas las fotografías y logrado un vídeo incluyas una sintonía. La música clásica va de maravilla con esta técnica. Un compositor que tiene especial predicamento entre los autores de timelapses es Ludovico Einaudi. No te cansarás de escuchar sus melodías, que te transportan a paisajes idílicos.

Y para finalizar, te apunto otra técnica que combina muy bien con los timelapses: el efecto maqueta o tilt-shift. Recomiendo que lo utilices en escenas tomadas desde cierta altura para enfatizar la sensación de que los coches o gente que se mueve son muñecos de una maqueta.

Debes utilizar la herramienta de Degradado de Photoshop y aplicar un desenfoque para hacer que la parte central de la imagen quede nítida. Aquí el resultado:

HACE 3 AÑOS