REVIEWS

Privilegios de usuarios y seguridad en Windows 10: cómo proteger tu ordenador

Cuando compras un ordenador y lo pones en marcha lo primero que haces es crear un usuario para utilizarlo. Si es el primero que se crea tendrá los permisos para administrar el equipo sin problemas. En muchas ocasiones a este usuario ni siquiera se le crea una contraseña. Y esto sin duda, hoy día, es un gran error. Por eso es necesario conocer y entender los privilegios de usuarios y seguridad en Windows 10 para convertir tu ordenador en una caja fuerte.

Aunque tu computadora no salga de casa no significa que otros no puedan entrar

El principal motivo para no poner una contraseña a un ordenador es que no va a salir de casa. Da lo mismo que sea un portátil, un sobremesa o un todo en uno, al fin y al cabo no tienes previsto moverlo y así es mucho más cómodo. Y lo cierto es que muchas veces mantener tu ordenador seguro no es lo más cómodo.

administracion-cuentas

Ocurre también en muchos ámbitos. Sería más cómodo no tener PIN en la tarjeta de crédito. Así bastaría con introducir la tarjeta para pagar o sacar dinero. Al fin y al cabo la tarjeta la tenemos siempre nosotros. A nadie se le ocurre hacer esto, pero sin embargo no hay reparo para hacerlo con el ordenador.

Porque que tu equipo no salga de casa no significa que permanezca aislado en un búnker. Tienes una conexión a Internet por la que puedes sufrir algún ataque de malware, robo de datos- sí, esos datos de tu tarjeta y de tus compras que almacenas- o de ransomware que cifre todos tus archivos y te pida un rescate. Lo mismo ocurre si introduces una memoria USB que ha pasado antes por otros ordenadores públicos, como institutos, bibliotecas, trabajos, etc.

Diferentes usuarios para cada miembro de la familia

cuentas usuario windows 10

El usuario administrador es aquél que tiene el máximo nivel de privilegios. Esto permite instalar aplicaciones, realizar cambios en el sistema y todo lo necesario. Pero, por su propia definición, no deberías utilizarlo constantemente. Se debería usar solo cuando se van a realizar cambios en el equipo.

Para el día a día están los usuarios estándar. No vas a notar la diferencia prácticamente. Lo único que cambia es que cuando quieras instalar un nuevo programa o app te pedirá las credenciales del administrador para hacerlo, es decir, su usuario y contraseña. Esto evita graves problemas en el caso de que un virus o cualquier malware infecte tu equipo. No lo hace inmune, pero el daño será mucho menor.

Incluso aunque el ordenador lo vaya a utilizar una sola persona se deberían crear estos dos usuarios. Para las funciones cotidianas se trabaja con el usuario estándar, que no es administrador, y dejamos este segundo para mantenimiento, instalaciones, etc.

Además cada miembro de la familia debería tener su propio usuario. De esta forma no se mezclarán documentos, accesos directos en el escritorio, etc. Y sobre todo no se perderán datos por error. Incluso en el caso de usuarios profesionales o autónomos que trabajan con un portátil es interesante tener un usuario para cuestiones personales y otro para el perfil profesional.

Control de cuentas de usuario UAC en Windows

uac

Además del tipo de usuario, Microsoft tiene una medida de seguridad adicional como es el control de cuentas de usuario, UAC, por sus siglas en inglés. Básicamente lo que hace es que las aplicaciones y las tareas siempre se ejecutan con el menor privilegio necesario para su funcionamiento. Al UAC se puede acceder desde el Panel de control, Cuentas de Usuario, seleccionas la cuenta y aparecerá la opción.

Es decir aunque seas administrador, si tienes el UAC activado, te saltará una ventana emergente para que autorices expresamente dicha acción, ya sea una aplicación para ejecutarse, para actualizarse o cualquier cuestión que implique utilizar los permisos de administrador. Esto es algo incómodo, pero añade un plus de seguridad si finalmente vas a trabajar con ese usuario administrador.

Seguridad en Windows 10: las cuentas de usuario

cuenta menor

Windows 10 te ofrece la posibilidad de utilizar, para crear tu cuenta de usuario, la cuenta de correo de Outlook.com o Hotmail.com que tengas creada. De esta forma sincronizará automáticamente diferentes configuraciones o los archivos que tengas almacenados en OneDrive. Es una opción muy cómoda si te mueves entre varios equipos.

Las cuentas se crean desde Configuración > Cuentas de Usuario. Aquí puedes crear una cuenta para un familiar o para otra persona. La principal diferencia es que en el caso de familiares te obligará a hacerlo con el correo electrónico de la cuenta de Microsoft de dicha persona, algo que no es necesario para la opción de otras personas. Las cuentas se crean como usuario estándar por defecto.

En el caso de las cuentas de familiares te preguntará si es para un adulto o un menor. En el caso de las cuentas de menores en Windows 10 facilita la administración de contenidos que se consideren inapropiados para ellos. De esta forma este usuario tendrá limitado el acceso a determinados contenidos en Internet según se haya definido. Por supuesto no podrá instalar nada ni modificar configuraciones sin permiso del administrador.

cuentas-usuario-windows-menores-mediatrends

Contraseñas de usuarios, mejor cuanto más complicadas

Por último, al igual que ocurre con los diferentes servicios en Internet, las contraseñas de los diferentes usuarios es fundamental que sean lo más seguras posibles, especialmente en el caso del administrador. Más de ocho caracteres, mayúsculas y minúsculas, números y signos harán que nuestra clave sea más difícil de descifrar en una ataque por fuerza bruta.

Este tipo de ataques empiezan a probar combinaciones hasta que adivinan cuál es tu contraseña. Así que si habías pensado en ‘1234’, ‘qwerty’ o ‘abcdef‘ como solución fácil de recordar será mejor pensar en otra cosa. Hay que evitar palabras del diccionario o datos personales, como el DNI, matrícula del coche, cumpleaños o nombres de mascotas.

Por último una precaución que no está de más es hacer que se bloquee el usuario si no lo estamos utilizando. Esto se puede configurar fácilmente. Basta con buscar en Cortana la ‘configuración del protector de pantalla’. Aquí se define cuánto tiempo tiene que pasar hasta que aparezca el protector y si queremos que nos pida contraseña para reanudar el trabajo.

El Firewall es tu amigo

firewall-windows

Además del antivirus otro elemento fundamental de la seguridad de Windows es el cortafuegos o Firewall. Se trata de un programa que controla los accesos de aplicaciones y servicios, fundamental tenerlo activado siempre que se navegue por Internet, ya que actúa como un protector que permite o impide el paso.

En el caso de que un servicio o aplicación quisiera acceder a tu ordenador te avisaría y pediría permiso. Si por casualidad se ha instalado algún malware en el ordenador, que quiere comunicarse con Internet, también avisaría y sería un síntoma de que en busca de este tipo de problemas.

HACE 2 AÑOS