REVIEWS

Hyper-Threading: qué es y cuánto multiplica la potencia del procesador

Cuando quieres elegir un procesador, normalmente acabas por fijarte en la potencia y capacidad de procesamiento. Buscas uno de última generación y cuanto más alto de gama mejor. El Hyper-Threading (SMT) es una característica que puede multiplicar su potencia, pero no todas las aplicaciones pueden exprimirlo. Por eso se debería tener en cuenta para qué tareas se va a utilizar un ordenador de forma habitual. No es lo mismo elegir un procesador para jugar, para diseño gráfico o para trabajar con máquinas virtuales.

También cuenta cómo nos comportamos utilizando un ordenador. Si eres un amante de la multitarea, con varios programas en ejecución y vas pasando de uno a otro, puede ser una ayuda para que todo vaya más rápido.

¿Qué es el Hyper-Threading (SMT)?

shutterstock_366438116

Para comenzar deberías saber que Hyper-Threading es como llama Intel al Simultaneus Multi Threading, ya que como verás más adelante AMD también aplica esta lógica de división del trabajo en sus procesadores.

Simplificando mucho consiste en hacer de un núcleo del procesador, dos núcleos o hilos de procesamiento lógicos. De esta forma, la potencia se multiplica.

Intel aplica esta tecnología desde hace años en sus procesadores, aunque no en todos está disponible. Por lo general, la encontrarás en los Intel Core i3 e i7. No obstante, conviene revisar antes de adquirirlo las características de cada modelo concreto. Es decir, si consta de una unidad de procesamiento y una unidad de control, que es la que suministra los datos para su procesado.

El descubrimiento de Intel fue que la unidad de procesamiento estaba durante algún tiempo parada esperando a que la unidad de control le suministrara datos.

De esta forma, ideó un sistema que creaba dos unidades de control lógicas para que estuvieran facilitando datos constantemente para procesar. El ordenador ejecutaba las tareas de manera más rápida y eficiente, mejorando hasta en un 40% su rendimiento. Así hay dos hilos de suministro de datos por procesador mejorando su capacidad.

Mejorando la velocidad del procesador

Desde Intel lo explican ‘como si fuera una carretera de un solo carril que se divide en dos. El tráfico que circula podría ir más rápido‘.

En realidad, la analogía sería algo diferente. La unidad de control se encarga de preparar los datos para su procesamiento y de mantener alimentado de datos a la unidad de procesamiento, de forma que ésta realice los cálculos y devuelva los resultados.

El ejemplo sería una calculadora, donde introducir las cantidades y la operación que vas a realizar es más lento de lo que tarda en darte el resultado.

De esta forma, el SMT lo que hace es tener dos teclados en nuestra calculadora, en los que se van introduciendo las operaciones para que el procesador realice los cálculos. Mientras se está calculando el resultado el otro teclado ya está preparando la operación y la pasa al procesador que calcula. Así en un ciclo periódico hace todo el proceso más eficiente.

SMT en los procesadores AMD

shutterstock_488885233

Los procesadores Ryzen de AMD han dado un salto cualitativo de rendimiento y puedes encontrar hasta ocho procesadores que con la tecnología SMT se convierten en 16.

A pesar de los posibles problemas de rendimiento con Windows 10 que finalmente no parecen confirmarse, según los tests de rendimiento suponen una mejora notable en esta marca de procesadores.

AMD no ha sido históricamente tan partidaria de este tipo de tecnología, apostando principalmente por incluir más núcleos reales en sus procesadores, ya que aprovechaban mejor su potencia para la mayoría de las aplicaciones.

Hoy en día, donde ya son mucho más frecuentes los programas pensados para aprovechar el SMT, ha decidido utilizar esta tecnología en sus procesadores más avanzados. Aunque, como en el caso de Intel, no todos lo incluyen.

Cómo afecta a tu uso diario del ordenador

shutterstock_359997218

Los programas tienen que estar diseñados para aprovechar el procesamiento a través de varios hilos.

Un ejemplo serían los programas de renderización de vídeo, que en su mayoría sí sacan partido de esta característica.

Otro ejemplo serían las aplicaciones para grabar partidas de juegos, donde el uso del SMT ayuda a grabar sin que afecte al rendimiento del equipo o se produzcan parones en su desarrollo.

En los juegos, por lo general, todo lo que sea anterior a Direct X 12 no utilizará el procesamiento en varios hilos.

Por este motivo muchos gamers preferían un procesador Intel Core i5 de los más altos de la gama que un Intel Core i7, que aunque tenga Hyper-Threading, los juegos que utilizaba no eran capaces de sacarle partido a esta característica.

Algunos inconvenientes del SMT

La principal consecuencia de esta tecnología es un mayor consumo eléctrico. Al estar procesando más información y calculando los resultados durante más tiempo, el consumo de tu ordenador será más elevado. Esto es algo que la mayoría de los usuarios asumen sin ningún problema, ya que lo utilizarán durante todo el tiempo que el ordenador esté encendido.

A la vez también supone que el procesador aumenta su temperatura. Esto sí es importante si estás durante mucho tiempo jugando o trabajando con vídeos e imágenes. Se puede disipar el calor del procesador mejorando la ventilación, pero para estos casos mejor si apuestas por un disipador más eficiente que los que te ofrecen Intel o AMD con sus procesadores.

HACE 3 MESES

 

¿Tienes algo que añadir a esta historia? Compártelo en los comentarios.

Deja un comentario