REVIEWS

El robot, ¿referente de conducta para futuras generaciones?

Dominar seis millones de formas de comunicación, mostrar buenos modales y preocuparse por sus amos hace que C-3PO sea uno de los personajes más queridos de ‘La guerra de las galaxias’, hasta el punto de ser considerado un Dios por los peludos y adorables ‘ewoks’. Bueno, esto último es por su aspecto físico, pero no oculta sus múltiples ‘virtudes’.

Ahora bien, ¿deberíamos desarrollar en el mundo real droides de protocolo a semejanza de C-3PO? Si los robots vigilan nuestra casa, enseñan programación a los más pequeños e, incluso, nos hacen compañía, ¿serán modelos de conducta para los imperfectos humanos? ¿Se convertirán en referentes para las nuevas generaciones?

Robots que sirven de ‘coach’

Hola, soy Tega, un robot de aprendizaje para niños. ¡Wheeee!’. Así parece contestarnos Tega, un simpático autómata que parece el hijo de un Furby y un Teletubby desarrollado por el prestigioso Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT). Un grupo de investigadores acaban de ponerlo a prueba para estudiar precisamente cómo su personalidad puede afectar al comportamiento de los niños.

Los expertos propusieron a 40 niños jugar contra el singular Tega a resolver rompecabezas. Con la mitad de ellos, el autómata tenía una personalidad neutral. Cuando ganaba se limitaba a decir ‘he resuelto el rompecabezas” y cuando perdía soltaba un ‘era difícil’.

Sin embargo, se mostraba más simpático con el resto de niños. Celebraba su victoria con un ‘era difícil, pero lo intenté mucho y lo clavé’ y alababa a su contrincante con un “¡Trabajaste duro y lo conseguiste!” en el resto de ocasiones.

Los investigadores constataron que los pequeños del segundo grupo habían realizado más intentos para resolver los retos y se esforzaban mucho más en la tarea.

Los chiquillos también tuvieron que contar una historia a dos Tega, uno inexpresivo y otro más entusiasta. No solo preferían al segundo, sino que, además, les motivaba para perfeccionar la narración.

Con todo ello, los experimentos han servido para demostrar que los robots pueden influir de forma positiva en los más pequeños.

Ahora, estos investigadores pretenden, no solo desarrollar autómatas que puedan enseñar modelos de conducta a los pequeños, sino que además se adapten al comportamiento específico de cada uno.

De hecho, ya hay varios robots destinados a mejorar las habilidades sociales de los niños con autismo. El esférico Leka, el español Aisoy o el versátil NAO son algunos de ellos.

También para adultos…

Sin embargo, además de mejorar la conducta de los más pequeños, los humanoides también pueden afectar a los adultos.

Sin ir más lejos, un investigador australiano pretende que los robots nos ayuden a mejorar nuestros hábitos alimentarios.

Para ello, Andy y Rob, dos NAO, preguntarán por la dieta a los participantes en su estudio y los animarán a mejorarla.

perdida-peso-robot-nao-mediatrends
Imagen: Supplied

El experto considera que los humanos no se sentirán intimidados por las máquinas y contestarán, por ello, con más sinceridad.

¿Maleducan los asistentes virtuales?

Pese a que algunos robots podrían ayudarnos a mejorar nuestros hábitos y conductas, la pasividad de otros también ha sido motivo de críticas.

Varios padres, que incluso desarrollan su carrera profesional en el mundo de la tecnología, se han quejado del carácter de Amazon Echo, el altavoz inteligente que pretende controlar los dispositivos de tu hogar.

Al atender solícito órdenes verbales, el dispositivo puede hacer que los pequeños de la casa se interesen por interactuar con él.

robot

Sin embargo, algunos progenitores están preocupados porque el dispositivo les conteste, aunque la petición no sea educada, no se queje por no recibir agradecimiento e, incluso, tolere que le pregunten lo mismo repetidamente para vacilarle.

Tanto es así que el fundador de la firma de inversión K9 Ventures ha asegurado a su hijo de 4 años que el altavoz no le contestará si no recibe un ‘por favor’ y un ‘gracias’.

De los ‘bots’ respetuosos a los racistas

Eso sí, los niños no son los únicos que están tratando de forma irrespetuosa a algunos robots. Un japonés borracho fue arrestado hace unos meses por patear a Pepper, el adorable humanoide capaz de leer las emociones humanas.

La propia compañía que ha creado al robot, Softbank, recordó por entonces a los dueños que no deben tener sexo con Pepper y que tampoco pueden utilizarlo para causar daño a otros humanos. ¿Deben las propias máquinas defenderse y exigir un buen trato para impedir que los humanos sean cada vez más maleducados?

robot

En algunos casos, ya lo hacen. Por ejemplo, Cortana, el dicharero asistente virtual de Microsoft -cuenta con bastante gracia chistes de Chiquito de la Calzada- convierte los tacos en asteriscos al realizar la búsqueda en Bing.

Espero que no trates así a ningún humano’, dice Cortana ante un ‘zorra’ o ‘guarra’. Sara Vicente, la guionista del asistente virtual en España, ha ideado varias respuestas para que responda ante un trato degradante con educación, pero zanjando el tema.

Frente a Cortana, un polémico robot de Microsoft tuvo que ser eliminado precisamente por grosero. Los de Redmond programaron a Tay, una inteligencia artificial que aprendía al interactuar con jóvenes a través de las redes sociales. El tiro les salió por la culata.

Al día siguiente, Tay apoyaba en sus tuits el genocidio nazi y soltaba comentarios racistas, machistas y homófobos. Aunque no era culpa suya, sino de los humanos que la maleducaron, la compañía decidió desactivarla.

Programando un robot educado

Microsoft, Facebook y Google están impulsando el desarrollo de estos chatbots, programas inteligentes capaces de charlar con los humanos.

Gracias a ellos, podremos llegar a reservar un vuelo, pedir un taxi o realizar una compra a través de Facebook Messenger, Google Allo o Telegram.

Para evitar que se repitan casos como el de Tay, los programadores de ‘chatbots’ deberán limitar la información que estas inteligencias artificiales reciben y pueden aprender. Incluso se baraja incluir una lista negra de vocablos para que jamás los utilicen.

robot

El responsable de diseñar las interacciones de Google Allo y Google Assistant defendía recientemente en un evento la necesidad de que los ‘chatbots’ distingan qué datos del usuario es inapropiado revelar para que se integren en situaciones sociales. Ahora bien, ¿cómo conseguir que sean simpáticos, al mismo tiempo que se deja claro al usuario que son máquinas y no personas?

De un modo u otro, parece claro que los robots sí influyen en nuestra forma de comportarnos. Algunos expertos se están esforzando por lograr que nos enseñen buenos hábitos, mientras otros intentan que no les contagiemos las peores conductas humanas.

Aún queda mucho para que un droide de protocolo sea tan inteligente y simpático como C-3PO, pero si los más pequeños conviven con un autómata similar en un futuro, ¿imitarán su modelo de conducta y se convertirán en sus grandes referentes de comportamiento frente a futbolistas, actores o cantantes?

HACE 2 MESES

 

¿Tienes algo que añadir a esta historia? Compártelo en los comentarios.

Deja un comentario

Últimos comentarios en las Redes Sociales

    Los centros educativos más #innovadores introducen la #tecnología, la #programación y la #robótica en las aulas https://t.co/BzgqQs48yM
    RT @stemxion: Preparad@s la esperadisima competición mundial de #ROBOTICA?? Qué ganas tenemos!!Mañana en@linkbyuma nuestra 1a fase https://…
    RT @relatosgregorio: La #ciencia, el #espacio, la #robótica, la #historia, la #mitología, en un #programa recomendable: https://t.co/7s3aFU…
    RT @relatosgregorio: La #ciencia, el #espacio, la #robótica, la #historia, la #mitología, en un #programa recomendable: https://t.co/7s3aFU…
    RT @relatosgregorio: La #ciencia, el #espacio, la #robótica, la #historia, la #mitología, en un #programa recomendable: https://t.co/7s3aFU…
    La eficacia de la roboterapia en personas con demencia: #robótica para la vida independiente bjadaptaciones https://t.co/oh2xv4CMlJ …
    RT @InfantesTrilema: Compartiendo momentos de aprendizaje con #Dash 🤖📱#robótica https://t.co/aI0TvMKpWz
    Mas que un museo de Retrogames, prefiero una industria puntera en el ámbito de #Robotica & #AI. https://t.co/HiXYxuK6px _TheConstruct_
    Mas que un museo de Retrogames, prefiero una industria puntera en el ámbito de #Robotica & #AI. https://t.co/85pxYhUcHC @_TheConstruct_