RANKINGS

4 dispositivos imprescindibles para el cuidado del pelo

El cuidado del pelo es tan importante como relativamente sencillo. Basta con elegir bien los productos de higiene y escoger con sumo cuidado los pequeños electrodomésticos que te ayudarán a conservarlo fuerte y sano.

Mucho se ha dicho y escrito sobre si abusar del secador, las planchas o los moldeadores es perjudicial o no. En realidad, lo importante, como en todo, es saber elegir entre las muchas ofertas del mercado cuál se ajusta mejor a tus necesidades y las de tu cabello.

En este post repasamos qué pequeños electrodomésticos pueden ayudarte en el cuidado del cabello y qué debes saber sobre ellos.

Secadores de pelo, básicos para el cuidado del pelo

cuidado-del-pelo-electrodomesticos-mediatrends (1)

Es el pequeño electrodoméstico que más se usa para el cuidado del cabello. Resulta básico para casi toda persona independientemente del largo de su melena, sobre todo en épocas de frío. Pero un secador de pelo es más que eso, ya que de una buena elección y un buen uso depende que el cabello no resulte maltratado.

A la hora de elegir un modelo u otro es necesario tener en cuenta características básicas como el tamaño, la potencia, las funcionalidades y los accesorios que ofrece tanto como el tipo de pelo que se tiene.

  • Tamaño. Es algo básico a la hora de elegir el modelo. Si es para uso diario y en casa, mejor grande y con varias funciones de uso. Si es para llevar de viaje, mejor pequeño y manejable.
  • Potencia. A mayor tamaño, mayor potencia, y a mayor potencia, más rapidez en el secado.
  • Funcionalidades. Conviene fijarse en las funciones de control tanto de la cantidad de aire como de la temperatura. De esta forma será posible regularlo según las necesidades individuales. Los de media y alta gama ofrecen más posibilidades.
  • Accesorios. Dependiendo del modelo se incluirán más o menos. Los básicos, por decirlo así, son los difusores y los voluminizadores. Los primeros sirven para dirigir el flujo de aire y los segundos, para dar volumen, como su nombre indica.
  • Tipo de cabello. No todos los tipos de pelo están hechos para usar el mismo secador. Si el tuyo es más bien fino, es mejor que no utilices una potencia excesiva para evitar dañarlo. En estos casos es de suma importancia fijarse en que el modelo escogido cuente con opciones de control.

CONSEJOS

Una cosa muy importante a tener en cuenta a la hora de usar un secador de pelo es que se trata de un electrodoméstico que puede resultar dañino para el cabello si no se usa con cuidado. Aquí tienes unos pequeños consejos que te ayudarán a evitar riesgos innecesarios:

  • Sécate bien el pelo con la toalla antes. Así eliminarás gran parte de la humedad y reducirás el tiempo de uso del secador.
  • No acerques demasiado el aparato. 15 centímetros es una distancia segura y prudencial.
  • Utiliza un buen cepillo durante el secado. Ayuda a separar los cabellos y que penetre mejor el aire.

Moldeadores y rizadores: cómo crear ondas y rizos perfectos

cuidado-pelo-electrodomesticos-mediatrends (2)

Antes de entrar en materia, hay que tener en cuenta que se trata de la misma herramienta la que se denomina moldeador y rizador. De hecho, si se consultan webs especializadas o de compra de este tipo de pequeños electrodomésticos para el cuidado del cabello, se puede comprobar que la mayoría de modelos llevan ambos nombres.

Aclarado esto, ¿para que sirve un moldeador/rizador de pelo? Pues como su nombre indica, para dotar de rizos y ondas al cabello liso en su estado natural o para marcar más los ya existentes. Hay varios tipos dependiendo de lo que se necesite.

  • Con pinza o sin pinza. Es el modelo más básico, con forma de tubo. Algunos incluyen una pinza para sujetar el pelo durante el proceso de moldeado.
  • Automático. Se trata de la variedad más evolucionada, ya que el propio aparato se encarga de enrollar el pelo.
  • Rulos calientes. Son como los rulos tradicionales, pero aplican calor sobre el cabello sin necesidad de usar un secador.

El tipo de pelo es básico para elegir un modelo u otro, ya que cada moldeador ofrece distintas posibilidades y un manejo más o menos sencillo. Pero, además, hay que tener en cuenta otras características o, por lo menos, saber qué significan cuando se consultan las indicaciones:

  • El grosor del barril. Es el que determinará el grosor del rizo.
  • El material. El uso de la cerámica está extendido y lo incorporan la mayoría de modelos. Se calienta con mayor rapidez y ofrece más garantías de cuidado para el pelo. Existe una opción de cerámica con turmalina que contribuye aún más a la ausencia de encrespado. El titanio es un material aún mejor tanto para el cuidado como para el encrespamiento, pero también más caro.
  • Iones. Los iones negativos sirven para contrarrestar los positivos que se generan con el secado o la fricción con una toalla, por ejemplo, y evitar que se encrespe.
  • Selección de temperatura. Lee bien las instrucciones de uso y comprueba cuál sería la temperatura adecuada para tu tipo de cabello. No es lo mismo uno grueso que uno fino.

Planchas para el pelo, un alisado profesional en casa

cuidado-pelo-electrodomesticos-mediatrends (3)

Conseguir un alisado casi profesional en casa es posible gracias a estos pequeños electrodomésticos para el cuidado del cabello. Para elegir entre una plancha de pelo u otra, los aspectos a tener en cuenta son prácticamente los mismos que los indicados un poco más arriba con respecto a moldeadores y rizadores.

Hay distintos tipos de plancha según tamaño y temperatura:

  • Tamaño. Tiene que ver con las dimensiones de las planchas, que pueden ser estrechas (permiten también ondular y son recomendables para melenas cortas), medianas (las más habituales) y anchas (para pelo abundante y alisado más rápido).
  • Temperatura. La regulación de la temperatura de una plancha puede darse de tres formas: fija (no permite regulación), variable (se puede regular según el tipo de cabello y necesidades) y automática.

Cepillos de calor, para un uso rápido y sencillo

cuidado-pelo-electrodomesticos-mediatrends 5

Los cepillos de calor son otra parte más de los pequeños electrodomésticos para el cuidado del cabello. Es fácil dilucidar por su aspecto, precio y funciones y son más sencillos de manejar y más rápidos. Aunque también hay que tener en cuenta de que el resultado con estos cepillos, tanto para alisar como para ondular, no será el mismo que con una plancha o un rizador. Dicho esto, existen los siguientes tipos:

  • Alisador. Tiene el aspecto de un cepillo manual normal. Su superficie es más o menos amplia según el tipo y cantidad de pelo que se vaya a alisar. Para cabellos más gruesos o melenas más largas conviene optar por los más anchos.
  • Moldeador. Son similares a los cepillos con forma circular de toda la vida usados para ‘meter las puntas’, que decían las abuelas. La diferencia está, obviamente, en que incluyen calor para poder crear rizos y ondas. El ancho de estos dependerá del ancho del cepillo.

Según el precio y el modelo, algunos incluyen accesorios (como distintos cabezales para un mayor o menor grosor de los rizos) y varias posiciones de temperatura. Las púas suelen ser de cerámica y con tecnología iónica para evitar el encrespamiento.

HACE 4 SEMANAS

 

¿Tienes algo que añadir a esta historia? Compártelo en los comentarios.

Deja un comentario