Drones, moda con normas

Los drones están de moda. Hasta no hace mucho sólo veíamos estos dispositivos voladores manejados por control remoto en la televisión, casi siempre cuando hablaban de operaciones militares, pero hoy en día el panorama ha cambiado radicalmente. El precio de los drones se ha reducido mucho, y probablemente seguirá haciéndolo, lo que los pone al alcance de un abanico de usuarios cada vez más amplio.

Además, pueden utilizarse para muchas cosas. Puedes usar un dron, simplemente, para divertirte. También para practicar fotografía aérea o grabar vídeos desde las alturas. E, incluso, para tareas más «serias», como son la fumigación inteligente, el riego desde el aire, labores de extinción de incendios, etc.

Sin embargo, hay algo que debes tener muy en cuenta si no quieres meterte en líos: el uso de los drones está regulado, y, además, la normativa es muy restrictiva, dependiendo si deseas utilizarlos con fines comerciales o simplemente como un elemento más de ocio. Echémosle un vistazo, pero antes, mira lo que puedes hacer con un dron en este vídeo:

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=SrBgfXJ3BMU&w=1280&h=720]

 

Con fines comerciales

Drone volador Hubsan X4

La Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) hizo público hace unas semanas un comunicado en el que aclara, ante el éxito que están alcanzando los drones, qué es lo que dice la normativa que está vigente actualmente en España. Y es muy tajante: no está permitido el uso de aeronaves pilotadas por control remoto con fines comerciales o profesionales.

De hecho, el Ministerio de Fomento y AESA han preparado un conjunto de normas que regulan el uso de los drones con fines comerciales, en función de su peso: 

  • Drones que pesan menos de 25 kilos: 
  • No es necesario que estén inscritos en el registro de aeronaves ni necesitan un certificado de aeronavegabilidad.
  • Sin embargo, deben llevar fijada en su chasis una placa identificativa.
  • Para utilizarlos es necesario contar con una licencia de piloto (como la de ultraligeros) o demostrar que se poseen los conocimientos necesarios para manejarlos con seguridad.
  • Si quieres usar tu dron, por ejemplo, para tomar fotografías aéreas con el propósito de venderlas, lo primero que debemos hacer es pedir permiso a AESA indicando cuál será tu actividad.
  • También es aconsejable que consultes la normativa de tu comunidad autónoma, debido a que algunas tienen su propio reglamento acerca del uso de drones.
  • Aún no está claro es si es necesario cumplir estos requisitos con los drones más pequeños, como el Rolling Spider de Parrot, que, aunque suelen utilizarse para ocio, también son útiles en algunas aplicaciones comerciales. En este vídeo tienes otro ejemplo impactante de lo que se puede hacer con un dron, por pequeño que sea:

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=n–cjDmTi1M&w=1280&h=720] 

Por diversión, todo es más fácil

Drone terrestre Parrot Jumping Sumo para grabación y streaming de vídeo

Si únicamente quieres utilizar tu dron para divertirte, todo es mucho más sencillo. Y es que, según AESA, en este caso no tienes un dron. Para esta agencia sólo son drones aquellos vehículos aéreos manejados por control remoto que se emplean para actividades profesionales o comerciales. Si esos mismos aparatos únicamente se usan para actividades de ocio, no son drones, sino, sencillamente, dispositivos de radiocontrol.

Este matiz es importante porque su uso condiciona el reglamento que debemos tener presente antes de salir a la calle con él, si no quieres meterte en líos. Sin embargo, esto es lo que des saber si no quqires meterte en líos: 

  • No puedes hacer volar un dron sobre un núcleo urbano o un lugar habitadoLo ideal es usarlos en el campo o en zonas despejadas alejadas de las ciudades.
  • Tu dron no debe alcanzar altitudes superiores a los 100 metros, incluso aunque su diseño lo permita.
  • En interiores puedes usarlo con total libertad, pero siempre y cuando seas el propietario del espacio en el que lo estás utilizando o tengas permiso para hacerlo. 

Ahora que ya conoces la normativa, relájate y disfruta con tu dron, tal y como lo hacen en este vídeo:

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=v7Q1giJOpxA&w=1280&h=720]

Y si, pese a todas nuestras advertencias, no respetas las normas y alguien te denuncia, puedes verte obligado a acatar una sanción, que podría ser muy seria si se produce un accidente e hieres a alguien con tu dron o provocas algún daño material.

 

[newsletter utm=”normativa-drones”]

HACE 6 AÑOS