TENDENCIAS

Neuralink, la última locura de Elon Musk para ‘hackear’ el cerebro con IA

Liderar la carrera por los coches autónomos, ser el primero en colonizar Marte o revolucinar el transporte del futuro, se le queda corto a Elon Musk. Después de liderar proyectos como el de Tesla, SpaceX o Hyperloop entre otros, ahora se lanza a conectar el cerebro humano con la IA (inteligencia artificial) con Neuralink.

Aunque sobre el papel puede parecer demasiado técnico, en la práctica consiste en usar implantes cerebrales para luchar contra diferentes enfermedades como la epilepsia o la depresión.

No solo eso. También serviría para simplificar procesos de nuestro día a día. ¿Imaginas poder algo solo con pensarlo? Es lo que quiere conseguir Neuralink, conectar el cerebro con una máquina para que esta última lea los pensamientos y los ejecute sola. O dicho de otra forma, llevar un asistente virtual en tu cabeza. Algo así como Siri o Bixby, pero dentro de nosotros mismos.

Los lazos neuronales, claves para Neuralink

neuralink-elon-musk-mediatrends

Según Musk, la idea es conectar los ordenadores con los cerebros a través de lo que él llama ‘lazo neural’. El mecanismo es sencillo: se implantan electrodos cerebrales que algún día podrían cargar y descargar pensamientos.

El CEO de Tesla y SpaceX siempre ha dicho que le preocupa que a inteligencia artificial acabe superando al ser humano en competencia intelectual. Tanto, que ha llegado a decir que será peligrosa en solo 5 años o que acabaremos siendo irrelevantes frente a los robots.

¿La solución? Añadir IA a nuestro cerebro e intentar fusionarlos para que el ser humano no se quede atrás.

elon-musk-tesla-neuralink-mediatrends

Musk aún no ha comunicado oficialmente la puesta en marcha de la compañía, pero lo cierto es que Neuralink fue registrada en junio del pasado año como una compañía de investigación médica en California.

Tras ello, el siguiente paso de Neuralink será demostrar también la seguridad y eficacia de su tecnología.

Como en otros proyectos, Musk pretende financiar la compañía con su propio capital.

HACE 3 AÑOS