TENDENCIAS

Los selfies podrán ayudar a diagnosticar enfermedades genéticas

Un selfie podría ayudar a diagnosticar enfermedades. Una simple fotografía de cara serviría para ayudar a detectar posibles problemas de salud tan díficiles de diagnosticar como son las enfermedades raras. Esto es lo que asegura un estudio del Instituto de Nacional de Investigación del Genoma Humano (NHGRI) de Estados Unidos.

Los científicos han utilizado un software de reconocimiento facial similar al que se utiliza en sistemas de seguridad de los aeropuertos y a través del cual han podido detectar una enfermedad rara conocida como Síndrome de deleción 22q11.2. Esta dolencia genética consiste en la pérdida de un gen particular en el cromosoma 22 , TBX1, que provoca defectos cardíacos, una hendidura del paladar, rasgos faciales distintivos, pérdida de la audición, y los niveles bajos de calcio

Un estudio basado en 126 rasgos faciales

selfies-estudio-mediatrends

Los médicos de 11 países presentaron 101 fotografías para realizar el estudio. A continuación, los investigadores utilizaron la tecnología de análisis facial para comparar un grupo de 156 caucásicos, africanos, asiáticos y latinoamericanos, que sufren la enfermedad junto con otros que no la tienen.

Basándose en 126 rasgos faciales individuales, se diagnosticaron correctamente las enfermedades en todos los grupos étnicos con una tasa de acierto del 96%, según el estudio.

Este estudio sobre el síndrome de DiGeorge (tal y como se conoce popularmente) es el segundo de una serie de pruebas de software de reconocimiento facial para diagnosticar enfermedades hereditarias en las diversas poblaciones. Ya se han hecho estudios con el Síndrome de Down y el siguiente se centrará en el síndrome de Noonan y de William.

Para la realización de dicho estudio, los investigadores utilizaron cámaras de equipos fotográficos de todo tipo. Sin embargo, con los teléfonos inteligentes y sus cámaras potentes, los científicos creen que podrían ser unas herramientas muy útiles para enviar fotografías que sirvan de estudio para enfermedades raras y para un posterior banco de datos.

HACE 3 AÑOS