REVIEWS

La capa de invisibilidad existe: estas son las pruebas

Investigadores de universidades de todo el mundo trabajan para lograr la capa de invisibilidad perfecta e infalible. Actualmente, existen distintos modelos y proyectos. Entre sus aplicaciones, la medicina y la militar son las primeras de la lista. Hace cosa de unos años, una capa invisible era algo impensable en el mundo real. Era algo que Harry Potter había puesto de moda gracias a la prenda heredada de su padre al entrar en Hogwarts, pero que, en realidad, el mundo de la ciencia ficción había explotado desde siempre. ‘El hombre invisible’ de H.G. Wells, la ‘Mujer Invisible’ de Stan Lee o el avión de Wonder Woman son ejemplos de ello.

Sin embargo, de un tiempo a esta parte, conseguir una capa de invisibilidad ya no es algo imposible. Si no un logro desbloqueado, sí es ya una opción viable que mejora con el paso de las investigaciones perfeccionando la fórmula y el resultado.

Todavía no se ha llegado al consenso ni al punto definitivo en el que la capa de invisibilidad sea un invento 100% fiable en cualquier circunstancia y ambiente, pero los investigadores están trabajando en ello.

En este post te ponemos al día sobre en qué punto se encuentra la capa invisible y todo lo que debes saber sobre sus principios, hitos y aplicaciones prácticas, más allá del mundo mágico descrito por J. K. Rowling en sus novelas. Científicos de todo el mundo, incluidos españoles, no cesan en su empeño de que realidad y ficción coincidan en este punto.

Antes de seguir, una apreciación. Cuando los investigadores se refieren a capa de invisibilidad no siempre tiene que ver con esa prenda asociada a la vestimenta de los magos, sino con el hecho de ser un recubrimiento.

El principio de la capa de invisibilidad

capa-invisible-mediatrends

Para entender en qué consiste una capa de invisibilidad más allá de ocultar lo que se tiene delante, hay que entender cómo ve el ojo. La manera más sencilla de explicarlo sería que los rayos de luz rebotan contra los objetos siendo dispersados en todas direcciones. El ojo los capta y así ve los cuerpos que tiende delante.

Entonces, ¿cuál debe de ser el principio de la invisibilidad? ¿Cómo se puede hacer desaparecer algo que está ahí delante y sobre lo que se refleja la luz? Los investigadores han dado con dos opciones para conseguirlo:

  • Curvar la luz: es el principio básico con el que se realizaron las primeras investigaciones. Consiste en recubrir el objeto en cuestión que se quiere hacer desaparecer con un material que desvíe la luz en lugar de rebotarla. De esta manera, no llegará a ser captada por el ojo.
  • Interferencia destructiva: Es como se conoce a lo que ocurre con la llamada ‘capa plasmónica’. Lo que hace es que su campo de dispersión de la luz interfiere con el del objeto que se quiere ocultar anulándose y haciéndolo invisible al ojo humano.

Los hitos de la capa de invisibilidad

En los últimos años, son varios los hitos en el campo de la capa de invisibilidad que se han dado alrededor del mundo. Desde Estados Unidos hasta Corea. Estos son algunos de los más interesante y reseñables.

LA CAPA ROCHESTER (UNIVERSIDAD DE ROCHESTER, NUEVA YORK)

El invento se lo debemos a John Howell, un profesor de Física de dicha universidad, que gracias a cuatro lentes consiguió mejorar algunos de los ‘peros’ de sus predecesores.

La clave de su idea, además de su bajo coste, es la estudiada colocación de las lentes. Esta hace que el objeto del otro lado permanezca oculto, incluso aunque quien contemple se desplace mínimamente.

Antes, Howell había experimentado junto con su hijo y entre ambos lograron con espejos una capa de invisibilidad solvente y muy barata (unos 115 euros).

METAFLEX

Se trata de un material flexible utilizado por investigadores de la universidad escocesa de Saint Andrews.

Lo que hace es comportarse de una forma singular con la luz, curvándola (en lugar de reflejarla) y haciendo así que el objeto en cuestión quede invisible al ojo.

TÉCNICA PLASMÓNICA

El gran avance de esta técnica realizada por investigadores de la Universidad de Texas hace cinco años es que logra la invisibilidad de un objeto al aire libre, no solo en un laboratorio o en un entorno controlado.

Otro de sus logros es que esta capa de invisibilidad cubre cualquier ángulo.

La clave, como explicamos más arriba, tiene que ver con que los campos de dispersión de esta capa y los del objeto se anulan no reflejando la luz.

CAPA ULTRADELGADA O METAPANTALLA

La capa ultradelgada o metapantalla también se la debemos a los investigadores texanos. Unieron tiras de cobre de 66 micras a otras de policarbonato de 100 micras en forma de rejilla y lograron ocultar el objeto recubierto con el resultado.

CAPA DE INVISIBILIDAD ELÁSTICA

La Universidad de Yonsei (Corea del Sur) y la de Duke (Estados Unidos) unieron sus fuerzas, talentos y recursos para diseñar la primera capa de invisibilidad con metamateriales (uno de los recursos más usados en el campo de la invisibilidad) con la propiedad de ser elásticos, de manera que se adaptaban mejor al objeto a ocultar.

EL ORO Y EL SILICIO

En Stanford y Pensilvania unieron, en 2012, nanocables de silicio cubiertos por una capa de oro para conseguir la invisibilidad. Se basa en el principio de la técnica plasmónica ya descrita.

INVISIBILIDAD 3D

Según un grupo de investigadores de la Universidad de Duke (Estados Unidos), todo el que tenga una impresora 3D en su casa podría fabricarse su capa de invisibilidad.

Solo tienes que tener a mano plástico ABS y aire. La forma resultante es como la de un queso agujereado por un ratón y dicen que funciona.

La capa de invisibilidad ‘made in Spain’

Capa de invisibilidad
Imagen: Universidad de Navarra

Investigadores de la Universidad Pública de Navarra (UPNA) y de la Universitat Politècnica de València (UPV) dieron a conocer a comienzos de año el diseño de una capa de invisibilidad para ambientes difusos. Es decir, para lugares con niebla o bajo el agua, por ejemplo.

La explicación técnica dada por Carlos García Meca, del Centro de Tecnología Nanofotónica de la UPV, publicada en su web es que ambientes difusos son aquellos donde la luz no se propaga en línea recta, sino que rebota.

Por poner varios casos cercanos, ambiente difuso sería el que encontramos en un día con niebla, aguas turbias o un lugar con humo, pero también nuestro tejido orgánico. Nuestra propuesta sienta las bases para, por ejemplo, hacer indetectable un avión entre la niebla o un submarino en el mar’, explicaba García Meca.

Por ahora solo es una idea sobre el papel, aunque los encargados de la investigación ya se encuentran trabajando en el prototipo.

Aplicaciones de la capa de invisibilidad

avion-invisible-mediatrends

Aún le queda mucho camino por andar y técnica que perfeccionar, pero cada vez son más los investigadores dedicados a esta tarea y mejores los resultados. Pero ¿qué aplicaciones puede tener una capa invisible?

  • Fines militares: es, sin duda, el primer objetivo que viene a la mente. De conseguirse esa capa de invisibilidad infalible, lo más probable es que los primeros en aplicarla sean los servicios de seguridad y del ejército. Se conseguirían aviones y submarinos, por ejemplo, invisibles.
  • Comunicaciones: otra de las aplicaciones de las que hablan los investigadores es conseguir, por ejemplo, satélites invisibles.
  • Aplicaciones médicas: la medicina sería uno de los campos que más podría aprovecharse de esta capa de invisibilidad. Un ejemplo práctico: hacer invisible la mano del cirujano o la herramienta con la que se trabaja e impide tener una visión completa de lo que se tiene delante.

HACE 2 AÑOS