HOW-TO

Cómo configurar tu Smart TV para lograr la mayor calidad de imagen

¿Tienes una flamante y espectacular Smart TV en tu salón y quieres aprovecharla al máximo? Vamos a ver los ajustes imprescindibles para lograr que la televisión muestre la mejor calidad de imagen posible para que podamos disfrutar sin perder detalle.

¿Por qué tenemos que ajustar la calidad de imagen?

Los TV no vienen preparados para mostrar la calidad óptima de imagen por defecto.

¿Cómo configurar tu Smart TV para lograr la mayor calidad de imagen?

Hasta hace un par de años aproximadamente, los televisores venían con un ‘preajuste’ de colores vivos, muy espectaculares, pero poco realistas.

Además, esos blancos excesivamente brillantes poseen tintes azulados irreales que, además, nos hacen forzar la vista.

Últimamente se ha mejorado esto con un modo ‘demo’, pero aún así, este modo no es el más adecuado.

Para obtener la mejor calidad de imagen posible deberemos ajustar el brillo, el contraste y el color teniendo en cuenta la iluminación de nuestro salón o habitación donde instalemos la TV y nuestros gustos personales. Solo tendremos que volver a acostumbrarnos a imágenes más reales (con más detalle) y menos ‘explosivas’.

Paso 1: cambiar el ajuste preestablecido de tu TV

Como decíamos, la mayoría de los televisores vienen con varios ajustes preconfigurados: estándar, cine, etc.

Lo primero que tenemos que hacer es ajustar los controles. Debemos tener en cuenta que estaremos acostumbrados al modo que tengamos actualmente y que los cambios que hagamos posiblemente nos decepcionen en un principio.

Por ejemplo, el modo Cine puede que nos parezca, en un primer momento, demasiado oscuro, pero esto es porque los modos que vienen por defecto (Vivo, Dinámico, etc.) son demasiado brillantes y con colores sobresaturados. No obstante si, a pesar de todo, nos resulta demasiado oscuro, siempre podremos subir un poco el brillo, como veremos más adelante.

Así pues, iremos al menú de nuestro TV y elegiremos el modo Cine (o Película o algo similar), que es más real que la preestablecida, y que, además, forzará menos nuestra vista, sobre todo si vemos la televisión en la oscuridad.

El motivo de elegir este modo es porque en muchas marcas es el único de los ajustes preestablecidos que nos da acceso a configuraciones avanzadas.

¿Cómo configurar tu Smart TV para lograr la mayor calidad de imagen?

Configuraciones básicas

BRILLO

El brillo está relacionado con los negros y, por tanto, con el nivel de detalle en las zonas oscuras.

Por eso, hay que ajustarlo y buscar el equilibrio.

CONTRASTE

Este ajuste es el contrario del brillo, ya que condiciona el nivel de blancos y la iluminación general de la imagen.

Si tenemos el contraste demasiado alto, la imagen será más espectacular, pero perderemos detalles en los blancos por saturación de las zonas claras.

Si, al contrario, tenemos el contraste demasiado bajo, perderemos impacto en la imagen y colores poco luminosos. De nuevo, el equilibrio es lo que debemos buscar.

COLOR

Tal vez sea uno de los ajustes más difíciles, ya que ‘para gustos, colores’. Además de ajustar los colores después del brillo y el contraste, debemos buscar la naturalidad y no la espectacularidad.

Al principio pueden parecernos tonos más apagados, pero es preferible porque son más reales.

Paso 2: desactivar funciones innecesarias

La mayoría de los TV vienen con una serie de ajustes supuestamente avanzados, que pretenden hacer que la imagen se vea mejor. En realidad, suelen ser trucos de marketing para diferenciarse de la competencia.

Algunas de estas características innecesarias que debemos desactivar son:

  • Contraste dinámico: este ajuste hace las escenas oscuras más oscuras y las luminosas más claras. Con esta función activada se pierde bastante detalle de imagen.
  • Resaltar los negros: con diferentes nombres, esta opción hace los negros más oscuros. De nuevo, esto reducirá el detalle de la imagen.
  • Temperatura de color: lo que hace esto es ‘falsear’ los blancos, dándoles tonos azulados.
  • Tono de piel: cuando calibremos correctamente nuestra televisión, esta función será innecesaria. Si no podemos desactivarla, bajaremos este nivel a 0.
  • Reducción de ruido (DNR): esto solo podría ser útil en caso de que visualizáramos vídeos de baja calidad. Sin embargo, en contenidos de alta definición, este ajuste provocará imágenes ligeramente borrosas.
  • Modo de juego: solo deberíamos utilizarlo cuando vayamos a jugar con la consola, ya que sirve para reducir el desfase visual entre ésta y la televisión.
  • Interpolación de movimiento: llamado de forma diferente por algunas marcas (Auto Motion Plus o MotionFlow), pretende suavizar el movimiento de las imágenes rodadas a 24 frames por segundo (fps) como las películas frente a otras con menos fps.

¿Cómo configurar tu Smart TV para lograr la mayor calidad de imagen?

Paso 3: ajustar la imagen con un disco de calibración

El último paso y definitivo para ajustar la imagen pasa por utilizar un disco de calibración creado por nosotros mismos.

Para ello, utilizaremos programas como AVS 709, THX Tune Up o WOW, que grabaremos en cualquier soporte: Blu-ray, USB, etc.

Con este programa ajustaremos todos los parámetros de imagen necesarios: brillo (no confundir con luz de fondo) y que afecta a los negros y partes oscuras, la sobreexploración (llenar la pantalla ‘estirando’ la imagen), saturación de color, etc.

El resultado final debe ser una imagen bastante diferente al modo ‘colores vivos’: menos brillo, colores algo más apagados, etc. Recordemos que la diferencia puede ser brusca a nuestros ojos, acostumbrados al ajuste anterior.

Si dejamos unas horas para acostumbrarnos comprobaremos que hemos ganado en detalles, que podremos ver la televisión tan cerca como queramos y que, además, de este modo se daña menos a nuestra vista.

Conclusión

smart-tv-mediatrends

Obviamente no debemos olvidar la calidad del material original: no es lo mismo ver una película en DVD que en Blu-ray o por servicios de streaming como Netflix, y esto por supuesto influye en la calidad de visualización.

Dicho esto, con un poco de trabajo y de ajustes optimizaremos la imagen de nuestra TV y disfrutaremos mucho más de ella, viendo los contenidos como se grabaron originalmente y no con colores sobresaturados o enfatizando en brillo o negros.

HACE 4 MESES

 

¿Tienes algo que añadir a esta historia? Compártelo en los comentarios.

Deja un comentario

2 comentarios

    Casi todos los nuevos televisores a la venta en estos días son de un modelo inteligente. Esto significa que ofrecen algo más que la capacidad tradicional de recibir una señal de televisión y permitirle conectar un reproductor de DVD. Ahora tendrás las facilidades para servicios de streaming de video en línea como YouTube, Netflix, Amazon Prime Video y NowTV, junto a galerías de fotos, enviar video desde tu teléfono, escuchar música, además de una alta gama de adicionales servicios desde tu televisión.

    Esto puede parecer un poco desconcertante al principio, pero conseguir todas estas características en marcha es en realidad más fácil de lo que piensas.

    buenos dias
    queria hacerles una pregunta a ver si me pueden dar una solucion
    el otro dia compre un reproductor sony blu ray 4k xp800 y tengo un televisor hu8200 de samsung curve 4k de 55 pulgadas.
    cuando pongo el reproductor la imagen que me sale del menu me sale con una resolucion en pantalla de 3840×2160 4k pero cuando reproduzco la pelicula original 4k la resolucion me baja a 1920p.
    alguien me puede explicar el motivo del porque baja la resolucion y no se ve en 4k?

    gracias

    el reproductor lo tengo conectado a traves de hdmi 2.0