REVIEWS

El 8K llegará en 2019 (y vas a querer tenerlo)

Aún cuando el 4K empieza a asentarse como estándar en la TV digital y formatos domésticos, el 8K asoma la patita a la vuelta de la esquina. Sí, va a llegar, y será más pronto que tarde.

En realidad, el 8K lleva siendo una realidad algunos años, y de hecho ya pueden adquirirse algunos monitores y televisores a estas resoluciones. Aunque a altos precios, cabe señalar. Su distribución ha sido anecdótica y enmarcada dentro de sectores industriales. Hasta ahora.

¿Qué es una resolución 8K?

8K es una resolución de 7680 × 4320 píxeles. 33,1 megapíxeles. Una verdadera barbaridad. Apodada también Ultra HD 8K o 4320p, este formato cuadriplica en vertical y horizontal el estándar de lo que entendemos por alta definición (Full HD). Se llama 8K por los aproximadamente 8.000 píxeles de ancho que tiene la pantalla.

8K

Pero, ¿de qué nos sirven exactamente 33.177.600 millones de píxeles en una pantalla? Bueno, en una pantalla de 50 pulgadas de poco, no podríamos ni distinguir la estructura de la matriz de píxeles a un metro de distancia. En paneles mayores logra que veamos con una claridad y definición bastante sorprendente.

¿Para qué queremos tanto píxeles?

La pregunta no es para qué los queremos, sino qué podremos hacer con ellos. Aún no existe un mercado firme para esta definición. Películas como ‘Guardianes de la Galaxia Vol. 2′ han sido filmadas usando cámaras RED 8K, pero aún tardará este formato en llegar a nuestros reproductores Blu-Ray.

El canal japonés NHK aseveró que retransmitirá los Juegos Olímpicos de Tokio en 8K; no para todo el mundo, sino para su audiencia. El contenido que podemos encontrar en la actualidad se reduce de manera residual a cámaras 360º y algunos videojuegos que cuenten con esta opción —de ahí que los primeros en subirse al 8K sean los gamers y sus respectivos monitores—.

En España apenas hablamos del futuro de la Televisión Digital Terrestre, del estándar DVB-T2 que incrementará el ancho de banda hasta los 40 Mbps, pudiendo emitir más información y, por tanto, a mayor resolución.

Qué dicen los fabricantes

datos

El actor en esta obra se llama Foxconn. La empresa china compró hace algún tiempo SHARP, la principal fabricante de paneles 8K del planeta. Su adquisición se convirtió en un agresivo movimiento al que se suman 9.000 millones de dólares para la construcción en Cantón (Guangdong) de la planta Gen 10.5.

Junto a las coreanas Samsung, LG y la estadounidense Dell, Foxconn quiere crear paneles de cortes diagonales con resoluciones especiales, de 70, 80, 90 y 100 pulgadas. TLC Group tampoco se ha quedado atrás en sus ambiciones y ha puesto en marcha una fábrica con el fin de construir la mayor planta Gen 11 del mundo. Y todos marcan la misma fecha en el calendario: 2019.

icono

¿Por qué? Este año no hace referencia a la producción masiva, donde el 8K penetre en los hogares, sino la fecha del pistoletazo de salida para que los fabricantes pongan en marcha sus diferentes líneas. Lanzar televisores en esta resolución no tenía sentido, pero observando la salud del 4K y la buena aceptación del HDR, en parte potenciado por las nuevas consolas Xbox One S y PlayStation 4 Pro, el 8K se antoja la siguiente parada obligatoria en el camino.

¿Será HDMI 2.1 un requisito imprescindible?

Todo cambio implica una contrapartida en los requisitos técnicos. Y esta vez no iba a ser menos. El HDMI actual no soporta la emisión en 8K, aunque ya existen cables compatibles: HDMI 2.1 es la revisión que cumple con los requisitos para emitir en dicha resolución.

Es evidente que los fabricantes apostarán por escalar sus productos hasta aquí, sin perder compatibilidad con el resto de formatos anteriores. De hecho, ya existen adaptadores y switch para convertir la resolución 4K en 8K, aunque al no ser una transición nativa, afectará a la calidad de la imagen final.

BF-Hardline-8K-4

Precio a la venta

Este es una incógnita difícil de despejar: si bien la propia Dell ya vende un monitor 8K (si UP3218K) por aproximadamente 4.999 dólares, este no será el precio medio a comercializar. El CES 2017 de Las Vegas arrojó otra información, más cercana a los 2.999 dólares.

El citado monitor de Dell cuenta con una densidad de 280 puntos por pulgada, una relación de contraste de 1.300:1 gracias a sus 400 candelas por metro cuadrado y la capacidad de mostrar 1.070 millones de colores, es decir, el 100% de la gama sRBG. O dicho de otro modo: todos estas TVs cuentan con HDR (alto rango dinámico).

monitor 2

Como suele ser habitual, sólo se fabricarán pantallas de más de 55 pulgadas, por pura practicidad: en paneles inferiores sería inasumible ‘meter’ tantos píxeles, y apenas notaríamos la diferencia.

En definitiva, si estás esperando a la pantalla definitiva para jugar a tu shooter favorito o simplemente para ver Netflix tumbado en el sofá —a la espera de la producción de contenidos en 8K, claro—, la espera será más corta de lo que parece. Eso sí, mide antes si cabe un pantallón de 90 pulgadas (dos metros de ancho) en tu salón.

HACE 4 MESES

 

¿Tienes algo que añadir a esta historia? Compártelo en los comentarios.

Deja un comentario