REVIEWS

Honor 8 Pro: gama (casi) alta con características premium

Si te toca renovar el móvil y tu presupuesto es alto -pero no ilimitado-, atención a este móvil: Honor 8 Pro. La segunda marca de Huawei vuelve a lo grande con un smartphone que puede ser la envidia del barrio y que, encima, cuesta bastante menos que los top de gama. En MediaTrends hemos probado el Honor 8 Pro y este es nuestro análisis.

Características técnicas del Honor 8 Pro

Honor 8 Pro.

El Honor 8 Pro es el último lanzamiento de Honor, la segunda marca de Huawei. El gigante chino creó esta marca para atraer al público joven, con una clara apuesta por el márketing ‘on line’ y los canales digitales para la venta. Así, el Honor 8 Pro es un terminal de gama alta, casi top, pero su precio es menor al de los móviles de especificaciones máximas como Huawei, Apple o Samsung.

Estas son las características técnicas del Honor 8 Pro.

  • Dimensiones: 157 x 77,5 x 6,97 mm.
  • Peso: 184 gramos.
  • Pantalla: 5,7 pulgadas 2K (2560 x 1140) Quad HD display, 515 ppi, Gorilla Glass 3.
  • Procesador: Kirin 960 de ocho núcleos: cuatro a 2.4 GHz (Corter A73) y cuatro a 1.8 GHz (Cortex A53)
  • Memoria RAM: 6 GB.
  • Memoria interna: 64 GB (ampliable vía microSD).
  • Cámaras: 12+12 megapíxeles (trasera) + 8 megapíxeles (delantera gran angular de 77º).
  • Sistema operativo: Android 7.0.
  • Batería: 4.400 mAh.
  • Otros: Lector de huellas, Wifi 802.11b/g/n, Bluetooth 4.2, USB tipo C 2.0, 4G, doble SIM, NFC, caja convertible en unas gafas de realidad virtual.

Diseño prémium

Honor 8 Pro.

No vamos entrar en el debate de si Huawei necesita o no una segunda marca, pues al menos el tiempo le está dando la razón: ha logrado recuperar terreno en China, y en España está a punto de ser número uno del mercado. Lo que sí que podemos decir, de antemano, es que mientras haga móviles como el Honor 8 Pro, bienvenidos sean.

Y es que aunque la caja del teléfono pueda dejarnos algo fríos, solo hay que tener el smartphone en la mano unos segundos para darnos cuenta de que estamos ante algo grande. Y no lo decimos por el tamaño del terminal, sino por su conjunto.

Honor 8 Pro.

Como muchos móviles del mercado, a primera vista el Honor 8 Pro nos recuerda al archiconocido iPhone 7. Pero con ciertos detalles que sorprenden: de hecho, pese a ser el hermano mayor del Honor 8, su diseño cambia en algunos aspectos para dejarnos aún un mejor tacto.

En este caso, vemos que la pantalla de 5,7 pulgadas está mejor encajada en el marco, ocupando el 79% de la superficie. Menos márgenes en general, pero también una silueta más redondeada que habilitan una muy buena ergonomía del terminal.

Honor 8 Pro.

Con los tres botones Android integrados en la pantalla frontal, queda poco lugar para sorpresas. Nada a destacar en la configuración de botones clásica, y solo encontramos sorpresas en la parte posterior: una cámara doble (acompañada de flash) en el lado superior izquierdo, y un lector de huellas en la parte central que encaja con nuestros dedos al tomar el móvil.

Honor 8 Pro.

Honor ha apostado por el cuerpo de metal para este móvil unibody (no se puede desmontar la batería), y logrado un terminal ultrafino, de solo 6,97 milímetros. Buen tacto, aunque el modelo color negro parece ensuciarse demasiado. Aunque, eso sí, en la mano notamos que pesa más que la media (184 gramos). ¿El motivo? Su gran batería. Después llegaremos a ella.

Buena pantalla, rendimiento excelente

Honor 8 Pro.

Para la pantalla, Honor ha elegido un panel Quad HD que muestra una resolución de 2560 x 1440 píxeles para una densidad de 515 ppi. Es un buen panel, acorde con un móvil de estas características, que sin embargo, no es ni mucho menos la mejor característica del smartphone.

El panel rinde bien, y de hecho se puede observar su rango de colores, brillo y contraste observando la galería de imágenes que incorpora. Vemos una buena definición de los colores, y a simple vista se puede observar cómo el teléfono gestiona el color para ofrecernos las fotos de la manera más clara posible (una minitransición al abrir cada foto).

En general, la pantalla cumple de sobras, pero sufre un poco en exteriores en el nivel de brillo y en la definición de los colores oscuros. En cualquier caso, buena pantalla y buena densidad de píxeles.

Honor 8 Pro.

Si analizamos el rendimiento de este móvil en cuanto a procesador, cabe primero destacar que viene de serie con 6 GB de RAM que, no nos engañemos, ayudan y mucho en el desarrollo de cualquier tarea, en la fluidez.

A la RAM hay que sumarle un procesador Kirin 960 de ocho núcleos (cuatro a 2,4 GHz y cuatro a 1,8 GHz), que es el mismo que llevan otros terminales top de gama como el el Mate 9 y los Huawei P10 y P10 Plus. Es decir: un gran procesador de máximo de gama para un móvil que no llega a gama máxima en precio. O lo que es lo mismo: más potencia por menor precio.

RAM y procesador (más 64 GB de almacenamiento) forman un tándem excelente, que se complementan a la perfección en la apertura de aplicaciones, descarga de archivos, navegación por internet, pase entre menús y ejecución de algunos juegos. Nada que objetar.

Honor 8 Pro.

En cuanto al software, el Honor 8 Pro viene con Android 7.0 Nougat con capa EMUI 5.1. Esto no sobrecarga el smartphone de apps innecesarias, y presenta una gran variedad de personalización. Es, pues, una buena combinación. Además, si usáis el teléfono en inglés, podréis tener Google Assistant.

Doble cámara, buen ‘software’

Honor 8 Pro.

Llegamos a otro de los puntos vitales del Honor 8 Pro. Quien compra un móvil de más de 500 euros quiere una buena cámara, y el nuevo terminal de Honor aprovecha al máximo su configuración.

La firma china ha montado en este smartphone una doble cámara de 12 MP cada una. No es una doble cámara al uso, sino que cada lente trabaja de forma independiente y luego el software se encarga de unir los resultados para lograr una mejor imagen.

Honor 8 Pro.

Así, una de las lentes se encarga de tomar una foto monocromática (blanco y negro), con gran capacidad de detalle. La otra lente, la RGB, se encarga de los colores. Unidas las dos instantáneas, el teléfono promete precisión y buenas fotos, en especial en ambientes con menos luz.

Sacamos la cámara a pasear para ver los resultados. En ambientes con luz, nada que objetar. Nos gustan los colores, y nos gusta aún más el increíble nivel de personalización que ofrece el terminal si queremos experimentar en su ‘modo profesional’.

Una de las funciones más interesantes es el muy de moda efecto Bokeh, es decir, el desenfoque de los fondos. En este caso ambas lentes presentan una apertura de f/2.2, pero al combinar ambas lentes se alcanza un f/0.95. Esto nos permite tomar fotos con fondo desenfocado, pero también incluso retocar fotos ya tomadas a posteriori.

Honor 8 Pro.

Para ello tenemos que activar el modo ‘Apertura amplia’, y jugar un poco con los controles. El resultado es bastante bueno, aunque en algunas fotos (una minoría) confunde algunas líneas.

Honor 8 Pro.

En general, pues, muy satisfechos con el rendimiento de la cámara, aunque sufre un poco en condiciones de menor luz y sabemos que en el mercado hay ya cámaras mejores… a mayor precio. En todo caso, buena cámara para su precio.

Honor 8 Pro.

Sobre la cámara de selfies, poco que objetar: gran angular, buena resolución.

Batería y VR

Otro de los puntos fuertes del dispositivo es su amplia batería, de 4.000 mAh. En este caso tampoco hay queja: la firma promete dos días de uso sin carga, que son factibles siempre que no dediquemos mucho tiempo a jugar con el dispositivo. En ese caso se nos quedará en el día y medio, que ya es bastante más de lo que ofrecen otros móviles. También hay que tener cuidado con el brillo de la pantalla.

Honor 8 Pro.

Sobre el sonido, poco que objetar. Más que correcto, con el sello de DTS Sound, y sin problemas a la hora de realizar llamadas. También destacar que el lector de huellas no da problemas y funciona rápido, y se puede configurar para por ejemplo sacarnos un selfie al apretarlo.

Por último, destacar que como hacen ya otras firmas, la caja del terminal se transforma en unas simples pero prácticas gafas de realidad virtual. Es decir: parte de la caja se convierte en la montura, y el smartphone hace de pantalla/celebro.

Conclusión

Honor 8 Pro.

Después de jugar unos días con el Honor 8 Pro solo podemos decir que es un terminal dispuesto a plantar cara a los líderes del mercado por menor precio.

Aquellos que estén pensando en un gama top, deben saber por un coste inferior tienen una buena opción el Honor 8 Pro, un móvil potente, con gran batería, buena cámara y diseño bonito que cumplirá con sus expectativas por menor coste.

Sí, hay que renunciar a la marca (Honor quizá no suene tanto), pero pagar entre 100 y 200 euros menos puede ser un factor determinante para muchos usuarios. Ojo al Honor 8 Pro, que puede ser la gran sorpresa del año.

Precio y disponibilidad

El Honor 8 Pro llegará al mercado a mediados de abril a un precio aproximado de 549 euros.

TE AVISAMOS CUANDO LLEGUE

¿Quieres ser el primero en enterarte que el producto ya está a la venta? Apúntate y te avisamos.

HACE 1 SEMANA

 

¿Tienes algo que añadir a esta historia? Compártelo en los comentarios.

Deja un comentario