REVIEWS

‘The Sexy Brutale’: en un crimen todo tiene importancia

Una mansión, invitados enmascarados y asesinatos. Podrían ser perfectamente los elementos de un guión de película de suspense, o de una novela de Agatha Christie, pero corresponden a un videojuego imaginativo y bien trabajado, que se sale de los cánones comunes: ‘The Sexy Brutale’.

Sólo por el nombre, difícilmente daremos en el clavo de lo que trata este videojuego, el cual se aleja de la acción trepidante invitándonos a una calmada investigación sobre crímenes, tal como si estuviéramos protagonizando una de las novelas de Agatha Christie aunque con un guión más del tipo ‘sci-fi’.

Un ‘voyeur’ atrapado en el tiempo

The Sexy Brutale (7)

Y ese toque a ciencia ficción nos lo da el bucle temporal que se va repitiendo y que tiene atrapados a los residentes de la mansión-casino homónima en la cual se desarrolla el juego, mientras estos van siendo asesinados de uno en uno. Nuestra misión será la de impedir los asesinatos antes de que estos ocurran pero, paradójicamente, una vez que hayamos visto cómo acontecen.

El primero de todos podremos verlo, a modo de tutorial, con toda claridad, ya que lo presenciaremos por el ojo de la cerradura desde atrás de una puerta, viendo claramente quién es el culpable y qué arma utiliza. Esta será la norma del juego: podemos observar, pero nunca intervenir, ni siquiera estar en la misma sala que los demás personajes. Por lo tanto ¿cómo vamos a poder evitar que se cometan los crímenes?

The Sexy Brutale.

Gracias a que habremos presenciado el crimen, sabremos quién es el ejecutor, quién la víctima y qué arma utiliza. Una primera idea que se me ocurre (puesto que el primer asesinato del tutorial se produce con un disparo a quemarropa) es sabotear el arma del asesino. Nuestra tarea será, pues, la de partir del ‘resultado’ de la acción (el asesinato en sí) para, retrocediendo en el tiempo, cambiar algo que impida el crimen. Por cierto, que esta tarea la desarrollaremos como Lafcadio Boone, un sacerdote que ha sido invitado a la fiesta que se celebra en la mansión.

Durante el desarrollo del juego iremos recogiendo objetos que nos serán de utilidad, pero ¡cuidado! con cada reinicio del reloj que se producirá a las 12 en punto (cual cenicienta), todos los objetos que hayamos recogido volverán a sus puestos iniciales y, si los queremos, deberemos volver a recolectarlos.

The Sexy Brutale (4)

Un consejo: si no la habéis visto ya, buscad la película ‘Atrapado en el tiempo’, del siempre genial Bill Murray, y vedla antes de jugar. Si ya la habíais visto con anterioridad, ‘The Sexy Brutale’ siempre es una buena excusa para volver a verla.

Cuidado porque, como en cualquier novela de detectives, no siempre el sospechoso más evidente acaba siendo el asesino, ni lo que nos parece claramente el arma del crimen es la que acaba blandiendo el ejecutor en el momento decisivo. Este es un juego ante el que sentarse para perder unas horas pensando concienzudamente en móviles, medios y circunstancias, y cómo evitarlos bajo unas reglas tan constreñidas.

Todo tiene su importancia

The Sexy Brutale (3)

Durante todo el desarrollo del juego no deberemos bajar la guardia y dejar de prestar atención a los detalles aparentemente más insignificantes, ya que pueden erigirse en una pista importante para la resolución de un caso (y, por lo tanto, para evitar que se llegue a producir el crimen). Ejemplos de esto son cristaleras que se rompen, un repique de campanas distante, o algún hecho curioso con el cual nos crucemos. La mansión, los objetos que esta contiene, los habitantes, y los hechos que estos provocan, acaban por conformar un extenso rompecabezas que deberemos resolver.

Ni que decir cabe que también deberemos hacer un esfuerzo de observación y posterior retención de cada uno de los asesinatos que presenciemos, ya que en nuestro recuerdo pueden esconderse pistas valiosísimas para la resolución del mismo.

El apartado gráfico es correcto sin ser brillante, aportándonos una estética con un punto ‘retro’ y divertida que nos hace zambullirnos un poco más en la historia. El juego no necesita más, y los diseñadores (Cavalier Game Studios y Tequila Works) han hallado un equilibrio fantástico entre unos gráficos simples pero suficientemente completos y atractivos para que conformen una parte más de la historia.

The Sexy Brutale (2)

Los invitados de la mansión-casino van enmascarados, dándole también un toque onírico a la estética, como si se tratara de un baile de máscaras de la alta sociedad. Un toque sexy que nos hace pensar en algunas escenas de ‘Eyes wide shut’, pero que va más allá de lo meramente estético.

Porque cada una de las distintas máscaras que lucen los invitados, les otorga distintos poderes sobrenaturales. La de Lafcadio (o sea, la nuestra) nos dota del poder de ser invisible para los demás. A medida que vayamos salvando invitados, iremos haciéndonos con sus máscaras y, por lo tanto, adquiriendo sus poderes.

Conclusión

The Sexy Brutale.

Uno de los miedos que más de un jugador puede tener ante un título en el que debe resolver acertijos es si va a poder progresar hasta llegar al final (con mayor o menor dificultad), o bien si se va a quedar atascado en alguna fase y lo va a acabar aburriendo. La respuesta en el caso de ‘The Sexy Brutale’ va a depender de cada uno, naturalmente, pero en general me atrevería a decir que el desarrollo del juego y su nivel lo hacen asequible a cualquiera.

Aunque, eso sí, habrá que tener en cuenta que como todos los juegos de este tipo, es posible que algunas fases nos cuesten más de pasar que otras, y que tengamos que repetirlas varias veces antes de conseguir resolverlas.

La repetición de los eventos tras un fracaso no tiene por qué ser algo malo, pues nos da una nueva oportunidad para fijarnos más y captar detalles que anteriormente nos habían pasado por alto. Además, si creemos que ya tenemos la solución, no tendremos que esperar de forma pasiva a que pase el tiempo necesario, sino que podremos acelerarlo gracias a los relojes de péndulo que encontramos repartidos por la casa.

A medida que vayamos resolviendo crímenes, la resolución de los siguientes se irá complicando, ya que tomarán parte en ellos más personas y las situaciones serán más rocambolescas. Y antes de terminar, una reflexión: todo tiene una causa, un por qué. ¿Lo encontraremos en ‘The Sexy Brutale’? En vuestras manos queda.

‘The Sexy Brutale’ se encuentra disponible para las plataformas Windows (PC), Xbox One y PlayStation 4. Su distribución se realiza de forma digital, aunque para PS 4 podemos encontrar el juego en formato físico de la mano de BadLand Games.

Precio y disponibilidad

Consulta el precio y la disponibilidad del videojuego ‘The Sexy Brutale’ en Media Markt.

HACE 6 MESES

 

¿Tienes algo que añadir a esta historia? Compártelo en los comentarios.

Deja un comentario