REVIEWS

Robótica contra el crimen: de desactivar minas a reconocer armas en los vídeos

Una máquina implacable que sea capaz de poner fin a la delincuencia en la ciudad sin ser destruida por el camino: en los años 80, la película Robocop ya vaticinó que los policías podrían ser metálicos en un futuro. La trama este film de ciencia ficción parece cada día más cerca de hacerse realidad. Sin el temible aspecto de este cíborg y, lógicamente, sin albergar un cuerpo humano, ya existen numerosos robots concebidos para frenar la delincuencia.

Uno de ellos es K5, una máquina de la compañía Knightscope con forma de huevo gigante que bien podría parecer una original máquina expendedora. Fue precisamente un exoficial de la policía de Dallas el que tuvo la idea de fundar una empresa de robótica destinada a prevenir el crimen.

Hace un par de años, consiguió 12 millones de dólares (11 millones de euros) de financiación para crear un robot vigilante de 300 kilos y 1,5 metros de altura que patrulla ya por edificios de oficinas y centros comerciales para velar por la seguridad.

RoboCops rechonchos para patrullar por las calles

Una cámara térmica, sensores meteorológicos, micrófonos, telémetro láser para medir distancias, cámaras, sistemas de reconocimiento de imagen e incluso un software específico para identificar matrículas rápidamente. Los robots de Knightscope están equipados con la más puntera tecnología para escudriñar los espacios. Si detectan alguna actividad sospechosa, envían la información a una estación central de vigilancia.

Los servicios de estos atentos robots con ruedas, que por el momento solo están disponibles en el estado de California, son además muy asequibles. Por tan solo 7 dólares la hora (unos 6,4 euros), las compañías pueden disponer de un vigilante que aguanta sin comer ni dormir las 24 horas del día y los 7 días de la semana.

robocop3

Estas máquinas no están preparadas para atacar a los delincuentes, sino tan solo para hacer sonar su alarma y pedir ayuda en caso de que les agredan. Además, ya han dado algún que otro problema. Hace unos meses, un robot de Knightscope recorría un centro comercial de Stanford cuando derribó a un niño de solo 16 meses, causándole algún rasguño. Según informó la compañía, el pequeño corrió hacia el K5 y, aunque la máquina trató de evitarle, el niño impactó contra ella.

Hace tan solo unos días, fue un humano el que atacó deliberadamente a una de estas máquinas. El vigilante artificial se encontraba patrullando un parking en Silicon Valley cuando un hombre borracho lo golpeó repetidamente. Aunque obviamente no hizo daño alguno al robusto autómata, el agresor fue arrestado.

Inteligencia artificial para cazar delincuentes

Además de los robots de Knightscope, que no han caído bien a todos los humanos (si bien muchos se hacen hasta selfis con ellos), otros países están optando por que los autómatas se alíen con los vigilantes de carne y hueso en algunos espacios.

Hace unos meses, China estrenó en la estación de tren de Zhengzhou Este (en la provincia de Henan), el E-Patrol Robot Sheriff, un robot similar al K5 que vigila la instalación y además detecta incendios. Gracias a su software de reconocimiento, es capaz de incluso de identificar y perseguir a los potenciales delincuentes y a todo aquel que considere sospechoso.

 

robots

Más allá de los robots vigilantes, ya hay quien está utilizando la inteligencia artificial para superar otras capacidades humanas. Investigadores de la Universidad de Granada han desarrollado una red neuronal (un algoritmo de aprendizaje automático que imita el funcionamiento de nuestro cerebro) capaz de detectar automáticamente pistolas en las fotos en cuestión de segundos.

Es más, tras entrenar a su sistema, han logrado que sea capaz de identificarlas en vídeos de YouTube de baja calidad. Sin duda alguna, esta investigación podría suponer un importante avance en materia de seguridad.

¿Acaso no sería útil que un policía llevara una cámara en su cintura que le avisase si hubiera algún arma de fuego a la vista? ¿O que saltaran las alarmas de cualquier establecimiento si alguien llevase un revólver en la mano?

Los robots que luchan contra el crimen observando todo lo que sucede no son los únicos que pueden aliarse con las fuerzas del orden. También hay robots capaces de desactivar bombas o minas antipersona. De hecho, varias empresas españolas son punteras en la robótica con estos fines.

Robots españoles para desactivar explosivos

La empresa aragonesa Proytecsa es una de ellas. En el año 2002, cuando ETA se especializaba en la colocación de bombas en vehículos, comenzaron a desarrollar robots capaces de levantar peso y sacar los explosivos del interior de los coches.

En los últimos años han creado y mejorado los Aunav, autómatas que combinan unos fuertes brazos hidráulicos con una gran precisión para desactivar bombas. Ahora, esta compañía presta sus servicios en 17 países.

robots

Por su parte, un equipo de investigadores del Centro de Automática y Robótica CAR (CSIC-UPM) ha creado un hexápodo capaz de detectar minas antipersona. Gracias a sus patas, puede evitar la mina detectada y, una vez que ha identificado su localización exacta, es un equipo humano el que se encarga de la desactivación.

Pese a que, sin duda, estos autómatas realizan una loable labor, una de las máquinas encargadas de la desactivación de bombas generó una fuerte polémica hace unos meses. Un francotirador mató a cinco policías en Dallas durante una protesta en contra de los abusos de los agentes, y fue uno de los robots diseñado originalmente para detectar artefactos explosivos el que acabó con su vida.

Tras unas horas intentando convencer al sospechoso de que saliera de su atrincheramiento, uno de estos autómatas hizo explotar la bomba que llevaba adosada cerca del francotirador. Se cree que es la primera vez que la policía estadounidense utiliza una máquina de estas características con el fin de dañar a un humano.

Un suceso que abre el debate sobre los límites de los robots que luchan contra el crimen para impedir que se nos vayan de las manos como Robocop. Pese a ello, hay que reconocer el mérito a las máquinas que velan por nuestra seguridad en su cruzada contra la delincuencia.

 

HACE 4 MESES

 

¿Tienes algo que añadir a esta historia? Compártelo en los comentarios.

Deja un comentario

1 comentario