REVIEWS

Qué es el estabilizador de imagen y cómo funciona en un móvil

El estabilizador de imagen es una característica que poseen algunas cámaras para evitar el desenfoque cuando existe inestabilidad. Básicamente, funciona contrarrestrando el movimiento indeseado utilizando una velocidad de obturación más lenta de lo normal, evitando así que el resultado salga borroso.

La estabilización de imagen tiene varios nombres dependiendo del fabricante: Canon la llama IS, Image Stabilization o estabilización de imagen, y Nikon por su parte la denomina VR, Vibration Reduction o reducción de la vibración. De todas maneras, siempre que hablamos de estabilización de la imagen nos referimos normalmente a estabilización óptica, aunque existen otros tipos, como veremos más adelante. En este caso, el funcionamiento consiste en que parte de la lente se mueve para contrarrestrar cualquier movimiento de la cámara al tomar la imagen.

Estabilizador de imagen en el móvil

Qué es el estabilizador de imagen y cómo funciona en un smartphone

Aunque podemos encontrar esta característica normalmente en las cámaras de los móviles de las gamas media y alta, no es exactamente igual al estabilizador de las cámaras fotográficas tipo réflex, ya que no hay movimientos físicos de partes de la lente, por lo que es una estabilización virtual: el objetivo no se mueve físicamente, se registra el movimiento y la cámara intenta revertir cualquier sacudida mediante algoritmos. Por supuesto no es tan eficaz como el método físico.

Siempre que tomamos una fotografía, o grabamos un vídeo, sujetando el smartphone con nuestras manos un factor primordial es nuestro pulso. Por muy firme que sea este, el dispositivo nunca estará completamente inmóvil.

Este movimiento involuntario de nuestras manos pasa al teléfono y es la causa de las fotografías movidas o borrosas. Para evitar esto se desarrolló la estabilización.

¿Para qué sirve la estabilización?

No solo utilizamos el estabilizador al tomar fotografías cuando estamos quietos. Dependiendo de la calidad del móvil y, por tanto, de la cámara y su lente, el nivel de estabilización será mayor y nos ayudará a compensar los movimientos cuando tomamos fotografías por ejemplo, andando. Pero hay otra característica del estabilizador muy importante: sirve para mejorar la calidad de las fotografías con poca luz. Y esto se debe a la velocidad de obturación.

El sensor de la cámara de nuestros smartphones dispone de lo que llamamos apertura, señalada con un “f/x.x”. La apertura define la cantidad de luz que es capaz de capturar, captando más luz cuanto menor sea el número.

En las fotografías con poca luz (o simplemente nocturnas), la cámara necesita obtener más luz y para ello el obturador se mantiene abierto más tiempo, lo que hace que sea más fácil que la fotografía salga movida. Es entonces cuando entra en juego el estabilizador, eliminando las vibraciones lo máximo posible.

Qué es el estabilizador de imagen y cómo funciona en un smartphone

Es decir, el estabilizador no solo nos ayudará a tomar fotografías menos borrosas si no que, además, nos ayudará en las tomas con poca luz. A esto hay que sumar que no tenemos que activarlo o desactivarlo, es completamente automático e invisible para el usuario.

Tipos de estabilizadores de imagen

Básicamente encontramos dos tipos de estabilización: óptica y electrónica. Vamos a ver qué diferencias hay entre ellas.

ESTABILIZACIÓN ÓPTICA

La estabilización óptica, conocida como OIS (Optical Image Stabilization) consiste en un juego de imanes que se colocan alrededor de una lente para que ésta se mantenga suspendida entre ellos.

Los estabilizadores ópticos de los smartphones se clasifican por ejes (desde uno hasta cuatro), que son parejas de imanes colocados de forma opuesta con respecto al objetivo. A más parejas de imanes, mayor precisión en la corrección de las vibraciones.

Qué es el estabilizador de imagen y cómo funciona en un smartphone

Su principal problema es el espacio que requiere, ya que cuantos más imanes, mayor espacio necesitaremos. Algunos ejemplos de móviles con este tipo de estabilizador son el iPhone 6 Plus (por el tamaño), el iPhone 7 o el Samsung Galaxy S8 y S8+.

ESTABILIZACIÓN ELECTRÓNICA

Este es un sistema totalmente digital, con lo que se ahorra mucho espacio. Consiste en desechar los bordes de la fotografía o del vídeo, quedándose solo con la información de la zona central, simulando una estabilización pero perdiendo algo del tamaño original de la toma.

Algunos teléfonos que llevan el estabilizador electrónico son el Nexus 6P, construido por Huawei, o los Google Pixel y Pixel XL.

Por ahora, el estabilizador óptico da mejores resultados que el electrónico, sin que este último sea malo en absoluto. Seguramente vayamos viendo cómo el estabilizador electrónico se mejora con el tiempo e iguala en calidad al óptico, sumándose a las ventajas que ya tiene.

HACE 3 AÑOS