REVIEWS

Así funciona el piloto automático de Tesla

Tesla ha desembarcado ya en España y, en pocos meses, empezarán a verse de forma habitual estos vehículos por las carreteras españolas. Una de sus mejores características es su exitoso piloto automático, una función que no debe confundirse con que el coche sea autónomo. Te explicamos cómo es el piloto automático de los coches Tesla y cómo funciona.

Los coches eléctricos, el gran cambio del futuro

Tesla.

Tesla es, como muchos ya sabréis, uno de los fabricantes de vehículos que está revolucionando el sector del automóvil.

La compañía fundada por Elon Musk ha creado un pequeño imperio basado en coches de alta gama con la última tecnología.

Pero, sobre todo, con la premisa de que son los coches eléctricos los que marcarán el futuro.

El piloto automático de Tesla

Musk es un enamorado de la tecnología, y mientras revoluciona el sector del automóvil con sus coches eléctricos, va incorporando nuevas tecnologías a sus vehículos.

Desde octubre del 2015, además, sus vehículos ya incorporan una función llamada Autopilot, que no es otra cosa sino un piloto automático.

El nombre no es baladí. La compañía remarca que es un ‘piloto automático’, aunque preparado ‘para la conducción autónoma’. Es decir: estamos ante una característica que permite al coche funcionar solo, pero siempre bajo la supervisión de un humano.

Además, este sistema está preparado para la ‘conducción autónoma’, aunque de momento no sea su principal uso.

Características del Autopilot

La compañía estrenó esta función hace un año y medio, y como explica en su página web, todos los vehículos producidos por la compañía ‘tienen el hardware necesario para la capacidad de conducción autónoma con un nivel de seguridad sustancialmente mayor que la de un conductor humano‘.

Tesla.

Sin embargo, ello no significa que todos los coches tengan las máximas funciones. De hecho, hay tres niveles de equipamiento de los coches:

  • El básico: implica una sola cámara.
  • El intermedio: 4 cámaras.
  • El máximo: 8 cámaras.

Cuando un usuario compra su coche, elige la configuración. De querer más cámaras y sensores, puede agregarlos pasando por caja.

De este modo, se puede decir que actualmente los coches Tesla tienen tres niveles de piloto automático: el primero, solo permite asistente de estacionamiento y funciones muy simples de navegación; el segundo, permite ya una conducción asistida en modo piloto automático; y el tercero, según la firma, permite ‘la conducción autónoma total en casi todas las circunstancias’.

Elementos del Autopilot

Tesla.

Analizando la versión más completa de Tesla, encontramos un coche equipado con ocho cámaras, que ‘ofrecen una visión 360 grados alrededor del auto, con un alcance de hasta 250 metros”.

De este modo, en el frente del vehículo tenemos tres cámaras frontales (250, 150 y 60 metros de distancia de análisis); en los laterales, cuatro más (dos de 80 metros y dos más de 60) y en la posterior, una trasera (100 metros de distancia máxima).

Además, el coche incorpora ‘doce sensores ultrasónicos para completar la visión de las cámaras, lo que permite ‘la detección de objetos sólidos y blandos a cerca del doble de distancia y precisión del sistema anterior (antes de la última actualización)’.

También incorpora un radar delanterocon procesamiento mejorado’, que ‘brinda datos adicionales sobre el mundo con una longitud de onda redundante, que le permite ver a través de lluvia intensa, neblina, polvo e, incluso, el auto que antecede”.

Tesla.

Todos estos elementos físicos se comunican constantemente con el ordenador de abordo, el celebro del vehículo. Según la firma, esta computadora ‘ejecuta la nueva red neuronal desarrollada por Tesla para su software de procesamiento de visual, sonar y radar’. 

‘Este sistema proporciona una vista única del mundo a la que un conductor no podría tener acceso, ya que ve en todas las direcciones de forma simultánea y en longitudes de onda que van más allá de los sentidos humanos’, agrega.

O lo que es lo mismo: el software de Tesla analiza en tiempo real todos los datos que recogen esas cámaras y sensores para guiar al coche.

De hecho, deberíamos decir ‘a los coches’, pues una de las ventajas de la propuesta de Tesla es que el aprendizaje es conjunto: cuando un coche aprende algo, todos aprenden.

¿Qué puede hacer el piloto automático de Tesla?

interior-coche-mediatrends

Vayamos a la práctica. Pero antes, solo un apunte: de lo que es capaz el coche Tesla depende en gran parte de lo que los reguladores le dejen. Es decir: por mucho piloto automático que tenga, por ejemplo, por ley el conductor tiene que estar sentado en el asiento del conductor y muy atento a todo lo que pase en la carretera. De hecho, eso será básico para evitar errores del sistema, que también puede haberlos.

Así, gracias a sus cámaras, sensores, radar y ordenador de abordo, el coche Tesla ‘tomará una velocidad acorde a las condiciones del tráfico, se mantendrá dentro de un carril, cambiará automáticamente de carriles sin que el conductor tenga que dar la instrucción, pasará de una autopista a otra, saldrá de la autopista cuando tu destino esté cerca, se estacionará de forma autónoma cuando se encuentre cerca de un lugar libre para hacerlo y se desplazará hacia y desde su garaje’, anuncia la empresa. Esa es la promesa de Tesla y varias de esas características ya están implantadas.

De hecho, hay numerosos vídeos en Youtube que demuestran las bondades de este sistema… Pero también ha habido problemas, con algunos accidentes de este tipo de coches que son capaces de detectar obstáculos o de leer bien las líneas de los carriles de noche. De hecho, ha habido incluso accidentes mortales.

Y es que pese a que el piloto automático de Tesla es ya usado por miles de personas, sigue siendo esencial la supervisión humana.

Conclusión

interior-coche-mediatrends-1

Los propietarios de estos coches ya pueden subirse a su coche, indicar una ruta a seguir, y sentarse a ver cómo el coche los lleva a su destino. Eso sí: hay que tener mucho cuidado, estar atentos, pues el sistema no es aún perfecto.

Es por ello que la propia empresa recomienda a sus usuarios estar muy atentos al comportamiento del vehículo, pues pese a que en condiciones de autopista y vías rápidas su software lleva al usuario a su destino rozando la perfección, en el caso de las vías urbanas el coche aún tiene ciertas limitaciones.

Su sotfware es su punto fuerte y la esperanza es que realmente evolucione y aprenda.

De hecho, uno de sus grandes puntos a favor puede ser la capacidad de predecir accidentes, como ya lo demuestran algunos vídeos de usuarios.

Sin duda, el sistema de Tesla está cambiando la forma como los humanos conducimos, pero aún le queda mucha carretera por recorrer para llegar a la perfección y sustituir, en todo momento, al conductor.

HACE 3 AÑOS