TENDENCIAS

Quip, el cepillo de dientes que se carga vía USB

Quip es un cepillo de dientes distinto al resto. Delgado y con un estilo muy elegante, el cepillo no solo te evitará dolores innecesarios, sino que además te envía a casa cada tres meses los recambios de los cabezales e incluso la pasta de dientes. Perfecto para los más vagos ya que no tendrán que preocuparse por comprar un cepillo nuevo. Una idea aparentemente sencilla que ha revolucionado la industria de la salud bucodental.

La aventura de Quip empezó cuando un usuario preguntó a su dentista por un cepillo eléctrico que acabara con los fuertes dolores que le producía el cepillo de dientes convencional. A raíz de esta inquietud, surgió la idea de hacer un cepillo de dientes como Quip.

Características de Quip

Si por algo destaca Quip a primera vista, es por su diseño. En comparación con algunos de cepillos de dientes electrónicos mucho más grandes, este destaca por su diseño elegante y práctico ya que se carga por USB.

quip-mediatrends-3

Tras el diseño, la idea era crear un cepillo de dientes electrónico muy económico que evite que las personas dañen sus encías con un cepillado demasiado fuerte. Para ello, cuenta con cerdas (el conjunto de filamentos que efectúan la remoción de las bacterias y los restos de alimentos durante el cepillado) con una vibración muy suave.

Otra característica es que se activa durante dos minutos: al golpear el logo de Quip que hay en el cepillo de dientes, éste comienza a vibrar durante un intervalo de dos minutos, el tiempo de cepillado recomendado por los dentistas.

Eso sí, tiene un defecto. Y es que aunque el cepillo de dientes sea muy robusto, la manija de metal puede ser difícil de sostener si se moja.

Disponibilidad

Este cepillo de dientes está disponible en metal en colores plata, pizarra, cobre y oro por unos 37 euros.

También hay un modelo de plástico en verde o azul que cuesta unos 23 euros aproximadamente.

HACE 3 MESES

 

¿Tienes algo que añadir a esta historia? Compártelo en los comentarios.

Deja un comentario