HOW-TO

Cómo elegir la mejor pantalla curva para ordenador

Ya hace unos años que las pantallas curvas llegaron al mercado. Y lo hicieron para quedarse. Al principio llegaron a las pantallas de los televisores planos y, posteriormente, a los monitores de ordenador. Es aquí donde muchos usuarios pueden tener duda a la hora de adquirir uno nuevo -si merece o no la pena- y elegir la mejor pantalla curva para el ordenador según el tipo de uso que se le va a dar.

Ventajas de las pantallas curvas para ordenador

monitor curvo samsung

La pantalla curva tiene más sentido en un ordenador que en un TV. La televisión es un electrodoméstico de uso común en el que lo habitual es que haya varias personas viendo a la vez una película, un programa, etc. Por el contrario en un ordenador personal lo normal es que sea solo una persona la que hace uso del mismo.

De esta forma el usuario está sentado y alineado con el centro de la pantalla. Esto le permite aprovechar al máximo ese punto dulce que favorece la experiencia inmersiva, trabajar o jugar sin otras distracciones, simplemente centrado en lo que se visualiza en la propia pantalla.

Además la distancia de visualización va a ser mucho más cercana que con el televisor. El efecto de la curvatura es mucho más manifiesto, haciendo que la ventaja de la misma sea el tener la distancia de visualización de la pantalla a la misma que de nuestro ojo, algo mucho más notable para el usuario.

¿Qué tener en cuenta para elegir una pantalla curva?

monitor curvo lenovo

Al igual que ocurre con otros monitores de ordenador es interesante revisar siempre los siguientes aspectos:

  • Tamaño de pantalla, que en este tipo de monitores suele variar entre los 24 y las 36 pulgadas.
  • Relación de aspecto que puede ser 16:9, el más habitual del monitor panorámico o 21:9, el ultrapanorámico.
  • Resolución, donde lo mínimo sería un Full HD 1920 x 1080p, pero que a medida que crece el tamaño de pantalla se queda corto. Lo ideal sería el 4K, aunque dependerá del presupuesto.
  • Conexiones: HDMI, Display Port, VGA, Thunderbolt en función de la conexión que se quiera utilizar para conectar el ordenador. Tener puertos USB en el monitor siempre es un extra.
  • Regulable en altura para ayudar a que el usuario tenga la pantalla a la altura óptima de visualización.

Todo esto podría servir para las pantallas curvas de propósito general, es decir, un usuario que hace un uso del ordenador tanto para multimedia, como ofimática, acceso a Internet o algo de edición de audio o vídeo. Es interesante también saber que algunos monitores nos van a permitir dividir la pantalla para ver la imagen que muestran varios ordenadores. De esta forma podemos conectar varios ordenadores para visualizarlos en pantalla de forma simultánea.

Pantallas curvas para jugones

pantalla curva asus

En el caso de que el uso que se le vaya a dar al monitor sea sobre todo emplearlo en juegos, es fundamental que tenga soporte para la tecnología NVIDIA G-SYNC. De esta forma sincroniza la velocidad de actualización de tu monitor con la potencia de tu GPUs para eliminar el tearing o minimizar los parpadeos del monitor. De esta forma se aumenta la comodidad mientras se juega prolongado las partidas sin límite.

También es importante que la tasa de refresco sea lo más alta posible, por encima de los 100 Hz, donde los monitores normalmente se sitúan en los 60 Hz. Esto es fundamental para no perder detalles y tener siempre a tus rivales en el juego controlado. Los valores de los mejores monitores están sobre los 144 Hz.

Pantallas curvas para diseñadores gráficos

pantallas-curvas-mediatrends

Para el caso de los diseñadores gráficos, la resolución es básica, pero también la densidad de píxeles. Es decir, 1920 píxeles de ancho en una pantalla de 24 pulgadas no será lo mismo que en una pantalla de 34. Para los diseñadores quizás una pantalla algo más pequeña, pero con una resolución más alta, 4k sería la mejor opción.

También tienen que atender a la tecnología del panel del monitor, ya que va a marcar su experiencia de uso delante del mismo. Hoy día lo más habitual es que la tecnología de pantalla sea IPS o TN. IPS (In-plane switching) es el más común y resulta algo más caro que los TN (Twisted Neumatic). A cambio ofrecen un mejor ángulo de visión y más calidad de imagen aunque penalicen en tiempos de respuesta algo más lentos.

Por último, en el caso de diseñadores gráficos necesitan tener en cuenta el espacio de color. Normalmente un monitor usa el espacio de color RGB o sRGB, que es una gama de tonos genérica que el monitor es capaz de reproducir. El problema fundamental es que para un diseñador gráfico resulta insuficiente puesto que no mostrará algunos tonos del sistema de color utilizado en impresión (CMYK). Por ellos los diseñadores suelen buscar monitores capaces de reproducir el espacio de color Adobe RGB, mucho más amplio.

En definitiva comprar un monitor curvo puede ser una excelente inversión que va a cambiar de forma radical la experiencia de uso que tenemos delante del ordenador. Seguro que si tienes en cuenta todos estos parámetros no vas a errar en tu decisión.

HACE 2 AÑOS