COMPARATIVAS

Sensor de huella dactilar o reconocimiento de iris: ¿qué es mejor?

Quién hubiera dicho hace un par de años que el sistema de seguridad mediante sensor de huella dactilar sería una característica de obligada inclusión, no solamente en un smartphone de gama alta, sino también en un dispositivo de gama media con precio superior a los 180 euros. Pero ahora, además, hay móviles que incorporan ya el reconocimiento de iris como medida de seguridad. ¿Qué es mejor? Lo analizamos.

La prioridad: proteger el móvil

Tener protegido nuestro teléfono es una prioridad. Al fin y al cabo, en nuestro dispositivo de comunicaciones llevamos ahora la información y los datos clave sobre nosotros.

Sin embargo, hasta hace relativamente poco, la seguridad se limitaba a la configuración de un patrón, un código PIN o una contraseña compleja. Pero, en verdad, prácticamente han quedado atrás y estos se han convertido en un complemento y alternativa por si fallara el reconocimiento de una huella digital registrada.

Además, como es lógico pensar, si os fijáis el gesto de situar el dedo sobre la superficie de un sensor es hoy una costumbre interiorizada, incluso cuando se cogen móviles de otras personas.

Reconocimiento de iris, la ‘novedad’

chica-ojo-mediatrends

Pero todo evoluciona y el reconocimiento de iris ha llegado a varios teléfonos como método de protección.

Cuando uno piensa en este tipo de sistemas de seguridad es fácil asociarlo a películas de acción trepidante o de ciencia ficción en las que alguien necesita acceso a una sala privada. Pues ese futuro está ya al alcance de algunos consumidores, como por ejemplo, los propietarios del Galaxy S8. ¿Es una tecnología nueva en telefonía móvil? En realidad no, pues, por ejemplo, Microsoft ya la trajo en 2016 con los Lumia 950.

Cómo funciona el reconocimiento de iris

El reconocimiento de iris se vale de dos componentes de hardware que trabajan de forma conjunta: una luz de infrarrojos, que se ilumina en rojo cuando se pone en marcha, y una cámara de apoyo para capturar la información pertinente. ¿Cómo de rápida crees que es la respuesta de este sistema de seguridad? Uno no tiene tiempo ni a pestañear.

chica-ojo-mediatrends

La forma en la que se registra la información del iris no es nada compleja. Si se toma como ejemplo el ‘flagship’ de Samsung, el software lo pone muy fácil y apenas hay que hacer coincidir los dos ojos en la parte correspondiente habilitada en el margen superior de la pantalla.

El proceso en sí es más rápido comparado con el homólogo a un sistema de huella dactilar.

Para aprovechar esta tecnología con el Galaxy S8, solamente hay que prender la pantalla y esperar a que obre la ‘magia’. En un abrir y cerrar de ojos ya se tiene acceso al escritorio de inicio. De hecho, no es necesaria una inclinación perfecta del móvil para que se lea la información del iris, y menos aún en recintos de interior o en exteriores de noche.

Sensor de huella dactilar. ¿Dónde es mejor?

No se puede decir que haya una postura unánime en cuanto al emplazamiento del sensor de huella dactilar, habiendo marcas que en sus teléfonos estrella de 2017 han decidido hacer cambios en este sentido.

Samsung ha sido de los que ha desplazado este elemento de hardware de la cara frontal a la trasera. ¿Qué ha hecho Huawei? Lo contrario: trasladar el sensor del área posterior a la frontal.

Sin embargo, solamente Sony parece ser fiel a su peculiar emplazamiento de la medida de seguridad por excelencia en sus Xperia XZ y Xperia XZ Premium. Es decir, en el perfil derecho e integrándose con el ancho botón de encendido y apagado de la pantalla.

¿Cuál es la mejor posición para el sensor de huella? No se puede decir de forma tajante que una sea mejor que otra, pues dependerá del usuario y del uso que se haga de él.

Si tienes un móvil como el Honor 8 Pro, Huawei Mate 9 o P9, tener el sensor en la parte posterior te puede servir para tomar un selfie con comodidad, al tiempo que se sujeta el dispositivo con firmeza.

Por otro lado, si lo habitual es tener el móvil sobre una mesa, al revisar nuevas notificaciones será más accesible el sensor de huella frontal del Moto G5 Plus y Huawei P10.

¿Es realmente práctico el sensor de huella dactilar del Xperia XZ en un lateral? En realidad, si uno lo piensa, sí lo es. No hay más que considerar la forma en la que agarramos el teléfono y ahí estará la respuesta a una posible duda.

En todo caso, más de uno coincide en la controvertida posición del sensor en el Galaxy S8, en una posición no muy natural y peligrosamente cerca de la lente de la cámara.

En otras palabras, no será difícil ensuciar el cristal y, por tanto, que una foto no quede del todo nítida si no limpiamos antes la superficie de la lente.

Ventajas e inconvenientes de los sistemas

¿Qué futuro le espera al reconocimiento de iris? ¿Superará en la práctica al ya tradicional sensor de huella dactilar? Una cosa parece estar clara: los propietarios del Galaxy S8 Plus puede que dejen de lado lo segundo debido a su poco convincente ubicación.

Una ventaja que le veo al reconocimiento de iris es que puede usarse aunque se lleve guantes, aunque primero habrá que despertar la pantalla. En otras palabras, muy conveniente en invierno para usuarios particulares y también para profesionales que usen carcasas especialmente rugerizadas.

Otra ventaja de apostar por la huella ocular es que se adapta perfectamente al gesto natural de agarrar el teléfono y alinearlo con la vista.

persona-mira-movil-mediatrends

¿Cuál es uno de los principales inconvenientes afincados al uso de reconocimiento de iris? No responde tan bien si la luz del sol incide directamente sobre los elementos de hardware de esta tecnología. Es decir, será preciso cambiar la inclinación o acercarse más el dispositivo para mejorar la funcionalidad.

Por otro lado, y si se toma como referencia el sensor de huella dactilar, el reconocimiento de iris solamente permite un registro de la ‘huella ocular’. ¿Qué significa esto? Que a no ser que se disponga de una medida de seguridad alternativa, si el teléfono es de uso compartido con otra persona no podrá acceder al sistema.

La gran ventaja del sensor de huella dactilar es que el software de los teléfonos permiten habitualmente el registro de al menos cuatro huellas digitales.

Asimismo, el sensor de huella dactilar permite desbloquear el teléfono en cualquier posición, incluso aunque no lo estemos mirando, y al hacerlo al tacto no importa si estamos o no en espacios iluminados.

También resulta importante mencionar que, al menos por el momento, los pagos móviles, por ejemplo con Samsung Pay, solamente admiten el uso de una huella digital.

Otra ventaja clave asociada al sensor de huella es que, dependiendo de la marca, puede ser muy funcional. Por ejemplo, estas son algunas de las cosas que puedes hacer con el sensor de huella dactilar en muchos de los teléfonos:

  • Hacerse un selfie o un video selfie.
  • Acceder a la ventana de notificaciones.
  • Explorar las imágenes con la aplicación galería.
  • Verificar el acceso a una cuenta.
  • Lanzar aplicaciones asociadas a una huella digital concreta.
  • Realizar capturas de pantalla.
  • Apagar la pantalla (coincide con tener una tecla táctil en el frontal).

¿Son todo ventajas el uso del sensor de huella dactilar? Un inconveniente es que si se tienen los dedos sucios no se leerá bien el particular dibujo de la yema.

También es recomendable que al realizar el registro se apoye el dedo en toda su extensión, incluyendo las esquinas, y sujetando el terminal como lo haría uno normalmente.

No falta decir que hay ventajas asociadas a la ubicación del sensor. Si está en la parte trasera resulta muy natural la acción de desbloqueo al agarrarlo, utilizándose el dedo índice. Pero si está en la parte frontal, resulta ser muy práctico para consultar nuevas alertas y notificaciones si el dispositivo está sobre una mesa. No hace falta agarrar el smartphone para desbloquearlo.

Conclusión

Por el momento el uso del sensor de huella dactilar resulta ser más práctico y, sobretodo, más funcional, y da más juego para el día a día. Es más, hay marcas que añaden extras de software para sacarle el mayor provecho posible con nuevas características.

Sin embargo, seguro que los fabricantes van a ir añadiendo poco a poco características al reconocimiento de iris que, en un futuro, es probable que se vuelva un estándar en la mayoría de terminales.

HACE 3 AÑOS