REVIEWS

4 cascos de VR para disfrutar de la realidad mixta en Windows

Una de las principales apuestas de Microsoft con la última actualización de Windows 10 ha sido el uso de la VR (realidad virtual) en nuestro día a día. Se busca mejorar la experiencia de uso delante del ordenador para, por ejemplo, ver como quedaría un sofá que quieres comprar en el salón de tu casa. Para ello se necesita que fabricantes y desarrolladores se apliquen a crear nuevo hardware y aplicaciones. En esta línea están los nuevos cascos de realidad virtual con los que sacarás partido a la nueva experiencia de Windows Mixed Reality.

¿Cómo funciona la realidad mixta?

No se trata exactamente de una experiencia de realidad virtual, sino que también se une la tecnología de realidad aumentada, lo que permite, como hemos comentado, añadir elementos externos, creando un ecosistema con muchas más posibilidades. Los cascos tienen que ser cómodos, que no se note que los llevamos puestos, facilitando así una experiencia inmersiva para el usuario.

Para ello, en su mayor parte, incorporan dos pantallas led, una para cada ojo, que abaratan el coste en comparación con las Oculus Rift de Facebook y HTC Vive, que apostaban por la tecnología OLED. Además todos ellos incorporan salida de audio y soporte para micrófono. También conexiones HDMI o USB 3.0.

Lo que fabricantes de hardware y software tienen que resolver es la sensación de ver algunas imágenes borrosas al girar la cabeza de forma rápida. Desde Microsoft aseguran que estará solucionado cuando se lance al gran público, previsiblemente a finales de año, cuando tanto el hardware como el software ya estén preparados por parte de fabricantes y desarrolladores.

Los principales socios de Microsoft se suman a su proyecto de Realidad Mixta

Microsoft siempre se ha apoyado en los fabricantes como sus principales socios para el desarrollo de equipos informáticos. En este caso no faltan las colaboraciones con HP, Asus, Dell o Acer, por citar algunos nombres. Para los diseñadores puede ser una solución muy útil para ver cómo quedaría en 3D un trabajo que hasta ahora veían en la pantalla de su ordenador.

EL CASCO DE HP

casco hp realidad mixta

En el caso de HP se apuesta por unas características definidas por Microsoft, con dos pantallas LED de 1440 x 1440 px y una tasa de refresco de 90 Hz. Dispone de un cable extraíble que puede variar de 0,6 a 4 metros en función de cómo lo vayamos a utilizar, delante de un ordenador a menor distancia o en una habitación delante del TV. Apuesta por una doble almohadilla para facilitar un mayor confort.

EL CASCO DE ASUS

casco asus realidad mixta

El casco de Asus tiene quizás el diseño más atrevido y futurista gracias a su panel poligonal en el frontal. Ofrece movimientos en seis ejes y están trabajando con Microsoft para que en el futuro sea más rápido, potente y ligero. Se ajusta a la cabeza con una cinta trasera, similar a la utilizada en las HoloLens. Esto permite el ajuste de forma rápida con una sola mano.

EL CASCO DE DELL

casco dell

Dell apuesta por un diseño más elegante y cómodo de color blanco. Una de las quejas de los usuarios es que el peso del casco después de varias horas puede pasar factura y por eso se centran en el confort. El equipo de diseño de sus equipos XPS y Alienware se ha ocupado de mejorar este aspecto con un sistema de protecciones muy cómodo de llevar.

EL CASCO DE ACER

casco acer

El casco de Acer también se ha desarrollado conjuntamente con Microsoft. En cuanto a diseño y características puede que sea el más tosco de todos, algo que quizás también les permita abaratar los precios cuando aparezca en el mercado a finales de año.

Microsoft ha anunciado también controladores de movimiento para el casco de Acer. Esto implica que facilitan el posicionamiento absoluto del usuario, pero dependen de las cámaras frontales del casco.

La llegada, para Navidad de 2017

La intención de Microsoft es que esta tecnología esté disponible para la Navidades de 2017, en la que aparecerán los primeros dispositivos, y sobre todo, a lo largo de 2018, donde ya aplicaciones y cascos estarán mucho más maduros y llegarán de forma masiva al gran público.

De momento no se conocen rangos de precios de estos dispositivos que pueden oscilar entre los 300 y 500 euros dependiendo del modelo. En todo caso no debería ser una limitación para los usuarios si realmente tienen un ecosistema de apps, juegos, etc. que les permitan sacar partido y disfrutar de una experiencia de realidad mixta realmente satisfactoria.

Ahora toca esperar si, por fin, tal y como parece, tenemos una experiencia inmersiva que merezca la pena o simplemente es una tecnología más que no acaba de explotar y se queda en nada.

HACE 2 AÑOS