HOW-TO

Así quiere colonizar Marte Elon Musk

Elon Musk no ceja en su empeño de colonizar Marte. Con 2022 en el horizonte como fecha establecida, Musk va desgranando poco a poco los detalles de su plan para, no solo llegar al planeta rojo, sino instalarnos allí. El motivo es claro: quiere garantizar la continuidad de la raza humana y, para ello, es fundamental colonizar otros planetas. ¿Por qué Marte? Porque, según Musk, se parece a la Tierra mucho más de lo que puede pensarse inicialmente.

¿Qué costaría mandar a alguien a Marte? Según ha escrito Musk en un artículo, unos 10.000 millones de dólares. La idea del CEO de SpaceX es dejarlo en unos 200.000 dólares, de forma que resulte accesible para prácticamente cualquier persona que lo desee.

Marte, la única opción para vivir en el espacio

marte-elon-musk-mediatrends (2)

Marte sería prácticamente la única opción para conquistar el espacio, teniendo en cuenta que la Luna es demasiado pequeña y, además, no tiene atmósfera. Así, Musk compara la Tierra y Marte en una tabla y demuestra que hay más similitudes que diferencias. Distancia al sol, temperatura, duración de los días… Detalles muy parecidos que harían el día a día similar.

marte-elon-musk-mediatrends (3)

El gran escollo se sitúa a nivel económico. Musk trabaja en la reducción de costes y, para ello, se basa en la reutilización de material. Cohetes Falcon 9, sistemas orbitales, naves espaciales… Pero hay más: conseguir que las naves reposten en órbita sin necesidad de que aterricen en tierra sería un avance muy significativo.

Además, sería necesario construir propelentes (la sustancia que alimenta los cohetes) en Marte. Así, las naves espaciales podrían volver a Tierra y no morirían al llegar al destino. Algo así como una fábrica de combustible en Marte. Musk especula con la posibilidad de usar el dióxido de carbono presente en Marte para producir metano y oxígeno y usarlo para propulsar las naves.

La palabra clave es reutilizar. Para Musk, había que construir propulsores con 1.000 vidas, tanques con 100 y naves capaces de aguantar 12 viajes. Por cierto, el CEO de SpaceX cree que para construir una ciudad sostenible, harían falta un millón de personas. El objetivo es crear naves con capacidad para 100, por lo que serían necesarios muchos viajes (y naves) para llegar a ese número. Y tiempo, ya que según Musk llevaría entre 40 y 100 años.

Lógicamente, no sería algo inmediato. Musk tiene previsto dos misiones en 2018 y 2020 con robots antes de la llegada de los humanos a Marte, que preveía para 2022. Una cifra demasiado optimista ya que, según su hoja de ruta, tendrían listo el primer desarrollo de nave espacial en cuatro años. Una vez que la nave esté lista, trabajarán en los propulsores y después con todos los elementos montados para comprobar que funciona. En total, unos 10 años y todo siendo optimista ya que Musk es consciente de las limitaciones.

marte-elon-musk-mediatrends (1)

¿Y después de Marte? Para Musk, el planeta rojo no es más que el primer salto y, una vez conseguido, será mucho más fácil para los humanos lanzarse a conquistar el espacio.

HACE 4 MESES

 

¿Tienes algo que añadir a esta historia? Compártelo en los comentarios.

Deja un comentario