REVIEWS

Intel® Optane™: aumenta la velocidad de tu ordenador para acabar con las esperas

¿Sabías que hay una forma de ganar mayor potencia y velocidad en tu ordenador añadiendo un simple componente? Se llama Intel® Optane™, está pensado para la 7ª generación de procesadores Intel® Core™, y con esta memoria los ordenadores mejoran su rendimiento en un 28% y las tareas cotidianas se hacen el doble de rápido. ¿Suena bien, verdad? Te contamos qué es y cómo funciona la tecnología Intel® Optane™.

¿Qué es Intel® Optane™?

Intel Optane.

Intel® Optane™ es un módulo de memoria especial que se instala de forma sencilla en la placa base y que, en la práctica, funciona de ‘puente’ entre el procesador (que es el encargado de procesar todos los datos) y el disco duro (que es donde están almacenados los programas). Es, pues, un acelerador inteligente y adaptable de sistemas para ordenadores equipados con la 7ª generación de procesadores Intel® Core™.

El concepto que condujo a Intel a investigar sobre esta cuestión y crear Intel® Optane™ es simple: a nadie le gusta esperar. Cuando abres una imagen en un programa de retoque de imágenes y tarda mucho en cargar, cuando intentas abrir un PDF y tarda en abrirse, cuando lanzas un juego y este no aparece…

Todas esas experiencias son realmente frustrantes. Y el motivo es simple: se precisa manejar una gran cantidad de datos para abrir, ejecutar y editar esos archivos. La gran mayoría de los usuarios sigue usando discos duros tradicionales como almacenamiento (cuatro de cada cinco usuarios, según algunas encuestas). Aunque estos discos sean muy útiles, en realidad su velocidad de transferencia de archivos es mucho menor a la que puede manejar el procesador. Y es entonces cuando se crean las ‘largas esperas’, ralentizando todo el sistema.

Intel Optane.

Los discos duros SSD son una solución para acelerar procesos… pero su precio es alto. Y todo ello pasa en una época en que cada vez los archivos ocupan más: un juego como Grand Theft Auto V requiere 65 GB, visionar vídeos en 4K necesitan también varios gigas…

Aquí es donde entra Intel® Optane™: esta memoria se sitúa entre el disco duro y el procesador, y es capaz de aumentar la velocidad de carga de aplicaciones, juegos y archivos de gran tamaño para que los usuarios no tengan que esperar tanto tiempo. La nueva memoria facilita el acceso rápido a los datos almacenados en la memoria del PC, lo cual resulta en una experiencia más rápida y una respuesta más ágil.

¿Cómo lo logra? Pues se trata de una memoria inteligente, capaz de predecir qué es lo que va a hacer el usuario en base a su comportamiento habitual. De esta forma, es capaz de ver cuál puede ser el siguiente paso de los usuarios, reclamar con antelación esos archivos al disco duro, y facilitar que lleguen antes al procesador para ejecutarlos cuando el usuario decida. Es decir: aprende y se avanza a los hechos para lograr una respuesta mucho más rápida.

Técnicamente, se trata de una tecnología que combina el módulo de memoria 3D XPoint™, memoria y controladoras de almacenamiento Intel, IP de interconexión Intel y software Intel®. ‘Estos módulos ofrecen un avance revolucionario en reducción de la latencia y aceleración de los sistemas para cargas de trabajo que exigen una gran capacidad y un rápido almacenamiento’, asegura la propia Intel.

 Ventajas de esta tecnología

Para ver la rapidez que aporta esta tecnología, nada como analizar los números con cifras reales.

Intel Optane.

Un día cualquiera, la mayoría de los usuarios emplean una media de 11 apps, y cargan algunas de esas aplicaciones hasta siete veces. En las pruebas, gracias a la velocidad y capacidad de reacción de la memoria Intel® Optane™, se consigue:

  • Arrancar el PC hasta dos veces más rápido.
  • Mejorar el rendimiento general hasta un 28%.
  • Aumentar la velocidad de almacenaje hasta 14 veces.
  • Aplicaciones como Microsoft Outlook arrancan casi 6 veces más rápido.
  • El navegador Chrome se abre hasta 5 veces más veloz.
  • Los juegos se ejecutan un 67% más rápido.

Además, cabe recordar que al ser inteligente y adaptable, la memoria Intel® Optane™ se ajusta los hábitos de uso de cada sistema mediante software inteligente que aprende los comportamientos informáticos para acelerar las tareas más habituales de manera automática.

¿Qué necesita tu ordenador?

Los fabricantes de ordenadores (HP, Dell, Lenovo, Asus, Acer) ya están preparando equipos que tendrán instalado esta innovación de serie. Sin embargo, también está disponible para el resto del gran público.

Intel Optane.

Los módulos de memoria Intel Optane (disponibles en versiones de 16 GB y 32 GB) se pueden instalar en equipos de sobremesa equipados con procesadores de la 7ª generación de Intel® Core™ y estos tienen que ser compatibles (puedes consultar la lista concreta aquí). Además deben contar con una placa base también compatible (la lista de placas está aquí). En caso de duda, siempre puedes preguntar en tu punto de venta habitual.

¿Cómo se instala?

Después de la compra, instalar el módulo es muy sencillo.

  • Consulta el manual de la placa para ver dónde va colocada la memoria Intel® Optane™.
  • Con el ordenador completamente apagado y desconectado de la electricidad, primero inserta el pequeño pivote para que la memoria no quede suspendida, y después coloca la memoria en el espacio pertinente. Fíjala con el tornillo y reinicia el ordenador.
  • Descarga e instala los controladores en el sistema y activa Intel® Optane™.

Y además…

Esta innovación de Intel no solo está pensada para los consumidores de todo tipo que busquen ampliar sus posibilidades con un módulo de memoria, sino que la firma ya trabaja en discos duros de estado sólido Intel® Optane™ para todo tipo de público.

Intel Optane.

Además, también ofrece discos duros de estado sólido para centros de datos con esta tecnología, de tal manera que son más rápidos y ofrecen una combinación de baja latencia, gran resistencia, alta calidad de servicio y enorme capacidad de proceso.

Conclusión

En el mundo de la informática toda innovación es bienvenida. Intel® lleva ya décadas de trabajo intenso en el mundo de los procesadores, y las memorias inteligentes de aceleración Optane™ son una genial noticia para el sector.

Con una pequeña inversión, se puede lograr mejorar la velocidad de carga de forma importante y ganar en productividad. Y lo más importante: acabar con aquella sensación de largas esperas antes de poder iniciar cualquier tarea en el ordenador.

HACE 2 AÑOS