HOW-TO

¿Qué le pasa a mi PC? 5 problemas comunes de tu ordenador que puedes solucionar sin ayuda

Es inevitable que, con el tiempo, nuestro ordenador presente algunos problemas, tanto de hardware como de software. Sin embargo, muchas veces tienen fácil solución si se sabe qué hacer. Vamos a ver unas cuantas incidencias muy comunes y cómo arreglarlas nosotros mismos de una manera sencilla. Aquí tienes 5 problemas comunes de tu ordenador que puedes solucionar sin ayuda.

Me he quedado sin espacio en el disco duro

En este mundo digital, tarde o temprano, nuestro disco duro se llenará con nuestras fotos, películas, etc. Así es cómo podemos limpiarlo de toda esa basura residual que va quedando con el tiempo.

1- ELIMINA FICHEROS TEMPORALES

En muchas ocasiones, nuestro sistema operativo y las aplicaciones no borran adecuadamente los ficheros temporales: ficheros que provienen de instalaciones y desinstalaciones, de actualizaciones de Windows, de la navegación por Internet, etc.

Podemos borrar todos esos archivos innecesarios de una forma segura con CCleaner, un limpiador gratuito que nos facilitará la tarea y, además, lo hará de una forma segura, sin riesgo de eliminar nada que no debamos.

5 problemas de tu ordenador que puedes solucionar sin ayuda

CCleaner, además, nos informará de qué archivos son los que más espacio ocupan en nuestros diferentes discos duros para decidir si tenemos que moverlos (o eliminarlos).

2- CAMBIAR EL DISCO DURO

A veces, la única solución posible es ampliar la capacidad de memoria del ordenador. Es algo muy sencillo y que nos llevará poco tiempo. Consultaremos el manual de nuestro ordenador para saber dónde está situado y cambiarlo correctamente y sin riesgos.

5 problemas de tu ordenador que puedes solucionar sin ayuda

Si el ordenador es de sobremesa, seguramente podamos añadir otro disco duro al que ya tenemos, sin más complicaciones.

Si, por el contrario, es un ordenador portátil, entonces deberemos cambiar el disco viejo por el nuevo, pero migrando el sistema operativo y todos los programas, clonando el contenido.

No es tan complicado como parece y así solucionaremos definitivamente el problema del espacio en nuestro ordenador.

Mi ordenador va muy lento

Aunque puede ocurrir por varias causas, lo más probable es que nuestro ordenador esté ralentizado por programas que funcionan en segundo plano, ‘vampirizando’ memoria RAM. Mientras más programas se ejecuten simultáneamente, más RAM se consumirá.

1- GESTIONAR LA RAM

Por eso, lo primero que debemos hacer es cerrar todos los programas que tengamos abiertos y que no necesitemos. Para comprobar qué programas están abiertos y consumiendo más RAM debemos seguir los siguientes pasos:

  • Presionaremos las teclas Ctrl+Alt+Supr.
  • Seleccionaremos ‘Administrador de Tareas‘.
  • En la ventana que aparece elegiremos la pestaña ‘Procesos‘, si no está seleccionada.
  • Haremos clic en la columna ‘Memoria‘ y se ordenarán los procesos según la cantidad de RAM que están utilizando.

Así tendremos controlados los programas que están haciendo que nuestro ordenador vaya más lento. Aconsejamos no cerrar aplicaciones si no estamos seguros de qué son exactamente. Ante la duda, lo mejor es buscar el nombre en Internet para obtener información y no cerrar un proceso esencial para el funcionamiento del sistema.

2- AMPLIAR LA MEMORIA RAM

Este tipo de memoria viene en módulos que son placas de circuitos impresos con chips de memoria soldados. Su sustitución es muy sencilla físicamente, ya que los ordenadores tienen un espacio muy bien indicado y tan solo tendremos que sujetar estos módulos con una pestañas preparadas para ello.

5 problemas de tu ordenador que puedes solucionar sin ayuda

Sin embargo, elegir la RAM adecuada es algo más complejo:

  • Deberemos saber cuánta RAM máxima admite nuestro ordenador. Para ello, debemos averiguar el modelo y chipset de la placa base, algo que podremos saber mediante el manual del ordenador o en la página del fabricante.
  • El siguiente paso es averiguar qué tipo de RAM utiliza nuestro ordenador: DDR4, DDR3, etc. De nuevo, la web del fabricante es indispensable.
  • Por último, cabe señalar que debemos comprar dos módulos iguales. Es mejor comprar dos de 4 GB que uno de 8, aunque ocupemos dos ‘slots’. De cualquier forma, como decimos, si compramos un par (o más), que sean módulos iguales.

Mi WiFi va más lento de lo que debería

Debido, en gran parte, a que disponemos de varios dispositivos conectados a nuestra red WiFi (smartphones, tablets, portátiles, Smart TV, etc), es normal que la conexión no sea todo lo rápida que debería.

Sin embargo, podemos seguir una serie de consejos para intentar paliar estos problemas.

5 problemas de tu ordenador que puedes solucionar sin ayuda

En primer lugar deberemos elegir el mejor lugar para coloca nuestro router, normalmente en la parte central de la casa y situado lo más alto posible (en una estantería, por ejemplo).

Después elegiremos un canal que no esté saturado de conexiones. Por defecto todos los routers vienen preparados para conectarse a unas pocas frecuencias. Utilizando un software como WiFi Analyzer conoceremos el estado de los canales existentes a nuestro alrededor y elegiremos en consecuencia.

Busca ayuda en Internet

Puedes estar seguro de que existe alguien al que le ha pasado exactamente lo que te está pasando a ti con el ordenador y ya lo ha solucionado. El único problema es que Internet es inabarcable y podemos tardar bastante en encontrar la solución idónea. Debemos empezar a buscar en la página web del fabricante o desarrollador del hardware o software que queramos reparar, donde seguramente encontremos la solución. Si no es así, acudiremos a foros del programa/pieza en cuestión.

El último recurso es buscar en algún buscador (Google, Bing, etc.). Deberemos ser lo más precisos posibles para ir acotando las miles de páginas que nos aparecerán pero, poco a poco, iremos filtrando hasta encontrar la solución.

Y por último… resetea

Algunos problemas se deben a que algún proceso se ha quedado colgado y se soluciona con un simple apagado y encendido del ordenador, aunque, eso sí, dejando unos minutos entre medias. Suele ayudar en más ocasiones de las que te imaginas.

HACE 2 AÑOS