REVIEWS

El hombre del corazón de hierro se apunta al cine bélico de moda

El carnicero de Praga. El verdugo. Dos apodos por los que fue conocido Reinhard Heydrich, uno de los oficiales nazis más despiadados. Hasta el mismísimo Adolf Hitler le conocía como ‘El hombre del corazón de hierro’, apodo que ha servido como título a esta película francesa, que se centra en el ascenso al poder de este dirigente nazi y en la operación llevada a cabo por comandos checoslovacos para asesinarle en Praga.

El 27 mayo de 2017 se conmemoraron los 75 años de aquel atentado contra el general de las SS y Reichsprotektor de Bohemia y Moravia, uno de los creadores de la ‘Solución final’, el plan de la Alemania nazi para llevar a cabo un genocidio sistemático de los judíos en toda Europa.

Este thriller se une a otras películas bélicas y demuestra que la II Guerra Mundial vuelve a estar de moda en el cine.

La Segunda Guerra Mundial conquista la cartelera

Jason Clarke interpreta a Reinhard Heydrich en El hombre del corazón de hierro.

El género bélico ha estado presente en el cine casi desde su invención. En concreto, el cine ambientado en la Segunda Guerra Mundial nace durante la guerra, cuando los bandos rodaban películas para hacerse propaganda y poner a los enemigos como los villanos.

Tras el fin de la contienda, perdió fuerza para renacer en las décadas de los años 60 y los 70.

Desde entonces, los largometrajes sobre la II Guerra Mundial han aparecido periódicamente en las carteleras. A veces, coincidían varias obras sobre ese periodo histórico; otras solo una mantenía viva la llama de este tipo de cine. Nunca ha desaparecido del todo y siempre ha renacido de sus cenizas. Seis años de guerra dieron lugar a muchísimas historias y siempre hay nuevas que contar. O episodios famosos a los que recurrir cada cierto tiempo.

Argumento de ‘El hombre del corazón de hierro’

En mayo de 1942, comandos checoslovacos ejecutaron la Operación Antropoide para atentar contra Heydrich, general de las SS y el hombre fuerte del III Reich en Checoslovaquia. Una figura temida tanto por su capacidad para llevar el terror allá donde fuera como por su habilidad para conseguir sus propósitos.

Por ejemplo, en Praga demostró que era capaz de ser tanto un carnicero (ordenó la ejecución de un centenar de personas en los tres primeros días como Reichsprotektor de Bohemia y Moravia) como un dirigente capaz de lograr mejoras para la población. Todo a cambio de un servicio eficiente para la industria alemana y para reducir la resistencia contra Alemania.

Heydrich, que había sido el jefe de los servicios de inteligencia nazis y el director de la Gestapo, era uno de los hombres fuertes del nazismo, solo por debajo de Hitler y Heirinch Himmler. No tenía nada que envidiar a éstos en crueldad y dejó su sello en la Segunda Guerra Mundial para desgracia de muchos.

Imagen de El hombre del corazón de hierro, película protagonizada por Jason Clarke como Heydrich.

Su nombre está unido al genocidio del pueblo judío, tanto en los campos de concentración de infame recuerdo, donde murieron millones de personas, como en la creación de los Einsatzgruppen, escuadrones de la muerte de las SS, que asesinaron a un millón de judíos en los distintos frentes de la guerra en los territorios conquistados previamente por el Ejército alemán.

El hombre del corazón de hierro’ se basa, pues, en un hecho histórico. También en la novela ‘HHhH’ de Laurent Binet. La trama se centra en el ascenso al poder de Heydrich y en la operación llevada a cabo por los comandos checos para asesinarle. Jozef Gabcik y Jan Kubis habían recibido entrenamiento de los británicos con un único objetivo: librar al mundo de la presencia de uno de los nazis más sanguinarios.

Director y reparto

Imagen de El hombre del corazón de hierro, película protagonizada por Jason Clarke como Heydrich y Rosemund Pike como su mujer Lina.

Respecto al resto del reparto, Stephen Graham da vida a Himmler mientras que dos actrices conocidas aportan el punto de vista femenino al film. Mia Wasikowska tiene el papel de Anna Novak, pero más importante es el rol de Rosamund Pike, quien encarna a Lina, la mujer de Heydrich, nazi ferviente que introdujo a su marido en el Partido Nazi. Sin ella no puede entenderse al general de las SS.

Por cierto, hace un año, un largometraje inglés, ‘Operación Antropoid’, contó la misma historia sobre el atentado a Heydrich. En ese film, Cillian Murphy y Jamie Dornan dieron vida a los dos comandos checos. Dos visiones sobre un mismo hecho contadas en poco tiempo, algo que no es raro en el cine.

El género bélico ambientado en la Segunda Guerra Mundial está de moda y toca tirar de aniversarios para sacar ideas para nuevas películas. ¿Llegarán el próximo año a las carteleras largometrajes ambientados en 1943?

HACE 2 AÑOS