El tamaño importa… La pantalla, ¡también!

Elegir un nuevo teléfono móvil puede ser emocionante, pero también un auténtico suplicio por la cantidad de modelos que hay. Todo depende de lo cómodo que te sientas con las especificaciones de los smartphones, y también de si tienes claro qué necesitas. Todos sabemos que un procesador más potente y más memoria es normalmente mejor, pero, en lo que tiene que ver con la pantalla, a veces menos es más.

Si estás pensando renovar tu smartphone, seguro que una de las características a las que prestarás más atención es el tamaño de la pantalla. El problema es que elegir el móvil adecuado no nos obliga sólo a plantearnos esto, sino también si tiene la resolución correcta, el brillo que necesitamos, e, incluso, si nos viene bien un teléfono con pantalla curva. Aquí tienes todas las claves.

El tamaño importa, y mucho

Móvil Samsung Galaxy S5

Esta es probablemente la decisión más difícil que vas a tener que tomar cuando elijas tu nuevo móvil. Lo que debes tener en cuenta es que la elección del tamaño de la pantalla es personal, por lo que lo ideal es que, antes de tomar una decisión firme, reflexiones acerca del uso que le vas a dar la mayor parte del tiempo.

Si llevas tu teléfono siempre encima, te importa mucho su portabilidad y te gusta manejarlo cómodamente con una mano, lo ideal es que te quedes con un modelo con una pantalla por debajo de las 5 pulgadas. Pero si todo esto no te importa demasiado, y, en cambio, sueles usarlo para navegar, leer o ver películas, por ejemplo, acertarás eligiendo un móvil de 5 pulgadas o más.

Cuidado con la resolución

Móvil Sony Xperia Z3

Esta característica te indica el número de puntos que forman las imágenes que ves en la pantalla de tu móvil. Más resolución habitualmente equivale a imágenes más definidas y nítidas, pero hay un límite que, una vez superado, no aporta gran cosa: la percepción del ojo humano. Los últimos estudios científicos indican que nuestros ojos son capaces de diferenciar hasta 530 píxeles por pulgada.

Es importante que tengas en cuenta que el esfuerzo que tiene que realizar un móvil para mostrar en su pantalla las imágenes es mayor a medida que crece el número de puntos que las forman. Esto significa que, si comparamos dos teléfonos con una configuración idéntica pero con pantallas de distinta resolución, el que tiene la más alta tendrá una autonomía menor porque su procesador consumirá más.

En la práctica, los móviles con pantallas Full HD (1.920 x 1.080 puntos) ofrecen una gran calidad de imagen incluso en teléfonos por encima de las 5 pulgadas. Uno de 5,5 pulgadas y esta resolución tendría unos 400 puntos por pulgada, una cifra lo suficientemente elevada para que veamos imágenes muy nítidas.

Las resoluciones superiores a Full HD, como 2.560 x 1.440 puntos, que es la utilizada por algunos teléfonos, como el LG G3, son interesantes en móviles de 6 pulgadas o más porque permiten mantener una densidad de puntos elevada. Pero es probable que si comparas directamente dos teléfonos de 5,5 pulgadas, pero con resoluciones 1080p y 1440p, apenas aprecies diferencias de calidad entre ellos.

No te olvides del brillo

Móvil LG G3

El brillo de tu móvil te indica qué cantidad de luz es capaz de emitir la pantalla. Una muy luminosa te permitirá utilizar tu teléfono con comodidad aunque estés en un entorno con mucha luz ambiental, por ejemplo, en la calle al mediodía y con un sol radiante. En estas circunstancias es posible que te cueste mucho ver las imágenes de una pantalla relativamente poco luminosa.

Sin embargo, si eliges un móvil con mucho brillo podrás ver su pantalla sin esfuerzo incluso bajo un sol radiante. Eso sí, debes tener en cuenta que más brillo conlleva un mayor gasto de batería, algo que casi todos los móviles resuelven ajustándolo automáticamente a través de un sensor diseñado para medir la luminosidad ambiental.

¿Cómo puedes saber si un móvil es o no muy luminoso? No te quedará más remedio que investigar para averiguar qué brillo máximo anuncia el fabricante. Se mide en una unidad denominada nit, y para que puedas utilizar un smartphone con bastante comodidad a plena luz del día debes buscar uno con una pantalla de 700 nits o más.

¿Merece la pena una pantalla curva?

Móvil LG G Flex

Probablemente ya sabrás que los primeros móviles con pantalla curva llegaron hace tiempo al mercado. El LG G Flex y el Samsung Galaxy Round sorprendieron por esta característica, pero lo realmente interesante es saber si aportan alguna ventaja. Y la verdad es que sí lo hacen. Su ligera curvatura los hace algo más ergonómicos, lo que permite agarrarlos de una forma cómoda.

Además, algunos laboratorios de análisis de pantallas, como DisplayMate, aseguran que los paneles curvos ofrecen una legibilidad mejor, un contraste mayor y colores más precisos. Pero también tienen desventajas, esencialmente una fabricación más compleja y cara, una vida útil más corta y, además, pueden estropearse fácilmente si entran en contacto con el agua. La última palabra, como siempre, la tienes tú.

 

 

[newsletter utm=”pantallamovil”]

HACE 6 AÑOS