RANKINGS

8 proyectos tecnológicos para educar a los niños

Ni los conceptos básicos de la física tienen por qué aburrir a las vacas, ni para aprender a programar hace falta tener una mente adulta y matemática. Hoy día existe una amplia variedad de proyectos tecnológicos para niños que permiten desarrollar sus conocimientos desde una edad muy temprana, asimilando conceptos complejos de forma intuitiva y preparándose para sus vidas adultas sin llegar a darse cuenta de ello.

Plataformas como las ofrecidas por las placas de desarrollo Raspberry Pi o los kits de robótica Lego Mindstorms demuestran con ejemplos muy prácticos que aprender puede ser divertido. Y es que no es lo mismo resolver aburridas ecuaciones sobre el papel que ponerlas en práctica lanzando bolas de acero. O aprender a programar como un lemming juntando líneas pudiendo montar y configurar un PC desde cero.

Aprender siempre es más divertido cuando uno no sabe que está en clase, y estos proyectos caseros han sido pensados para despertar la curiosidad de niños y adolescentes sin que se den cuenta. Una gran forma de estimular su creatividad al mismo tiempo que aprenden disciplinas que más tarde les serán sumamente útiles.

El detector de flatulencias que nadie querrá tener cerca

detector raspberry

En inglés ‘raspberry’ significa frambuesa, pero también pedorreta. Una jocosa coincidencia que nos lleva al primer proyecto de esta lista: un detector de pedetes.

La placa de desarrollo más popular del mundo da pruebas de su polivalencia con este proyecto que examina el aire en busca de gases nocivos, activando una alarma cuando detecta que alguien en las inmediaciones del aparato ha decidido ponerse más cómodo de la cuenta.

Disponible en la página de recursos de educativos de la fundación Raspberry, este proyecto permite aprender las diferencias entre analógico y digital, asimilar conceptos como el voltaje, la corriente y la resistencia, controlar un sensor de calidad de aire y hacer pinitos en programación con Python. ¿Quién pensó que un vulgar flato podía dar tanto juego?

Un brazo robot que no parece de juguete

Hay pocos proyectos para Lego Mindstorms más recurrentes que el típico brazo robótico, e Internet está lleno de ejemplos. Este disponible en el sitio de Instructables enseña conceptos básicos de mecánica (rotación, inclinación y agarre) junto al uso de sensores básicos (luz, contacto y sonido).

La lista de ejemplos de Lego Mindstorms incluye su propio brazo mecánico, pero cada diseño tiene sus propios desafíos. ¿Y qué niño no ha repetido una y mil veces la misma figura con pequeños cambios antes de quedarse satisfecho?

Una máquina recreativa para niños de todas las edades

bartop

Este es uno de esos proyectos que obligatoriamente requieren la participación de un progenitor o hermano mayor. Saca la sierra de calar, ve haciendo la lista de la compra y prepárate para sudar con una creación que deparará incontables horas de diversión después de haber sido finalizada.

Básicamente un proyecto de bricolaje con algo de configuración de software de por medio, la creación de una máquina bartop es un desafío para manitas incipientes. Uno que además requiere de bastante tiempo libre, así que es mejor dedicarle unas vacaciones completas antes que varios fines de semana.

Una buena forma de aprender a manejar herramientas básicas y comprender algunos conceptos esenciales de electrónica.

Mide tus reflejos y descubre la plataforma Arduino

A veces los proyectos más divertidos no son siempre los más vistosos. Esta rueda para medir los reflejos hace uso del kit de desarrollo robótico de Bq (sí, la de los teléfonos) y es una buena forma de iniciarse en la plataforma Freaduino, que se basa en la conocida placa de desarrollo Arduino Uno.

A pesar de que puede parecer un proyecto muy complicado, el ejercicio incluye todo el código necesario y no requiere herramientas complejas. Al contrario, está fabricado en cartulina, por lo que es una buena forma de iniciar a los más pequeños en el manejo y la configuración de sistemas electrónicos muy sencillos.

Un sencillo voltímetro para comprender mejor la electricidad

El voltímetro casero de Bq se encuentra un par de pasos por encima del medidor de reflejos. Este proyecto ya está orientado a estudiantes avanzados o de cierta edad y de hecho no estaría fuera de lugar en una aula de tecnología de 2º de ESO. Requiere unos conocimientos básicos sobre electricidad y electrónica que tal vez escapen a los más jóvenes.

Además de ayudar a comprender mejor conceptos relativamente abstractos como el voltaje, este voltímetro casero permite familiarizarse con la construcción de hardware basado en Arduino y su posterior configuración, utilizando para ello un software tan visual como sencillo.

Un ordenador completo para aprender a programar

kano

¿Qué criatura del siglo XXI no sabe manejar un ordenador? Los niños de hoy nacen con un móvil pegado a las manos y no tardan en adueñarse del ordenador de sus padres, pero una cosa es saber utilizarlo y otra muy distinta saber montar uno. Este es el leitmotiv de Kano, promovido por sus creadores como ‘un ordenador que cualquiera puede hacer’.

Basado en la placa Raspberry Pi 3, Kano permite crear un sencillo pero potente PC de sobremesa. Más aún, Kano ha sido concebido tanto como un experimento para iniciarse en la construcción de hardware como una plataforma de aprendizaje para programadores bisoños.

La idea básica de Kano es enseñar a programar sin que el niño se entere de lo que está haciendo, para lo cual incorpora cientos de ejercicios extremadamente intuitivos entre los que se incluyen varios retos hackeando Minecraft.

Periféricos adicionales como el Pixel Kit permiten seguir estimulando su creatividad, proponiendo crear llamativas secuencias visuales e incluso videojuegos muy básicos utilizando luces LED de colores. Toda una compra que deparará horas y horas de entretenimiento y educación.

Un sorprendente clasificador de colores

El kit educativo de Lego Mindstorms proporciona un buen puñado de ejemplos para ir experimentando antes de lanzarse a la aventura con creaciones de diseño propio. Uno de los más interesantes es un sencillo clasificador diseñado para organizar bloques por colores. Aunque puede parecer todo un reto, en realidad se trata de un ejercicio muy simple.

Disponible bajo los ejemplos de ingeniería ofrecidos por Lego, este proyecto enseña las nociones básicas necesarias para crear robots mucho más complejos. Mecánicamente es bastante sencillo y familiarizará al niño tanto con la creación de sistemas con sensores como con su configuración utilizando el software de Lego. Que nadie se engañe: este es un proyecto tan divertido para los padres como para el pupilo.

Una torre para medir la aceleración de la gravedad

La gravedad es un concepto bastante sencillo pero que se entiende aún mejor con este proyecto. Lego propone ahora dentro de su sección de ejercicios preconfigurados la creación de una torre que permite medir la constante gravitatoria de la Tierra dejando caer una bolita de acero y midiendo el tiempo de la operación.

Este ejercicio permite comprender mejor los factores involucrados en la gravedad, permitiendo medir la distancia, el tiempo y la velocidad de caída, así como la aceleración experimentada por un cuerpo debido a la gravedad. Si Newton hubiera tenido un kit de Lego Mindstorms no hubiera tenido que esperar a llevarse un manzanazo.

La ciencia se aprende mejor cacharreando

Enseñar a los niños de hoy a familiarizarse con la tecnología no es solo una cuestión de nota. También hará que estén listos para desafíos que se encontrarán ya en su vida adulta como la automatización y la creación de software. No es lo mismo utilizar un ordenador que saber cómo funciona, y algo aparentemente tan simple como enseñarle a construir un robot de juguete o montar un PC puede despertar su talento a una edad muy temprana.

Es necesario hacer que la ciencia sea interesante, y ponerla directamente en las manos de los niños es un gran paso que por fin es posible gracias a los últimos avances en tecnología. A esto se suma el hecho de que muchos padres no se sienten cómodos cogiendo los libros para recordar nociones que dejaron atrás hace muchos años, por lo que este tipo de ejercicios también resultan mucho más atractivos para ellos que el lápiz y el papel, facilitando así su implicación.

HACE 2 MESES

 

¿Tienes algo que añadir a esta historia? Compártelo en los comentarios.

Deja un comentario