TENDENCIAS

22.000 personas aceptan limpiar retretes a cambio de WiFi gratis: no, nadie lee los términos y condiciones de uso

‘He leído y acepto los términos y condiciones de uso’. Seamos sinceros: apenas nadie lee toda la palabrería legal que firmamos cuando aceptamos un nuevo servicio online. Así lo ha demostrado un proveedor de WiFi público del Reino Unido, quien ha puesto unas curiosas condiciones de uso para los usuarios. Como resultado de esta trampa, 22.000 personas aceptaron limpiar retretes públicos voluntariamente. Solo una persona se percató de la insólita condición.

1.000 horas de trabajos comunitarios a cambio de WiFi

Purple, que es el nombre de este proveedor de WiFi gratis para diferentes compañía como Pizza Express o Lego, incluyó entre las curiosas condiciones de uso para contratar el servicio una clausula en la que los usuarios se comprometían a dedicar 1.000 horas de trabajos comunitarios, entre los que se incluían:

  • Dar abrazos a perros y gatos callejeros.
  • Limpiar retretes portátiles en festivales y conciertos.
  • Despegar chicles del suelo.
  • Recoger las cacas de los perros en los parques locales.
  • Pintar cáscaras de caracoles para alegrar su existencia.
  • Desatascar manualmente tuberías atascadas.

Estas actividades estaban escritas tal cual en los términos y condiciones de uso, pero nadie lo leyó. De hecho, durante las dos semanas que duró esta insólita campaña, solo uno de los usuarios se percató de estas extrañas condiciones.

Simplificar los términos y condiciones de uso

free-wifi-mediatrends (1)

En un post oficial, Purple ha asegurado que no va a obligar a estos 22.000 usuarios a cumplir con las tareas que en su día aceptaron, ya que su acción estaba destinada a llamar la atención sobre la nueva ley de protección de datos de la Unión Europea, que entrará en vigor en mayo de 2018.

Conforme a esta nueva ley, las empresas ‘deberán obtener el consentimiento inequívoco del usuario antes de usar sus datos personales y de comportamiento para fines de mercadotecnia’.

Por ello, Purple es uno de los operadores que ya se ha adherido al nuevo programa General Data Protection Regulation (GDPR), que aboga porque las compañías simplifiquen sus términos y condiciones con el fin de ser más transparentes con el cliente.

Sin embargo, con su acción, Purple ha demostrado lo sencillo que resulta imponerle a cualquier usuario casi cualquier condición que se quiera, debido a que la mayor parte de los usuarios aceptamos los términos y condiciones de uso sin prestar atención a lo que verdaderamente nos estamos comprometiendo.

Sin ir más lejos, sobre este punto centraba su atención Tim Berners-Lee, el padre de la World Wide Web, a principios de este año, como una de sus principales preocupaciones por el futuro de su creación.

HACE 2 MESES

 

¿Tienes algo que añadir a esta historia? Compártelo en los comentarios.

Deja un comentario