Dime qué imprimes y te diré que impresora comprar

35 COMENTARIOS

La impresora es uno de los periféricos que nos llevan acompañando en el mundo de la informática desde el principio. Hoy en día siguen siendo un básico en cualquier hogar y empresa, ya que nos facilitan poder imprimir desde un trabajo para clase, a un billete de avión si tenemos que viajar o sacar una foto para dársela a tu madre o tu suegra.

Elegir entre los distintos modelos en el mercado puede ser algo engorroso, por eso hoy vamos a aplicar el dicho de dime qué imprimes y te diré que impresora comprar.

Porque hoy en día no sólo la vamos a necesitar para imprimir desde un ordenador de sobremesa o portátil. Con la popularidad de la conexión WiFi en las impresoras domésticas, hoy también podemos imprimir fácilmente desde nuestro smartphone o tablet, un recurso que puede ser muy útil en determinados momentos, por ejemplo para imprimir los selfies que hemos sacado con nuestro teléfono.

 

¿Qué tipos de impresoras tenemos en el mercado?

Impresoras multifunción

Si tenemos en cuenta una función de utilidad, podríamos dividir las impresoras en dos tipos básicos, impresoras multifunción o impresoras básicas. Las impresoras básicas sólo nos ofrecen la posibilidad de imprirmir. Le mandas el documento y voilà, ellas imprimen.

Las multifunción además de permitirnos imprimir documentos suelen añadir la funcionalidad de escáner y copiadora, en ocasiones también fax. Muy útiles para reunir en un mismo dispositivo diferentes soluciones que nos ayudan mucho, sobre todo ese día que te piden la fotocopia del DNI o que envíes un documento que tienes en papel. Ese día te alegras de haber elegido una impresora multifunción.

¿COLOR O BLANCO Y NEGRO?

Si hablamos de color, tenemos dos opciones, las impresoras en blanco y negro y las impresoras a color. Las impresoras en blanco y negro están pensadas fundamentalmente para imprimir sólo texto. Por ejemplo, informes, facturas, etc. La impresión en blanco y negro es más rápida que a color, en el mismo modelo de impresora, y además resulta más económica.

Las impresoras en blanco y negro se eligen cuanto tenemos varias en una empresa, pero para el hogar yo no te la recomendaría como impresora principal ya que se queda corta. ¿Qué pasa si un buen día necesitas imprimir algo de color?

Las impresoras a color siempre tendremos la opción de imprimir en blanco y negro, incluso seleccionarlo por defecto y utilizar el color sólo para aquellos documentos en los que lo necesitemos. Por ejemplo, un trabajo para clase en los que hemos incluido imágenes y gráficos, que va a lucir mucho mejor en color que en blanco y negro o un collage de fotografías que queremos hacer para enmarcar.

pulsando el botón imprimir

¿QUÉ TECNOLOGÍA ESCOGER?

Si hablamos de tecnología de impresión, aquí podríamos destacar dos tipos básicamente, impresora de tinta o impresora láser. La impresoras de chorro de tinta utilizan tinta líquida que van dentro de los cartuchos. Son más limpias, más económicas en su adquisición por regla general, pero podemos hacer menos copias con cada consumible. A cambio, su coste será menor. También necesitan menos mantenimiento.

Las impresoras láser utilizan tinta seca, el tóner, que tienen que calentar para fijar al papel. La impresora láser tiene mejor rendimiento cuando el volumen de páginas impresas es muy alto, por eso son las más utilizadas en las empresas. Además rinden mejor cuando las tiradas de impresión son grandes y poco frecuentes. Es decir, riden mejor si imprimimos 100 páginas de una sóla vez, que diez páginas en diez momentos distintos del día.

Dime para qué usas la impresora y te diré cuál es la que necesitas

señor imprimiendo

Si queremos una impresora para el hogar a la que vamos a dar un uso esporádico, lo mejor es comprar una impresora multifunción de tinta, que además tenga WiFi. De esta manera podemos elegir dónde la colocamos, sin necesidad de que tenga que estar conectada al ordenador por un cable USB. Incluso la podemos tener guardada fuera de la vista, y enchufarla sólo cuando tengamos que imprimir.

Si a nuestra impresora le vamos a dar un uso intensivo (20 o 30 páginas al día), lo mejor es buscar una impresora láser o una impresora de tinta de última generación, donde el coste por página respecto a las impresoras láser sería incluso mejor en determinados modelos. Un ejemplo sería las impresoras Epson Workforce Pro de la gama o las impresoras HP Officejet Pro, donde el coste por página impresa es muy similar, o incluso mejor, que las impresoras láser.

Si ya hablamos de un volumen alto de impresión, más de 6.000 páginas al mes, las impresoras láser serán las más adecuadas para ti. Es un uso más profesional que doméstico, donde será raro que tengamos que imprimir un volumen tan elevado de documentos de forma habitual.

¿Calidad o ahorro? Por qué tenemos que elegir

Impresoras láser

Llegados a este punto nos toca ver con qué nos quedamos si con la calidad en la impresión o con el ahorro. Todo depende del tipo de documento que vayamos a imprimir. Si queremos imprimir mejores las fotos tendremos que buscar una impresora fotográfica. Si no necesitamos tanta calidad, siempre podemos buscar una impresora que nos admita consumibles, ya sea tinta o toner, compatibles o reciclados, ya que con ello podemos ahorrarnos algo de dinero.

Otra alternativa es jugar con los modos de ahorro de impresión, utilizando un modo borrador para imprimir por defecto o apostando por consumibles de alta capacidad, como los cartuchos de tinta XL que ajustan un poco más el coste por página y nos permiten imprimir un número mayor de ellas, teniendo más autonomía en los consumibles.

Como norma general, para grandes volúmenes de impresión lo más económico es una impresora láser en blanco y negro pero si buscamos calidad en las imágenes, nada como una impresora fotográfica para poder tener en papel el recuerdo de tus últimas vacaciones y que no sólo se quede en tu álbum fotográfico de tu red social favorita.

HACE 6 AÑOS