RANKINGS

Las 5 mejores formas de compartir archivos pesados online

Afirma ufanamente más de un romántico de la informática que cualquier tiempo pasado fue mejor. Posiblemente no recuerdan cuando compartir archivos pesados online era una labor tan lenta que acabábamos antes llevándonos un disco duro portátil que mandando un mail capaz de atragantar al más veloz módem RDSI. Afortunadamente estamos ya totalmente metidos en el siglo XXI y hay un buen número de excelentes alternativas para cumplir esta labor.

Ya sea para enviar enormes álbumes fotográficos, pesados archivos de documentos o cualquier otro tipo de dato, son numerosas las opciones a nuestro alcance para compartir archivos de forma rápida, práctica y segura. De hecho existe todo un mercado de servicios de almacenamiento en la nube para usuarios domésticos y profesionales, cada uno de ellos con unos pros y unos contras que merecen ser explorados.

Todos los servicios enumerados tienen algo en común: son muy sencillos de usar y son gratis. Porque enviar a un amigo o compañero de trabajo archivos de gran tamaño no tiene por qué ser algo complejo y costoso. Guardemos por tanto el pendrive para otro momento y exploremos la amplia oferta de servicios de almacenamiento en la nube y envío de datos disponible al alcance de cualquier usuario. Aquí tienes las 5 mejores formas de compartir archivos pesados online

Google Drive, el antes y el después

google-drive-mediatrends

Google Drive puede presumir de haber hecho por los servicios de almacenamiento en la nube lo mismo que Gmail hizo con el email: poner el mercado patas arriba con una solución amplia, práctica y gratuita.

Lo cierto es que Google Drive funciona mejor como disco duro en la nube que como herramienta para compartir archivos, pero tiene una serie de ventajas que hacen su recomendación algo ineludible. No solo no cuesta un euro (aunque también hay opciones de pago), sino que sus 15 GB son bastante generosos y cualquier persona con una cuenta de Google puede sacarle partido sin necesidad de hacer nada.

El sistema para compartir archivos mediante Google Drive es relativamente simple. Una vez subidos los documentos y carpetas necesarios, basta con hacer clic derecho para enviar un enlace a cualquier persona utilizando una dirección de correo electrónico.

Destaca su integración con Google Docs y, por supuesto, está disponible en dispositivos móviles a través de aplicaciones específicas para Android e iOS.

OneDrive, una gran opción totalmente integrada en Windows

onedrive-mediatrends

OneDrive es la alternativa a Google Drive propuesta por Microsoft. Como el servicio de Google está más orientado al almacenamiento en la nube que al envío de archivos, pero incorpora una serie de funciones adicionales que hacen de él una opción más práctica para algunos usuarios.

Una de las ventajas de OneDrive es que cualquier usuario con una dirección de Outlook o Hotmail ya tiene una cuenta abierta, por lo que no es necesario hacer nada más.

Además de integrarse de forma casi invisible con Windows 10 para liberar espacio subiendo automáticamente nuestros archivos del disco duro, OneDrive se integra totalmente con Office para permitir que cualquiera de nuestros contactos pueda editar carpetas y documentos directamente desde Internet. También tiene aplicaciones para Android, iOS y Windows 10 para teléfonos móviles.

OneDrive cuenta con algunas opciones interesantes de cara al envío de documentos. Si bien sus 5 GB son inferiores al espacio de almacenamiento ofrecido por Google, el servicio de Microsoft permite establecer carpetas y enlaces compartidos con fecha de caducidad, de forma que los datos enviados solo estarán disponibles durante el periodo de tiempo determinado por su propietario.

WeTransfer, envíos en dos clics

wetransfer

Selecciona archivo, escribe email, envía archivo. Así de fácil. No cuesta mucho entender por qué WeTransfer se ha convertido en una de las opciones más populares a la hora de compartir archivos pesados a través de Internet. Y es que pocos servicios ofrecen una filosofía de uso más simple. Compartir GB de información con nuestros contactos es casi cuestión de apuntar y disparar.

Las ventajas ofrecidas por WeTransfer frente a otros servicios son evidentes. La primera de ellas es que no hace falta registrarse para enviar información, por lo que puede ser utilizado de forma instantánea y sin necesidad de recordar contraseñas.

Hasta 2 GB de datos pueden ser enviados en prácticamente dos clics, aunque también hay una opción Plus para usuarios profesionales que aumenta el límite de espacio a 20 GB, ofreciendo, además, opciones como 100 GB de almacenamiento.

Con la versión gratuita de WeTransfer los archivos enviados por WeTransfer se borran automáticamente tras un breve periodo de tiempo, por lo que su uso es más adecuado para transferencias esporádicas y usuarios que no necesitan un disco duro permanente en la nube. Tan simple como efectivo, WeTransfer es uno de los servicios más útiles de todos los enumerados, especialmente si solo se le va a dar un uso ocasional.

Filemail, compatible con BitTorrent y muy flexible

filemail

Filemail es una opción menos popular que las anteriores, pero que aporta un buen número de ventajas.

De entrada, los 30 GB ofrecidos en su opción gratuita constituyen una de las ofertas más generosas de todas las que podemos encontrar, pero es que también ofrece múltiples posibilidades de descarga, que van más allá del típico enlace por correo electrónico.

Diseñado para un uso más profesional, Filemail ofrece características,, como borrado automático de los archivos, así como descargas mediante BitTorrent e, incluso, FTP, haciendo de esta una opción increíblemente polivalente. Tanto si se usa en casa como en la oficina, Filemail brinda una flexibilidad muy superior a otros servicios, incluso en su modalidad gratuita.

Filemail se puede utilizar vía web, pero también mediante aplicaciones específicas para Windows, Mac, Linux, Unix, Android e iOS en sus versiones de pago.

Por si esto fuera poco, los usuarios Pro y Business pueden acceder a servicios adicionales sumamente interesantes como la posibilidad de integrar un cargador de archivos en su sitio web y un plugin para enviar archivos de gran tamaño directamente desde Outlook.

Si la flexibilidad es un factor prioritario y pensamos enviar documentos de gran tamaño con cierta regularidad, Filemail es una opción muy a tener en cuenta.

Send Anywhere, seguridad a prueba de balas

SendAnywhere

Send Anywhere no es una herramienta para compartir archivos como el resto. Aunque es rápida y sencilla, su auténtico fuerte reside en las medidas de protección incorporadas para hacer que sus transferencias sean, además, seguras. Esta característica ha hecho de Send Anywhere una de las opciones favoritas entre grandes empresas y usuarios preocupados por su privacidad.

Las técnicas utilizadas por Send Anywhere para proteger los archivos enviados a través de su plataforma son múltiples. Para empezar los archivos se envían utilizando un servicio P2P para evitar su robo por parte de hackers. Más aún, la información se cifra y los documentos solo pueden ser descargados después de introducir una clave numérica o un código QR exclusivo, verificando así la identidad del receptor.

Para aumentar el nivel de seguridad, Send Anywhere borra los archivos automáticamente tras su descarga. Tan solo se mantienen durante 48 horas aquellos enviados mediante un enlace o de dispositivo a dispositivo, en cuyo caso se eliminan, aunque no hayan sido descargados.

Send Anywhere es particularmente práctica para compartir archivos entre dispositivos con distintos sistemas operativos y está disponible tanto en versiones web como en forma de app para Windows, macOS, Linux, Android e iOS.

Sus responsables también han creado una extensión para Chrome que facilita su uso directamente desde el navegador y un plugin para integrarlo en Outlook.

El envío de datos está restringido a 2 GB vía web, pero es ilimitado utilizando la aplicación para PC.

HACE 2 AÑOS