REVIEWS

Nolan da un giro a su carrera con ‘Dunkerque’, el Día D al revés

A lo largo del siglo XX y lo que llevamos del XXI, el cine ha abordado con bastante frecuencia la Segunda Guerra Mundial. En ella se han basado películas tan buenas y tan distintas como ‘Casablanca’, ‘La lista de Schindler’, ‘El puente sobre el río Kwai’, ‘La gran evasión’ o ‘Un puente lejano’, por citar algunas. Con tantos precedentes, parece difícil sorprender al espectador con un acontecimiento histórico poco conocido. Christopher Nolan lo ha hecho con ‘Dunkerque’. La película del aclamado director se basa en la Operación Dinamo, una misión de rescate para evacuar a gran parte del ejército aliado tras la derrota de Francia, en 1940. Trata, pues, sobre una derrota aliada. Lo curioso es que esa huida se convirtió en una victoria por la forma en que se realizó y por la enorme cantidad de soldados ingleses y franceses, además de belgas, que fueron evacuados.

¿Por qué Hollywood no había realizado antes una superproducción sobre este hecho histórico? La respuesta quizá haya que buscarla en que Estados Unidos no participó en esa batalla. No entró en la Segunda Guerra Mundial hasta finales de 1941, por lo que en Dunkerque los protagonistas fueron los ingleses y los franceses, además de los alemanes. El público estadounidense está acostumbrado a ver a sus soldados como los héroes de la función.

Nolan no lo tuvo fácil para convencer a Warner Bros. Pictures por ese motivo, pero, al final, el estudio acabó aceptando el proyecto del director británico. Lo hizo por dos motivos: la trayectoria de Nolan, que cuenta con varios éxitos de taquilla en su currículo (la trilogía de ‘Batman, el caballero oscuro‘, ‘Origen’, ‘Interstellar’), y que no iba a ser un film bélico al uso. El cineasta lo vendió como una historia de supervivencia y una ‘experiencia de realidad virtual sin auriculares‘.

Argumento de ‘Dunkerque’

Francia confiaba en su, en teoría, inexpugnable Línea Maginot para frenar a la Alemania de Hitler.

Sin embargo, el ejército nazi, aplicando los principios de la Blitzkrieg o Guerra relámpago, dio la sorpresa entrando en el país tras ocupar en tiempo récord los Países Bajos. Por lo tanto, las fortificaciones no sirvieron de nada y los alemanes derrotaron a los franceses y los ingleses con rapidez. No hubo guerra de trincheras como en la anterior contienda mundial.

La Batalla de Francia había comenzado el 10 de mayo. En pocos días, la derrota era absoluta. La clave fue la movilidad de las divisiones Panzer.

Dos semanas después, el mariscal John Vereker Gort, comandante de la Fuerza Expedicionaria Británica, ideó la llamada Operación Dinamo para salvar a la mayor parte de sus tropas, que estaban cercadas en Dunkerque. Junto con los franceses y belgas, había unos 400.000 hombres en esa región.

Imagen promocional de la película Dunkerque de Christopher Nolan.

En la Operación Dinamo se centra la película ‘Dunkerque’. Los ingleses fueron capaces de movilizar un increíble número de barcos para rescatar a las tropas aliadas bajo el fuego de la artillería y la aviación alemana. Las tropas Panzer se quedaron paradas unos días en una de las decisiones más extrañas de la guerra, lo que aprovecharon los aliados para escapar de la trampa en la que estaban metidos.

En total, entre el 27 de mayo y el 4 de junio fueron evacuados 338.226 combatientes, 225.680 de nacionalidad británica y el resto, 112.546, belgas y franceses. Las pérdidas materiales fueron muy cuantiosas. A esta huida se la acabó conociendo como el Milagro de Dunkerque. Muchos de esos soldados volverían a luchar contra Alemania ya fuera en África, en Europa o en ambos frentes.

Un Día D al revés

Imagen de la película Dunkerque de Christopher Nolan.

Como acción militar, la Operación Dinamo fue todo lo contrario que la Operación Overlord, que permitió el célebre Desembarco en Normandía. La primera buscó la salida de Francia; la segunda, la invasión de ésta. El Día D, que movilizó solo el 6 de junio a más de 150.000 soldados aliados, ha sido llevado al cine en varias ocasiones con un gran alarde de medios técnicos (vehículos de la época o adaptados) y también grandes repartos y multitud de extras.

En 1962, se estrenó en los cines la superproducciónEl día más largo’. Con un elenco de actores de auténtico lujo encabezado por John Wayne, Robert Mitchum, Henry Fonda, Richard Burton y Sean Connery, mostró con detalle la planificación del ataque aliado y la ejecución del mismo. Recibió dos Oscar a los Mejores efectos especiales y a la Mejor fotografía en blanco y negro.

Otra gran película sobre la misma batalla llegó en 1994. ‘Salvar al soldado Ryan’, de Steven Spielberg, ofreció media hora inicial espectacular del desembarco en Normandía, pero después se centra en una operación de rescate, la del soldado del título, tras las líneas alemanas. Tom Hanks y Matt Damon destacan en un gran reparto. El film ganó 5 Oscar: director, fotografía, montaje, sonido y efectos sonoros.

¿Logrará Nolan una obra maestra como el anterior film? Tanto en ‘Salvar al soldado Ryan’ como en ‘El día más largo’ se cuenta una victoria aliada. Dar un aire épico a una conquista es más fácil que a una retirada. Por mucho que esa huida fuese considerada un triunfo. Al juzgar por las críticas, parece que el director británico ha conseguido emocionar con ‘Dunkerque’. Habrá que esperar a la gala de los Oscar para saber si también recibe premios.

Nolan ha imitado el camino de los otros títulos al optar por el empleo de vehículos, aviones y barcos de la época para dar un mayor realismo. Recuperados de museos, adaptados de otros vehículos similares o fabricados como los botes de salvamento. Hasta un destructor francés fue utilizado.

También se emplearon multitud de extras, unos 6.000. Un cine más clásico, lejos del empleo de gráficos por ordenador (CGI) tan habitual en el siglo XXI.

Una película novedosa en la carrera de Nolan

‘Dunkerque’ ha supuesto un giro en la carrera de Nolan como director. Hasta 2017, su filmografía no incluía ningún título basado en un hecho histórico. ‘Dunkerque’ es el primero. Ojo, eso no significa que el cineasta haya hecho un largometraje muy diferente a los anteriores. Como maestro en el cine de suspense, ha tirado por el thriller más que por el género bélico para hacer su film sobre la Segunda Guerra Mundial.

Para aumentar la sensación de suspense, ha decidido realizar un montaje más complejo. Por ese motivo, ha decidido contar la historia desde tierra, mar y aire. En la batalla real, la duración de cada uno de esos puntos de vista fue diferente. Nolan ha decidido juntar esas partes de la historia para aumentar esa sensación de suspense. Quiere que el público no sepa si los personajes van a salvarse o no. Que vean que pueden morir de formas muy diferentes.

En otra cosa no ha cambiado Nolan. Enemigo del cine digital, ha grabado ‘Dunkerque’ con una combinación de cinta 15/70mm IMAX y Super Panavision 65 mm. Todo para alcanzar la mejor calidad posible de imagen. Alrededor de un 75% de la película se rodó en este formato con cámaras IMAX.

Además del montaje, otro elemento novedoso en ‘Dunkerque’ es el empleo de la banda sonora. Compuesta por Hans Zimmer, un colaborador habitual de Nolan (seis películas juntos con ésta), es un personaje más en el film. Tiene una gran importancia.

Por ‘Dunkerque’, Nolan ha cobrado 20 millones de dólares. Un salario al que se unirá el 20% de la taquilla bruta. Desde que el director Peter Jackson recibiera la misma cantidad por ‘King Kong’, ningún otro cineasta detrás de las cámaras había cobrado tanto.

El reparto de ‘Dunkerque’

Imagen del actor Kenneth Branagh en la película Dunkerque de Christopher Nolan.

Para terminar, un repaso al reparto. En él se mezclan veteranos intérpretes como el oscarizado Mark Rylance y Kenneth Branagh (foto de arriba) con otros más jóvenes como Fionn Whitehead y Harry Styles. Este último es miembro del grupo musical One Direction. Entre medias están actores de reconocido prestigio como Tom Hardy y Cillian Murphy.

No cuenta con un reparto repleto de rostros conocidos como superproducciones anteriores de Hollywood del género bélico. Nolan ha querido contar con actores muy jóvenes con edades similares a la de los soldados en la batalla.

Un detalle que permitirá controlar el gasto a Warner Bros para evitar que el presupuesto se dispare. Bastante tiene ya con el salario de Nolan, aunque éste sea una garantía de cara a la taquilla.

HACE 2 AÑOS