HOW-TO

Cómo fotografiar tu coche para venderlo antes

La fotografía puede ser una herramienta muy útil para cualquier persona en su día a día, más allá de la concepción artística o del simple recuerdo. Piensa, por ejemplo, en las fotos de carné que sirven para identificarnos. Otro propósito puede ser la venta de un producto. Traspasar un vehículo no es una tarea fácil y el primer paso debe ser ofrecer unas buenas imágenes para atraer la atención del posible comprador. Arranca el motor y sigue estos consejos sobre cómo fotografiar tu coche para venderlo antes.

La importancia del escenario

En toda disciplina fotográfica, el dónde es sumamente importante. No solo debes mostrar correctamente al modelo o al producto, sino que tienes que hacer un esfuerzo por encontrar un lugar que acompañe y magnifique las propiedades del sujeto.

En el caso de la fotografía de un coche, intenta localizar un escenario imponente que actúe como un marco perfecto.

coche-mediatrends (1)

Por eso funcionan muy bien localizaciones como fábricas abandonadas, polígonos industriales vacíos o carreteras perdidas. Son escenarios amplios, donde el coche va a ser el protagonista, pero va a estar acompañado y complementado por el entorno. Te van a dar la oportunidad de tomar varios planos y perspectivas y de jugar con la composición con diagonales, rectas, marcos y puntos de fuga.

No te aconsejo que hagas las fotos en una calle en la que haya más vehículos, porque tu coche quedará escondido entre los otros. Piensa que lo más importante es tu producto y que, ante todo, lo debes resaltar.

Que la luz no sea un problema

Ya lo sabes: la luz es la herramienta fundamental de un fotógrafo. Iluminar profesionalmente un vehículo es una tarea muy difícil, porque necesitamos un equipo grande y muy caro.

Sin embargo, podemos llevar a cabo este trabajo con luz natural y que el resultado sea altamente satisfactorio. Recuerda que el atardecer nos ofrece un ambiente suave, ideal para este tipo de sesiones.

coche-estudio-mediatrends

Huye de la luz dura del medio día que generará altas luces y sombras pronunciadas. No hagas las fotografías en un lugar donde haya este tipo de iluminación, como un bosque, donde la luz entra por los huecos entre las ramas de los árboles.

Es mejor que el coche reciba una iluminación suave y no crear contraluces en los que el producto se vea silueteado.

Un vehículo es un elemento que produce muchos reflejos y brillos, algo que no siempre es deseable en fotografía. Para suavizarlos, te aconsejo que emplees un filtro polarizador.

coche-mediatrends (2)

Una idea puede ser la de acompañar la fotografía del vehículo con el cielo que ocupe una parte importante del encuadre. En este caso puedes llevar a cabo la técnica del ‘bracketing’ u horquillado. Consiste en hacer dos fotografías sin mover la cámara (necesitarás un trípode). Una de ellas expondrá correctamente el coche y la otra expondrá la luz del cielo. Luego unirás ambas imágenes con un programa de postprocesado y obtendrás una foto final en la que todos los elementos (coche y cielo) se verán con detalle.

El encuadre

Otro elemento que debes tener en cuenta para fotografiar tu coche es la distancia focal u objetivo que vas a usar. Principalmente usaremos angulares y grandes angulares, porque son las lentes que nos van a ofrecer un ángulo de visión más amplio y también permitirán que el vehículo salga perfectamente enfocado en su totalidad. Con estas herramientas podrás componer el coche en un entorno sin ningún problema al tomar planos generales. También puedes usar lentes más largas para fotografiar detalles y objetivos estándar para los interiores.

coche-paisaje-rio-mediatrends

Una composición muy utilizada es la de situar el coche a unos 45º de la cámara, con uno de los faros delanteros mirando hacia el objetivo. Esta perspectiva ofrece una buena visión del lateral y del frontal del vehículo. De todas formas tendrás que llevar a cabo otras tomas para hacer un reportaje completo de tu producto. A la hora de fotografiar tu coche, no tengas miedo a contrapicar la cámara y usar un angular, lo que hará que el modelo se magnifique.

No te olvides del interior

No te quedes en la apariencia exterior, porque todo comprador quiere ver cómo es el coche por dentro y comprobar en qué condiciones está. Fotografía el salpicadero, los asientos, el volante, la palanca de cambios y cualquier detalle que quieras destacar. Necesitarás para esta tarea objetivos como el 35mm o el 50mm, incluso un angular.

interior-salpicadero-coche-mediatrends

Te enfrentarás al problema de la iluminación, ya que en el interior del coche posiblemente haya menos luz o situaciones de mucho contraste. Una técnica que te puede funcionar para iluminar todo el interior de una forma homogénea es utilizar luz continua como una linterna o led. Para ello, debes situar la cámara en un trípode y dibujar con luz en aquellas partes que quieres iluminar.

No te preocupes si no te sale a la primera, porque es una técnica que necesita práctica. Observa dónde debes incidir más y las partes en las que no necesitas luz.

Los detalles hacen la diferencia

Fíjate en tu coche y pregúntate qué es lo que marca la diferencia con los demás. A lo mejor es un alerón o pueden ser las llantas; quizás el buen estado de las ruedas o un amplio maletero. Esos detalles son los que tienen que ser resaltados en el reportaje fotográfico acompañando a los planos más generales.

maletero-coche-abierto-mediatrends

Para este tipo de planos puedes utilizar lentes macro que te permitirán acercarte al vehículo y enfocar solamente el detalle.

Si no dispones de estos objetivos, aléjate y usa teleobjetivos. Lo esencial es que muestres en tu encuadre una parte muy pequeña del coche para destacarla.

Atrévete con el movimiento

No hay nada más interesante en la fotografía de coches que un vehículo en movimiento. Nos muestra que esa máquina funciona, que está viva.

Para llevar a cabo esta tarea te recomiendo que uses la técnica del barrido en que la el coche aparecerá bien enfocado, pero todo lo demás, el escenario, se mostrará como movido. No es fácil, requiere práctica, pero los resultados son impresionantes. Debes mover la cámara y disparar al paso del vehículo. Para ello tendrás en cuenta tres tipos de velocidad: la del coche, la de obturación y la del movimiento de la cámara. Saldrá mejor si haces la foto justo en el momento en el que el vehículo está en paralelo a ti.

coche-epoca-desierto-mediatrends

Puedes perfeccionar esta técnica con el efecto túnel. Para ello necesitarás fotografiar tu coche desde un vehículo que vaya delante o detrás. Conseguirás que el vehículo aparezca perfectamente enfocado y quieto mientras que el resto saldrá movido haciendo un efecto de túnel, una especie de punto de fuga.

HACE 2 AÑOS