HOW-TO

El PC no arranca: cómo recuperar tu sistema operativo (sin desesperarte)

A veces pasa. Simplemente, el PC no arranca. Puede que sea por un mal apagado, por una actualización fallida del sistema operativo o simplemente un fallo del propio disco. Parece que todo está bien pero el sistema operativo no carga y empiezas a perder la paciencia. Pero todavía puedes recuperar tu sistema operativo sin desesperarte. Te enseñamos cómo.

Afortunadamente Windows 10 ha añadido algunas alternativas que facilitan esta tarea. A esto hay que sumarle las opciones que te ofrecen los diferentes fabricantes para que tu ordenador vuelva a quedar tal y como estaba cuando lo sacaste de la caja. En algunos casos también te ofrecen herramientas para realizar test de los componentes y así descartar problemas de disco duro, memoria o procesador, entre otros.

No todo está perdido, puedes recuperar tu sistema operativo

Opciones recuperar sistema

Si tu sistema no arranca lo más probable es que aparezca un menú como el de la imagen superior, con las diferentes opciones que tienes para repararlo. Si se pulsa la opción de Solucionar Problemas > Opciones avanzadas, tenemos diferentes posibilidades. Se puede intentar una reparación de inicio, algo que funciona si el problema está en algunos de los archivos necesarios para cargar el sistema operativo en el arranque.

Si no funciona, la siguiente posibilidad, también muy sencilla, es restaurar sistema.

VOLVER A UN PUNTO DE RESTAURACIÓN ANTERIOR

punto de restauración

La forma más sencilla de actuar es intentar volver a un punto de restauración anterior. Si tenemos esta opción activada en nuestro sistema, se van creando puntos de restauración automáticamente cuando se producen cambios en el mismo, por ejemplo, una actualización. De esta forma te permite volver al estado de tu sistema unos cuantos días atrás.

Para comprobar si esta opción está activada, hay que ir al Panel de control > Recuperación, en el caso de Windows 10 o Panel de Control > Sistema > Configuración avanzada del sistema > Pestaña Protección del sistema en otras versiones. Aquí puedes comprobar si tienes activada esta opción y en caso de que no lo esté ponerla en marcha. Basta con seleccionar el disco, en caso de tener más de uno, del que quieres crear puntos de restauración y el espacio que quieres destinar para guardar los datos necesarios para recuperarlo.

RESTABLECER EL EQUIPO

Restablecer equipo

La siguiente opción es restablecer el equipo. Se llega a través de la opción de solucionar problemas. Aquí tendrás dos opciones, restablecer manteniendo tus archivos, que eliminará las aplicaciones que tengas instaladas, pero conserva los datos. La segunda opción es quitarlo todo, tanto datos, como aplicaciones o configuraciones.

Esta segunda opción tarda más, pero nos deja el equipo más limpio. Es la mejor alternativa, siempre que tengas copia de seguridad de los datos de tu ordenador. En caso de no tenerla, lo ideal es que antes de hacer los cambios en el sistema, se desconecte el disco duro del equipo y se extraiga la información conectándolo a otro equipo como disco secundario.

RECUPERACIÓN DE IMAGEN DEL SISTEMA

Si has sido previsor, puede que hayas creado una copia de seguridad de imagen del sistema en un disco externo. Se pone en marcha a través de las opciones de copia de seguridad de Windows, aunque lo cierto es que no se suele utilizar mucho. En caso de tenerla, desde Solucionar Problemas > Opciones Avanzadas, aparece la opción para recuperar la imagen del sistema.

ARRANCAR DESDE UN DISPOSITIVO

Dispositivo recuperación

Más sencillo resulta en el caso de tener un dispositivo USB en el que se ha creado un medio de arranque. Se tendría que conectar la memoria USB con la que queremos cargar la imagen del sistema. No servirá con tener dicha imagen, se tiene que crear de manera que arranque a través del USB y el sistema UEFI (Unified Extensible Firmware) no nos impida arrancar el equipo.

Con el sistema que hemos cargado, se puede reparar el sistema. Pero quizás la opción de utilizar la partición de recuperación del fabricante sea más interesante. Para ello en lugar de arrancar desde un USB externo, debes seleccionar tu propio disco duro.

Tu ordenador cómo y cuándo salió de la caja

recuperar sistema hp

Los diferentes fabricantes suelen reservarse un espacio en el disco duro de los ordenadores para tener una partición de recuperación. Se trata de una parte de tu disco duro que está oculta, y en parte es responsable de que tu disco tenga algo menos de espacio de almacenamiento del que nominalmente tiene.

En caso de que tu equipo no arranque, se pueden usar las opciones antes mencionadas, donde la partición de recuperación, en caso de tenerla, se encuentra dentro de tu propio disco duro. Es un proceso largo, que puede llegar a durar varias horas. Lo bueno es que normalmente es desantendido, es decir, una vez puesto en marcha solo tienes que esperar a que finalice.

El proceso dependerá de cada fabricante. Lo normal es que el ordenador vuelva a estar tal y como salió de la caja la primera vez. Aquí el inconveniente es si durante todo este tiempo se ha actualizado el sistema operativo, pasando por ejemplo de Windows 7 o Windows 8 a Windows 10.

En este caso se puede volver a instalar Windows 10 a través de su herramienta de actualización. Al haber tenido ya instalado Windows 10 con esta licencia, no debería existir ningún problema para llevarla a cabo, más allá del tiempo que tardes en hacerlo.

Por último, si ningún método funciona y quieres hacer una instalación limpia, antes de proceder asegúrate de tener tu licencia de Windows a mano para introducirla cuando lo requiera. Esta opción sería la última a aplicar, ya que no todo el mundo ha tomado la precaución de recuperar y guardar su licencia por si un día tienen un problema.

HACE 2 AÑOS