REVIEWS

La torre oscura, un proyecto caótico y gafado de principio a fin

A lo largo de la historia del cine hay películas que se han ganado el calificativo de gafadas. Unas lo han sido porque su rodaje fue un caos como ‘Apocalypse Now’ y ‘La puerta del cielo’… Otras, como la trilogía de ‘El Hobbit‘, porque costó una barbaridad poner en marcha el proyecto. A este último grupo pertenece ‘La torre oscura’. Y es que los problemas han sido una constante en la larga, larguísima, preparación del proyecto. También lo han sido tras el rodaje. ‘La torre oscura’ ha superado muchísimos momentos difíciles. Por suerte para los productores, su bajo coste (60 millones de dólares) va a permitir que no pierda dinero en taquilla. Al menos no mucho. Una tabla de salvación para el proyecto, porque la adaptación de la gigantesca obra del escritor Stephen King va a continuar.

Ya hay una serie en preproducción para seguir profundizando en la saga de 8 libros de ‘La torre oscura’. La unión entre cine y televisión para desarrollar este macroproyecto ya estaba en su origen hace 10 años. La dificultad para contar la historia así lo hacía necesario.

El argumento de ‘La torre oscura’

Antes de entrar en los problemas que ha sufrido la adaptación cinematográfica conviene hacer un escueto resumen de la saga literaria. ¿De qué trata ‘La torre oscura’? Narra la búsqueda del lugar que da título a la saga de ‘El pistolero’, Roland Deschain. Es el último miembro de una especie de orden de caballería en un mundo que mezcla lo fantástico y el western.

Para llegar a esa torre oscura, tiene que encontrar a su némesis, El hombre de negro. El villano quiere destruir esa torre oscura, que es un portal entre los distintos mundos. Roland intentará impedirlo y contará con la ayuda de distintos personajes. Uno de ellos es un chico humano, Jake Chambers, que tiene visiones. Éste se sabe que sale en el film como puedes ver en el tráiler.

El intento inicial con Abrams y Lindelof

Los libros que componen la saga literaria La torre oscura.

Toca hablar del largo periplo que ha vivido la adaptación cinematográfica de ‘La torre oscura’. Y, para ello, lo mejor es empezar por el principio. En 2007 se supo que el dúo formado por J.J. Abrams y Damon Lindelof estaba interesado en trasladar la saga literaria a la gran pantalla. Paramount les apoyaba y estaba dispuesta a financiar el proyecto, que era ambicioso. Una película por libro. Entonces eran siete.

Sin embargo, los dos estaban muy ocupados tanto con la serie ‘Lost’ como con el film ‘Star Trek’, por lo que al final el proyecto se quedó en nada. Abrams no se veía empleando al menos siete años de su vida en la adaptación de ‘La torre oscura’ después de haber estado casi los mismos haciendo ‘Lost’.

El faraónico proyecto de Ron Howard

Los libros que componen la saga literaria La torre oscura.

Abrams y Lindelof devolvieron los derechos a Stephen King, que no tardó en encontrar a quien estuviera interesado en trasladar la saga de ‘La torre oscura’ al cine.

En 2010 vendió los derechos al productor Brian Grazer, el director Ron Howard y el guionista y también productor Akiva Goldsman.
Si la idea anterior era ambiciosa, ésta puede calificarse directamente de faraónica. Howard y Goldsman tenían previsto hacer tres películas y una serie de dos temporadas entre medias siguiendo este esquema: película-serie-película-serie-película. Todo muy ambicioso, tanto que el presupuesto se disparó. Universal no quería arriesgar 200 millones de dólares sólo en el primer largometraje, así que se desvinculó del proyecto un año después.

Ron Howard se mantenía al frente del mismo y con la confianza del escritor estadounidense, pero tocaba empezar casi de cero para buscar financiación. El guión seguía, por otro lado, en manos de Goldsman.

JAVIER BARDEM SE QUEDÓ SIN SER EL PISTOLERO

El personaje de Roland Deschain, El pistolero, al que da vida Idris Elba en ‘La torre oscura’ pudo ser en su momento para Javier Barden. Ron Howard le eligió para ese rol a pesar de que físicamente no coincidía con la descripción del personaje. King se inspiró en Clint Eastwood para crear al pistolero. Visto así, Elba todavía se parece menos. De hecho, su elección provocó debates en Internet sobre el cambio de razas de los personajes.

Al final, los problemas con el proyecto y el consiguiente paso de los años hicieron que Bardem abandonase el barco. ¿Hubiera interpretado un mejor Roland Deschain que Elba? Nunca se sabrá. Como tampoco sabremos qué podría haber pasado con Russell Crowe y Liam Nesson. Los dos estuvieron más o menos cerca de interpretar al héroe de la saga.

Sony compra los derechos de ‘La torre oscura’

Imagen de La torre oscura.

Con la salida de Universal era necesario buscar un nuevo estudio que financiara ‘La torre oscura’. Pudo ser Warner Bros, pero al final desistió por el mismo motivo que había provocado la salida de Universal: el presupuesto elevado.

Con estos antecedentes, no deja de ser curioso que Sony Pictures, con graves problemas económicos, adquiriera los derechos para el cine en 2015. Quizá por eso no extrañó el que redujera su presupuesto a 60 millones de dólares.

Corría el año 2015 y por fin parecía que ‘La torre oscura’ salía adelante. Un logro después de que llevase dos años en el limbo. El guión seguía siendo de Akiva Goldsman, aunque reescrito de nuevo. Sólo quedaba elegir a los protagonistas y al director. Y comenzar el rodaje. ¿Habían quedado atrás los problemas? No.

Polémica con la elección de Idris Elba

Imagen de La torre oscura.

El director danés Nikolaj Arcel fue el elegido para dirigir ‘La torre oscura’. No creó controversia.

Distinto fue el caso de Idris Elba, que consiguió el papel de Roland Deschain. Un actor negro interpretando a un personaje que en los libros es blanco y se parece a Clint Eastwood. Para ciertos fans y sectores de opinión fue un drama. Para otro muchos, incluido el propio Stephen King, no había ningún problema. El autor de la saga literaria llegó a defender al actor en Twitter, señalando que la raza del personaje no era importante.

Finalmente, para el papel del villano, El hombre de negro, el elegido fue Matthew McConaughey. Se rumoreó que le ofrecieron los dos papeles y prefirió ser el malo de la función. Su presencia en el largometraje fue en general aplaudida. En cuanto al resto del reparto, destaca el joven Tom Taylor como Jake Chambers, un niño de La Tierra que ayuda al pistolero a llegar a la torre oscura.

Problemas con el rodaje y el montaje

Imagen de La torre oscura.

Para ser un blockbuster, aunque de bajo presupuesto (Variety añade 6 millones más por rodajes adicionales a los 60 que dice Box Office Mojo), el rodaje en sí de ‘La torre oscura’ fue bastante plácido. El caos llegó cuando se hicieron los llamados test screening. ¿Qué son? Así se llama a los pases de la película a un público seleccionado para que dé su opinión mucho antes de su estreno. Permiten descubrir problemas que quizá pasaron desapercibidos para el equipo.

El resultado de esos test screening fue desolador. El público no se enteraba del argumento. Se perdía. Por ello, Sony y MRC (estudio que también aporta el dinero) aprobaron unas regrabaciones (algo habitual en un blockbuster) con un doble objetivo: explicar el origen de la relación entre los dos personajes principales y explicar aspectos del mundo en el que vive Roland. Incluso regrabaron el final.

Todo fue más complicado en el montaje. Según Variety, el presidente de Sony Pictures, Tom Rothman, sustituyó al director, Arcel, en la sala de montaje. Al parecer no estaba contento el directivo con el cineasta, al que veía sobrepasado por el proyecto, y sopesó incluso sustituirlo por otro director. No lo hizo por el coste del cambio en dinero e imagen.

El montaje final, de 95 minutos, parece demasiado corto. Las críticas dicen que han dejado nada más que el esqueleto de ciertos aspectos importantes de la saga para que cualquier espectador entienda la película.

Cambios en la fecha de estreno

Imagen de La torre oscura.

Todos estos vaivenes fueron retrasando el estreno de ‘La torre oscura’. De enero o febrero de 2017 se acabó trasladando el film a agosto. No les daba tiempo a tener acabado el largometraje y acelerar el proceso suponía tener que gastar más dinero. 60 millones de euros parecen pocos en un mercado como el de Hollywood, donde los blockbusters suelen pasar de los 100 millones e, incluso, de los 200. Eso demuestra que Sony y MRC no confían mucho en el éxito de este proyecto.

La misma idea la da la pobre campaña de publicidad que ha tenido ‘La torre oscura’. Ha quedado la idea de que es un producto que no saben muy bien cómo vender y ante la perspectiva de sufrir un descalabro en la taquilla han decidido tirar por lo barato. En ese sentido, la jugada parece que les ha salido bien y no van a perder mucho dinero. Y quizá incluso cubran costes.

Su llegada a los cines es el punto y final a una película cuyo desarrollo ha sido largo y difícil. Queda por ver ahora si la serie que van a realizar y que se basa en el cuarto libro de la saga, ‘Mago y cristal’, acaba siguiendo el mismo camino o, por el contrario, tiene un proceso creativo más tranquilo.

HACE 2 AÑOS