RANKINGS

Los 7 superhéroes más frikis de la TV

El cine tiene a Kick Ass y toda su troupe y las series de televisión a un buen puñado de personajes que van por ahí con trajes ajustados y ridículos que emulan a insectos. Los superhéroes más frikis de las series de televisión son torpes (en su mayoría) y ridículos (todos). Por eso se les tiene tanto cariño.

Algunas de las series más divertidas del género superheroico se las debemos a este tipo de personajes. Para algunas, el frikismo reside en su cutrez (que también tiene su encanto); en otras, tiene que ver con la idea, los superpoderes o la pinta que luce el protagonista en cuestión.

‘The Tick’ (2017)

Es superfuerte, antibalas y, aunque no es capaz de volar, lleva un traje azul tan ridículo que cualquier villano se moriría de risa al verlo si no fuese porque en ‘The Tick’ todo (o casi todo) pretende basarse en el humor absurdo. El superhéroe protagonista (Peter Serafinowicz) de esta nueva serie, creada por Ben Edlund, es un tipo de físico portentoso, que se disfraza como una garrapata azul para zurrar a los malos.

Su sidekick es un contable, Arthur (Griffin Newman), sin poder alguno, que un día decide meterse a superhéroe para ayudar a cazar a un villano al que todos daban por muerto.

‘The Tick’, producida por Amazon en colaboración con Sony, cuenta con una primera versión animada en los noventa y otra de acción real a comienzos de siglo. Y, claro, es uno de los superhéroes más frikis de la televisión. ¡Es una garrapata!

‘The Greatest American Hero’ (1981-1983)

Esta serie es de cuando los trajes de los superhéroes aún parecían más pijamas que otra cosa. El protagonista, el gran héroe americano, era un hombre normal y corriente (como casi todos los superhéroes) de nombre Ralph Hinkley (William Katt).

Profesor de alumnos un tanto complicados para más señas, adquiere sus poderes por accidente durante una excursión que no sale como lo habían planeado. Resulta que su autobús se avería y caminando solo por medio del desierto en busca de ayuda se encuentra con un agente del FBI y una nave espacial cuyos ocupantes le ofrecen un traje, que le otorgará superpoderes a quien lo lleve. El problema es que solo funciona con Ralph, que, como no es muy hábil, pierde el libro de instrucciones y tiene que ir descubriendo para qué está superdotado sobre la marcha.

‘El increíble Hulk’ (1978-1982)

A finales de los setenta, el increíble Hulk, ese científico creado por los prolíficos Stan Lee y Jack Kirby, saltaba a la televisión de una forma un tanto peculiar (por decirlo así). Incluso para la época que era. Para empezar, le cambiaron el nombre de pila al protagonista, que en lugar de llamarse Bruce pasó a responder por David Banner. Es lo de menos.

Lo más llamativo -y que ahora resulta lo más cutre de todo- es que las dos versiones del héroe eran interpretadas por dos actores distintos. Cuando llevaba la bata de doctor en ciencias o ropa de calle, Banner era Bill Bixby. Pero cuando la ira se apoderaba de él y se convertía en ese ser verde y mal encarado, que todo el mundo conoce, dejaba de ser Bixby para adoptar la forma de Lou Ferrigno con la cara pintada de verde.

‘El Chapulín Colorado’ (1973-2012)

No hay más que verle la pinta que lleva para colocarle directamente en esta lista de los superhéroes más frikis de la televisión. Esta serie mexicana es un clásico en la infancia de muchos. Creada por Roberto Gómez Bolaños en los setenta, contaba las aventuras y desventuras de un señor vestido de rojo y con antenas. El disfraz sería el de un saltamontes, insecto que en México es llamado chapulín. Ahora todo cuadra.

De él se decía, en la intro de la serie, que era ‘más ágil que una tortuga. Más fuerte que un ratón. Más noble que una lechuga. Su escudo es un corazón. Es… ¡El Chapulín Colorado!‘. El Chapulín no es un héroe precisamente hábil y en lugar de poderes especiales tiene gadgets (como Batman) y algo de astucia para salir de los aprietos en los que se mete. Para convocarle solo había que decir frases como ‘¿Y ahora quién me ayudará?‘ o derivados similares.

‘Cálico Electrónico’ (2004-2015)

Uno de los superhéroes más frikis que ha dado el género es ‘made in Spain’. Aunque no es televisivo, ya que su medio era Internet. Serie en clave cómica, creada por Niko en formato Flash (ahora condenado a desaparecer), su protagonista era un señor con bigote y barrigón. Con un perfil poco común entre los superhéroes –lo de estar en forma no es lo suyo–, defendía de los malos malísimos a la ciudad de Electric City.

El hombre tras la máscara es Cálico Jack, quien se gana la vida como limpiador. Pero en cuanto se ilumina la marca creada para llamarle a la acción se lanza a las azoteas de la ciudad con su particular perfil hitchcockiano para salvar la situación.

Cuenta con dos ayudantes que son tan frikis como él. Por un lado está Muzamán, que mantiene una relación con un pato de goma. Por otro, Ardorín, el sobrino de Cálico, que tiene ciertos problemas con los nombres propios.

‘Shazam!’ (1974-1977)

Está claro que los setenta fueron un auténtico filón para los superhéroes más frikis. Entre ellos, el protagonista de esta serie que, las cosas como son, tenía su encanto. Abría con una de esas cabeceras míticas en las que una voz en off se marcaba un discurso muy al estilo de ‘El Equipo A’. Decía así:

Elegido entre todos por los antiguos inmortales, Salomón, Hércules, Atlas, Zeus, Aquiles y Mercurio, Billy Batson y el señor Mentor viajan por los caminos y rutas de la Tierra en su interminable misión por combatir el mal, fomentar la comprensión y buscar la justicia para todos. Dotado de poderes extraordinarios que le han sido concedidos por los sabios inmortales, concentrados en un una sola palabra: ‘Shazam!‘.

El caso es que cuando pronunciaba esa palabra un chaval delgadito se convertía en el Capitán Marvel, rayo amarillo mediante. Con él ocurría como con Hulk, que el actor sin traje era uno (Michael Gray) y el que llevaba el disfraz, otro (Jackson Bostwick). Luego cambiaron al segundo. Aquí la rareza no reside tanto en que Capitán Marvel sea de los superhéroes más frikis, sino con la serie en sí, que era friki por su bajo presupuesto y su producción. Lo de que el héroe recorriese el país en autocaravana también tenía su gracia.

Tritonman y Chico Percebe (1999-)

Estos dos personajes son de los superhéroes más frikis que cualquier espectador televisivo se va a encontrar. Chico Percebe, pese a su nombre, es un ¿septuagenario? que ejerce como sidekick de Tritonman. Ambos son recurrentes en la vida de Bob Esponja, para quien son sus mayores ídolos, pese a que ya están jubilados y viven en una residencia de la tercera edad marina, llamada Arenas Movedizas.

Entre sus poderes está el de lanzar bombas de agua, poder respirar debajo del agua siendo humanos (que no es poco) y hacer el remolino. En ese extraño mundo que es el de Fondo de Bikini llama la atención lo ridículo de sus trajes. Chico Percebe lleva un gorrito marinero y un pañuelo y Tritonman, una estrella de mar y un sujetador o parte superior de un bikini hecho con conchas. Todo esto con sus antiguos músculos caídos.

HACE 1 AÑO