REVIEWS

Un dron será el perito del seguro que revisará tu casa o tu coche

Los drones se utilizan ya para ayudar a las personas a obtener un vistazo aéreo en ciertas situaciones, como la monitorización de un incendio o el estudio de un volcán. Entre sus usos figura también uno menos conocido: algunas compañías de seguros emplean un dron para estudiar los casos desde las alturas, como un nuevo tipo de perito tecnológico.

Estos vehículos aéreos no tripulados, junto con las aplicaciones y la inteligencia artificial, aceleran el proceso de inspección para estas empresas. Pueden sobrevolar viviendas y carreteras para estudiar casos relacionados con seguros de hogar o pólizas de coches, evitando que los trabajadores de carne y hueso tengan que trepar a un tejado o desplazarse.

Tradicionalmente, este trabajo de análisis in situ se lleva a cabo por un equipo de entre dos y tres personas. De utilizarse un dron, el único profesional necesario cerca del lugar del suceso es un experimentado piloto que maneje la aeronave para tomar imágenes de la zona.

Abolladuras y golpes a vista de pájaro

Aunque pudiera parecer cosa del futuro, esta práctica es ya una realidad: según los datos de una encuesta realizada por la firma LexisNexis Risk Solutions, alrededor de cuatro de cada diez aseguradoras no utiliza empleados para inspeccionar físicamente los daños sufridos por un vehículo.

seguros_2

Por un lado, esta tecnología permite reducir el tiempo necesario para resolver las reclamaciones de las dos semanas habituales a un par de días o tres. Porque si por algo se caracteriza este tipo de procedimientos es por lo eternos que se nos pueden llegar a hacer. Una vez avisamos a la empresa, los peritos necesitan varios días para estudiar el incidente y los daños.

Por otro, puede tener una importante ventaja económica para los propietarios de los vehículos: una parte del precio de un seguro está destinada a estas investigaciones. Automatizarlas y hacerlas más rápidas puede disminuir su coste al ahorrar a las compañías la contratación de más personal o reducir el número de horas que los inspectores y peritos necesitan emplear en el caso.

Un perito volador

Más allá del sector de las pólizas para coches, un dron también es un instrumento la mar de útil en manos de aseguradoras de hogar. Es difícil para los inspectores apreciar bien los daños sufridos por una casa tras el paso de un huracán, un tornado o aquellos debidos a un terremoto, si solo pueden observarla desde tierra.

Sin embargo, una aeronave puede servirles de sentido de la vista aéreo: les proporciona imágenes desde las alturas y diferentes perspectivas de zonas arrasadas por estos y otros fenómenos naturales. Además de ser difícil, por no decir imposible, ver el tejado desde el suelo, el área en concreto puede quedar inaccesible para vehículos y personas, lo que imposibilita la investigación.

seguros_1

La empresa estadounidense Liberty Mutual es un ejemplo de compañía que ya está aprovechando las ventajas de utilizar un dron en este ámbito. Sus responsables señalan que no solo ganan tiempo, sino que también ahorran a los peritos malos tragos, escaladas y peligrosas caídas al intentar alcanzar ciertas partes de un edificio en mal estado.

La mano que maneja el dron

El piloto de vehículos aéreos no tripulados Bill Breedlove trabaja para otra de estas innovadoras aseguradoras, el grupo Farmers Insurance. El dron que maneja lleva incorporada en su parte inferior una cámara de alta definición para capturar imágenes de calidad desde distintos ángulos.

Para estudiar un techo dañado, el aparato toma fotografías tanto desde las esquinas como desde los lados exteriores del edificio. Gracias a su posición GPS y el ángulo de la cámara, el dispositivo es capaz de estimar las dimensiones del tejado.

seguros_3

‘En la siguiente fase, escanea el tejado para recabar sus características generales. Y en la última etapa se eleva 15 pies [unos cuatro metros y medio] para hacer una foto detallada, describe Breedlove, que tiene décadas de experiencia pilotando drones.

Una herramienta comercial

Mientras que las aseguradoras aprovechan su rapidez y eficiencia, otras empresas se benefician del nuevo papel de los drones desarrollando herramientas para que más compañías los utilicen. La firma tecnológica Loveland Innovations ha sido la primera en patentar una solución de software para realizar inspecciones con vehículos aéreos destinadas a empresas de seguros.

Sus responsables describen el producto, bautizado IMGING, como una aplicación que pilota de forma autónoma un dron para capturar imágenes en alta resolución. El programa proporciona las fotografías a las aseguradoras para que las tengan en cuenta en las reclamaciones y evaluaciones de riesgo.

seguros 5

De momento, el paquete está preparado únicamente para vehículos aéreos de la popular marca DJI, con la que se han aliado para llevar a cabo el proyecto.

Humanos cada vez menos necesarios

Además de los drones, las aseguradoras emplean ya otras tecnologías para acelerar y automatizar los procedimientos. Por ejemplo, los clientes de Lemonade pueden presentar las reclamaciones a través de una app, conversando con un asistente virtual y enviando las imágenes y vídeos relevantes para explicar las pérdidas y daños.

seguros-dron-perito-mediatrends-4

Los algoritmos desarrollados por esta empresa neoyorkina realizan diferentes comprobaciones para asegurarse de que no se trata de un fraude. Aproximadamente un cuarto de las reclamaciones que recibe se resuelve y paga automáticamente a través de la aplicación.

Y todo parece indicar que solo es el principio de la lenta desaparición de las personas del proceso. Desde los avisos de los clientes hasta la estimación del coste basada en fotografías, podrían ser tareas de máquinas y aplicaciones. Quizás todos los peritos del futuro tengan alas para acudir volando a inspeccionar tu casa o tu vehículo.

HACE 4 SEMANAS

 

¿Tienes algo que añadir a esta historia? Compártelo en los comentarios.

Deja un comentario