HOW-TO

Los 5 secretos de la fotografía gastronómica: cómo hacer fotos de comida

Acudir a un restaurante a comer ha dejado de ser una simple necesidad de alimentarse o de disfrutar de una experiencia gastronómica novedosa. Desde un tiempo a esta parte se ha convertido en un acto que debe ser expuesto en las redes sociales. Todos llevamos encima un móvil que nos permite captar lo que vamos a comer y subirlo al instante para que el resto del planeta pueda verlo. Pero como todo lo relacionado con la cámara de fotos, la fotografía gastronómica con smartphone también tiene sus secretos. Descubre cuáles son los 5 trucos imprescindibles.

1. La luz marca la diferencia

Lo has comprobado a lo largo de todos los artículos en los que hemos hablado de fotografía: la luz es lo más importante. Sin ella no hay foto. Por eso debes tenerla muy presente cuando vayas a hacer la foto en un bar, restaurante o en tu propia casa. Analízala. Observa de dónde procede, su calidad, si puedes controlarla, modificarla o si necesitarás una iluminación de refuerzo.

fotografia-comida-luz-mediatrends

El mejor consejo es que la luz siempre ilumine al plato por la parte trasera. Así se resaltarán las texturas y los volúmenes y evitarás aplanar el primer plano. Si es posible, siéntate en una mesa cercana a una ventana donde entre luz natural. Sin embargo, si te toca un lugar apartado o es de noche, tendrás que conformarte con la iluminación artificial.

En el caso de disfrutar de una luz natural que entre por una ventana, vas a poder usar un reflector para reflejarla y levantar las sombras del lado que esté menos iluminado. En un restaurante tienes la opción de usar una servilleta blanca. Pero si quieres mejores resultados, utiliza un pequeño espejo o una lámina de cartón pluma, que no pesa nada, se puede transportar fácilmente y funciona a la perfección.

chica-fotografia-pastel-con-movil-mediatrends

Para iluminar artificialmente un plato en un restaurante te aconsejo que no utilices la luz del local, ya que no está pensada para estos menesteres. Normalmente viene del techo, una dirección cenital que no favorece para nada la fotografía gastronómica. Prueba a usar un flash, pero no el de tu móvil, sino el del acompañante. Así podrás situarlo por detrás del plato y crear un sistema de iluminación artificial que favorezca la toma de la foto. Acuérdate de levantar las sombras de la parte delantera con un reflector.

2. Elige la mejor cara del plato

No te conformes con la posición de tu plato cuando te lo trae el camarero. Dedica unos segundos a observarlo y a decidir cuál es el lado más fotogénico. Piensa en qué merece la pena destacar, qué es lo importante, el punto fuerte, su ingrediente más característico. Puedes decidir fotografiar una textura determinada o la totalidad del plato. Lo interesante es que seas tú quien decida qué parte vas a captar con tu smartphone. Una vez que has elegido, es hora de pensar dónde vas a situar el móvil.

3. Decide el plano y la perspectiva

No es lo mismo tomar una fotografía de toda la mesa que hacerla desde más cerca, casi tocando el plato. Mi consejo es que después de haber decidido la mejor cara, te acerques lo máximo posible. Evidentemente las cámaras de los mmóviles no te van a permitir una fotografía macro, así que tendrás que probar hasta qué distancia eres capaz de enfocar tu teléfono.

chica-fotografia-pastel-mediatrends

A lo mejor te decides por hacer una foto desde arriba, lo que se conoce como un plano cenital. Si es así, ten cuidado de no crear sombras si la luz viene del techo. La perspectiva que más juego da en la fotografía gastronómica con smartphone es la que se toma desde el ras de la mesa. De esta manera potenciarás el volumen del plato y podrás destacar texturas y formas.

4. Enfoca siempre

Di no a las fotografías desenfocadas. Da igual que las hagas con el móvil, siempre tiene que haber algo enfocado. Normalmente nuestros smartphones activan el enfoque con una simple pulsación en la zona de la pantalla donde queremos que se vea nítido. Es importante que mantengas el dispositivo quieto para que no haya ninguna trepidación que haga que la imagen resultante no esté del todo enfocada. Para conseguir una buena estabilidad puedes utilizar un pequeño trípode que vas a poder llevar a todos los restaurantes.

fotografia-cafe-movil-mediatrends

5. Mejora tus fotos con la edición

Una vez que has decidido qué parte del plato fotografiar, dónde colocar la cámara y qué enfocar, los siguientes pasos son disparar y editar. La postproducción de una imagen es un proceso que te va a permitir mejorarla y acabarla a tu gusto. Para esto, ten presente siempre que menos es más y que es mejor no sobrecargar tu foto con filtros y ajustes innecesarios. Antes de nada, piensa si la fotografía necesita un recorte, pasarla a blanco y negro, ajustar el contraste o el brillo, elevar o bajar la exposición en una zona determinada o modificar su aspecto con un filtro.

chicos-fotos-comida-redes-sociales-mediarends (1)

Para una correcta edición te aconsejo que utilices una app que permita ajustes en zonas concretas, porque así mejorarás solo la parte que lo necesita y no toda la imagen. Snapseed es una de estas herramientas. Se trata de un programa de postprocesado de fotografías para móviles que, incluso, te permite la edición de formatos RAW.

Y ahora solo te falta añadir esa magnífica foto gastronómica al perfil de tu red social para ganar likes. Eso sí: recuerda siempre este artículo donde te hablábamos sobre los 5 errores a la hora de subir imágenes a las redes sociales y cómo evitarlos.

HACE 2 SEMANAS

 

¿Tienes algo que añadir a esta historia? Compártelo en los comentarios.

Deja un comentario